Criterion Games pierde a casi todos sus trabajadores

Criterion Games pierde a casi todos sus trabajadores

Se convierte en un pequeño estudio dentro de Electronic Arts.
Daniel Escandell · 9:05 15/9/2013 · PC X360 PS3 

Criterion Games, los creadores de juegos como la saga Burnout, y parte de Electronic Arts desde 2004, ha visto reducida su plantilla hasta los 17 trabajadores. El grueso de sus empleados han pasado a ser parte de Ghost Games, estudio de la propia EA.

Alex Ward, director creativo de Criterion, ha desvelado que "ahora somos un equipo pequeño" y ha dado la cifra de empleados sacados del estudio para integrarlos en el nuevo: de 60 a 65 trabajadores.

El estudio Ghost Games está trabajando en Need for Speed: Rivals, aunque según Ward el destino de Criterion Games será diferente: trabajarán en otro tipo de juegos, abandonando el género que les ha hecho famosos, algo que ya adelantaron hace meses.

"Seguimos existiendo. Hemos escogido no seguir haciendo juegos de Need for Speed", indica Ward. "No me preocuparía para nada. Need for Speed está en manos seguras. Se trata de hacer grandes juegos, todo está bien".

"Seguimos siendo Criterion y eso es todo lo que importa. Nos respalda una gran y exitosa compañía, Electronic Arts. De hecho, estamos en buena forma".

Noticias destacadas

Noticia
8:30 27/2/2015
Destaca sus virtudes frente a otras tiendas digitales.
Noticia
17:51 26/2/2015
Unos aficionados ya lo han resuelto.
Noticia
8:23 27/2/2015
Llegará a EE.UU. de forma limitada a las tiendas Walmart.
Noticia
9:58 27/2/2015
La saga da el salto al modelo 'free to play'.
Noticia
10:51 27/2/2015
El juego debuta hoy.
Noticia
10:43 27/2/2015
El próximo mes se lanza la demo.

Últimas noticias

Noticia
10:41 27/2/2015
Estaba previsto para el 13 de marzo.
Noticia
19:21 26/2/2015
Soluciona el bug de la munición pesada.
Noticia
11:45 26/2/2015
La libertad produce variables que el estudio necesita medir.
Noticia
10:13 27/2/2015
No se incluyó por la variedad de configuraciones de PC.
Noticia
9:04 27/2/2015
Viaja a una Inglaterra retrofuturista alimentada por las drogas.