THQ adeuda unos 200 millones de dólares

THQ adeuda unos 200 millones de dólares

A compañías y personas, según desvela el proceso de liquidación.
Daniel Escandell · 8:57 27/4/2013 · PC X360 PS3 3DS iPhone PSVITA WiiU Android 

THQ tendría una deuda de 200 millones de dólares en royalties, es decir, en los porcentajes de ventas de juegos que debería a estudios y otras compañías, según se ha desvelado en el documento del proceso de liquidación de la compañía.

Algunas de las compañías a las que THQ debe dinero son Double Fine (595.000 dólares), Codemasters (1 millón de dólares), Microsoft (214.000 dólares más 888.652 en tasas financieras). En estos casos es por los porcentajes de ventas de juegos o por acuerdos de distribución y cesión de marcas.

También aparecen antiguos directivos, como Brian Farrell, Jason Kay o Jason Rubien. Farrell indica que se le deben 6,4 millones de dólares por "despido improcedente". En el caso de Kay y Rubin, la cifra es de 2,1 millones para cada uno.

El total de las deudas de la compañía reclamadas en el proceso de liquidación es de aproximadamente 200 millones de dólares.

Otras noticias sobre:

Noticias destacadas

Noticia
12:44 31/5/2015
Apostará por potenciar la acción.
Noticia
13:25 31/5/2015
La nueva entrega de la saga, que llegará en dos ediciones.
Noticia
13:03 31/5/2015
Square Enix nos muestra esta adaptación para la portátil.
Noticia
12:02 31/5/2015
Tendrá características específicas.
Noticia
12:39 31/5/2015
Se suma a la compilación de la saga para Xbox One.
Noticia
13:45 31/5/2015
Con una nueva entrega para la portátil Nintendo 3DS.

Últimas noticias

Noticia
12:11 31/5/2015
Se filtra a través de la tienda de Square Enix.
Noticia
13:30 31/5/2015
Se anuncia la próxima entrega deportiva de esta saga olímpica.
Noticia
12:54 31/5/2015
Un título de acción cooperativa para Wii U.
Noticia
16:33 31/5/2015
Retoman el original de PSP y lo llevan a 3DS.
Noticia
11:50 30/5/2015
'No hemos visto ni de lejos lo que se puede llegar a hacer', dice Strauss Zelnick
Noticia
17:22 30/5/2015
El juego fue cancelado por Konami.