Explicadas las mejoras de SmartGlass en Xbox One

Explicadas las mejoras de SmartGlass en Xbox One

Hasta 16 dispositivos al triple de velocidad en su conexión que con Xbox 360.
Daniel Escandell · 12:24 7/9/2013 · XBOne 

Ron Pessner, director general de Xbox Live, ha explicado las mejoras que tendrá el sistema SmarGlass en Xbox One. Se trata de la aplicación que permite conectar a la consola tabletas o teléfonos inteligentes como segunda pantalla y que es compatible con iOS de Apple, Android de Google y, claro, Windows 8 de la propia Microsoft.

En Xbox One se podrán conectar hasta 16 dispositivos simultáneamente y lo harán a más del triple de velocidad que se había conseguido en Xbox 360.

Esto se debe, según explica Pessner, a que ahora los dispositivos se conectan directamente con la consola sin tener que pasar por un servidor de internet como sucedía en Xbox 360.

Para poder aprovechar estas funciones, los usuarios tendrán que descargar la nueva versión de la aplicación, que se lanzará de manera gratuita, cuando la consola esté en las tiendas.

Funciones nuevas e incluso un futuro mando para la consola

Además, Pessner adelanta que algunos juegos tendrán contenidos exclusivos para SmartGlass, como misiones o funciones específicas (como ya se anunció en referencia a juegos como Dead Rising 3, por ejemplo). Asimismo, podrá usarse un sistema de ayuda para el jugador. "Durante la partida, SmartGlass sigue tu progreso y sabe exactamente en qué punto estás y dónde estás teniendo problemas, así que cuando pulsas el botón de ayuda te dará consejos".

Del mismo modo, Pessner adelanta que en el futuro SmartGlass podrá usarse como mando separado para Xbox One. "Estamos viendo cómo algunos desarrolladores han aportado vías creativas para usar SmartGlass para nuevos modos de jugabilidad", explica el ejecutivo.

"En comparación con Xbox 360, hemos mejorado mucho el rendimiento y reducido la latencia entre la consola y el dispositivo. Gracias a esto estamos viendo situaciones en las que SmartGlass puede usarse como método de control para Xbox One", señala Pessner, para quien lo aprendido por la compañía con Windows 8 ha sido muy importante.

"Hemos cogido todo el trabajo que hemos hecho sobre cómo funciona el control táctil en Windows 8 y lo hemos extendido a SmartGlass. Esto resulta en una experiencia mucho mejor al usarlo como un mando", concluye.