Las relaciones homosexuales en Star Wars: The Old Republic se realizan en un planeta de pago

Las relaciones homosexuales en Star Wars: The Old Republic se realizan en un planeta de pago

Por el momento no están extendidas a otros lugares.
Ramón Varela · 12:12 15/1/2013 · PC 

Las relaciones sentimentales homosexuales llegarán al MMO de BioWare Star Wars: The Old Republic con la primera gran expansión Rise of the Hutt Cartel. Como os contamos, la introducción de estas relaciones será progresiva, e inicialmente necesitarán un pago.

Con la actualización, las relaciones entre personajes del mismo sexo estarán permitidas en un planeta concreto, Makeb, y con unos requisitos de nivel. Esta tierra alienígena donde las fuerzas de la República y el Imperio luchan por su control contará con personajes no controlables que permitirán flirteos no disponibles en otros planetas. Para acceder a Makeb, sin embargo, hay que pagar por la expansión.

El juego no introduce estos diálogos en los personajes existentes y será complicado que lo haga, pues cuentan con doblaje y habría que destinar recursos a este nuevo trabajo de voces, según PC GamesN.

Juegos Relacionados:

PC
Género: Multi Online / Rol · Lanzamiento: 20/12/2011

Noticias destacadas

Noticia
19:10 3/8/2015
Antes iba a salir dos semanas después.
Noticia
17:34 3/8/2015
Podrá probarse en la feria gamescom.
Noticia
20:03 3/8/2015
La vertiente online de The Phantom Pain no llega al 1 de septiembre.
Noticia
16:16 3/8/2015
Podremos jugar a todos ellos en Xbox One.
Noticia
18:52 3/8/2015
El parche 1.05 soluciona otros errores del juego.
Noticia
10:42 3/8/2015
Nikkei publica nueva información sobre el desencuentro entre Konami y Kojima.

Últimas noticias

Noticia
13:14 3/8/2015
Incluye un libro de arte de la saga.
Noticia
15:48 3/8/2015
Se muestra la portada final, en la que aparece Neymar junto a Álvaro Morata.
Noticia
19:58 3/8/2015
Se desvelará esta semana en la gamescom.
Noticia
18:30 3/8/2015
Desvelan que muchos usuarios les han pedido la conversión.
Noticia
12:15 3/8/2015
Los juegos digitales costarían lo mismo en los 28 países.