Vandal
  1. Videojuegos
  2. Noticias
  3. Verano de Dragon Ball: Dragon Ball Z Gekitō Tenkaichi Budokai

Verano de Dragon Ball: Dragon Ball Z Gekitō Tenkaichi Budokai

Seguimos repasando los juegos basados en la obra de Akira Toriyama.
·
Verano de Dragon Ball

Dragon Ball FighterZ fue uno de los grandes anuncios del pasado E3, y tras su calurosa acogida en Vandal queremos celebrarlo con el Verano de Dragon Ball, un repasado de los juegos más importantes basado en el manga de Akira Toriyama, que realizaremos del 1 de julio al 31 de agosto.

Hoy os hablamos de un nuevo juego, y estos son los títulos de los que os hemos hablado hasta el momento:

Dragon Ball Z: Gekitō Tenkaichi Budokai (1992)

Hoy nos toca hablar de otra de esas tantas rarezas que nos han dejado Goku y compañía en el mundo de los videojuegos y probablemente de uno de los mayores precursores de los actuales DLC que ha tenido la industria, ya que se trata de un título que no podíamos jugar de ninguna manera si no teníamos los elementos necesarios para ello.

Como muchos ya estaréis intuyendo, se trata de Dragon Ball Z: Gekitō Tenkaichi Budokai, un juego de lucha para Famicom que se convirtió en uno de los pocos lanzamientos compatibles con el accesorio Datach Joint Rom System, gracias al cual podíamos leer los códigos de diversas cartas coleccionables (vendidas por separado, por supuesto) para así desbloquear nuevos contenidos en los títulos que fuesen compatibles con este sistema.

Para que os hagáis una idea de lo importante que era este accesorio en Gekitō Tenkaichi Budokai, este carecía de un menú de selección de personajes, por lo que la única forma posible que teníamos de escoger a nuestros guerreros Z favoritos para jugar con ellos era teniendo su carta y pasarla por el lector.

En total había casi una treintena de personajes (contando transformaciones) que abarcaban los arcos argumentales desde la llegada de los saiyans a la Tierra hasta Cell, una cifra realmente alta tanto para la época como para la consola. Eso sí, no bastaba con tener todas las cartas de cada personaje, ya que existían varias versiones de cada uno de ellos, lo que se traducía en diferentes atributos de combate según el naipe que escaneáramos.

Esto, tal y como podréis intuir, provocaba grandes desequilibrios entre combatientes, haciendo que unos fuesen extremadamente poderosos y otros siempre estuviesen en una clara desventaja, algo que acababa arruinando la diversión de muchos enfrentamientos.

Jugablemente, tal y como podréis suponer, se trataba de un juego extremadamente básico y sin ningún tipo de profundidad con un único modo donde organizar nuestros propios torneos. De hecho, todos los personajes se controlaban prácticamente igual y apenas tenían técnicas y movimientos con los que defenderse, más allá de un botón para patada y otro para puñetazos que si pulsábamos a la vez nos permitían ejecutar un especial.

A nivel de controles recordaba más a un juego de plataformas y acción 2D centrado en los duelos uno contra uno, ya que no existían combos ni nada remotamente similar (algo normal, tanto por las limitaciones del mando como por el hecho de que el género estaba dando sus primeros pasos por aquel entonces). Eso sí, al menos nos ofrecía una buena movilidad por el escenario e incluso pequeñas maniobras de vuelo.

Lo que sí que se cuidó bastante fue su apartado gráfico, con unos personajes grandes y muy bien definidos que se podían reconocer en un solo vistazo, por no hablar de la calidad de sus animaciones y efectos. Los escenarios también estaban elaborados con mucho gusto y para ser solo siete resultaban sorprendentemente variados. Quizá lo que más falló en este sentido fuese su pobre detección de impactos y colisiones, algo que acababa por entorpecer las batallas más de la cuenta y las hacía demasiado caóticas por culpa de los extraños hitboxes de los luchadores.

En definitiva, si por algo será recordado Dragon Ball Z: Gekitō Tenkaichi Budokai será por la enorme curiosidad que supuso y, aunque ahora la idea tras su diseño pueda parecernos más o menos normal tras la avalancha de juguetes y cartas interactivas que ha experimentado la industria recientemente con cosas como los amiibo, Skylanders o Disney Infinity, lo cierto es que para su época fue realmente revolucionaria a pesar de su fracaso a nivel comercial.

Imagen 1

Maestro Kenobi · 02/08/2017 21:08
Me parece algo triste que saliendo algo después del Gekishin Frieza los sprites tengan peor aspecto y animaciones:

[video:https://www.youtube.com/watch?v=bBEKc89yFTI]

YaN · 02/08/2017 19:19
Never heard of it :/

Alaru · 02/08/2017 17:21
Como os dejeis el dragon ball Kai me voy de esta pagina XD

Aoshi__Nihon · 02/08/2017 17:13
A Mr Potato quiero ir la semana que viene, que llevo casi tres meses aquí y aún no he ido. A ver si veo este juego.

Jakku_Suparo · 02/08/2017 17:03
Leches!! jajaja, estuve en japón de vacaciones por Marzo, y tuve este juego en mis manos xD

Lo vi en una tienda de estas de venta de videojuegos antiguos, el Mr. Potato si no recuerdo mal, y no me lo compre por que ya iba al limite de compras, pero ganas me dieron, llamaba mucho la atención.

Flecha subir