Vandal

Lo que pudo ser

Cada semana te contamos cómo eran juegos cancelados que nunca vieron la luz, o juegos conocidos que podrían haber sido de otra manera.

SNES CD

·
Con la llegada de la SNES Mini, recordamos el periférico cancelado que dio vida a PlayStation.

Un fotomontaje imaginando cómo podría haber sido el SNES CD, basándose en el diseño de un arte conceptual, basado a su vez en otro ‘add-on’, el Satellaview.

El pasado viernes llegó a nuestras casas la SNES Mini, la versión en miniatura con juegos digitales de la mítica Super Nintendo. La consola de la compañía japonesa es una máquina histórica, con un catálogo inolvidable, y como todas las consolas tiene una historia más o menos conocida. Hoy no queremos centrar en un periférico cancelado, que supuso la génesis de PlayStation y cambió la historia de esta industria por completo. Hablamos del SNES CD, cuyos nombres oficiales fueron Super NES CD-ROM System y Super Famicom CD-ROM Adapter en su versión japonesa.

Allá por los años 80, ambas compañías colaboraron para la creación de Super Nintendo, y el principal resultado de ello es el conocido chip de sonido de la propia Super Nintendo, que había fabricado Sony. Así, no resulta extraño que Nintendo recurriese a esta compañía para trabajar en su siguiente periférico, el mencionado SNES CD, ya que Sony tenía más experiencia en este terreno.

El periférico se conectaría el puerto de expansión de Super Nintendo.

Originalmente, Sony no estaba demasiado interesada en los videojuegos, pero Ken Kutaragi –entonces ingeniero de la compañía– había visto a su hija jugar a la Famicom (la NES japonesa), y veía mucho potencial en el negocio. Así, animó a los ejecutivos de la compañía a desarrollar el mencionado chip de sonido, y cuando Sony vio el éxito de la consola, no tuvo ninguna duda a la hora de sumarse a este nuevo proyecto.

El acuerdo se firmó en 1988, y fueron varios años de investigación y desarrollo para darle forma al proyecto. El acuerdo iba a dar dos frutos: el SNES CD, un add-on que añadiría lector de CD-ROM a Super Nintendo; y una consola de Sony que reproduciría juegos de SNES y llevaría este lector de CD integrado. La idea era darle una segunda vida a la consola, tanto para usuarios que ya la tuviesen como para los que no, ofreciendo lo que en aquella época era lo más: full motion video, música de mayor calidad, gráficos más detallados, etcétera.

Esto es algo interesante, por que a nivel de potencia, el add-on y la consola independiente de Sony no iban a ser mucho más potente que la Super Nintendo original. Esto quiere decir que las mejoras audiovisuales serían las propias del formato, y no contaríamos con mucha más potencia adicional. A modo de referencia, sería menos potente que el Sega CD, por lo que de haberse convertido en una realidad, la compañía rival le habría tomado la delantera.

Sony desarrolló su propio modelo que integraba ranura para cartuchos de SNES y lector de CD.

Durante tres años se probaron diferentes diseños, tanto externos para la SNES como integrados para la consola de Sony, y en 1991, en el Consumer Electronics Show, la compañía japonesa presentó su Play Station (así, con espacio). Se trataba de una máquina con ranura para los cartuchos de Super Nintendo y un lector de CD, que podía reproducir juegos diseñados para ese formato, además de vídeo, música y otros archivos multimedia.

Uno de los prototipos de la consola apareció recientemente para sorpresa de todos.

¿Dónde estaba el SNES CD? Bueno, pues resulta que Nintendo había cambiado de opinión en el último momento. El acuerdo que habían firmado le daba a Sony control total sobre el nuevo formato, Super Disc, y nos desarrolladores tendrían que pagarle a esta compañía si querían desarrollar usando el CD. Nintendo vio cómo una gran cantidad de los ingresos que generan las licencias para los desarrolladores iban a pasar al campo de Sony, y rompieron el contrato con la Play Station ya anunciada.

Según parece, Nintendo estaba ya un poco quemada con Sony. El chip de sonido desarrollado por Kutaragi para SNES sólo podía aprovecharse con los kits de desarrollo de Sony (que no eran precisamente baratos) y, por si fuera poco, Sony se había quedado con todos los derechos del chip; aunque estaban en su pleno derecho, faltaría más. Parece ser que Hiroshi Yamauchi, presidente de Nintendo en aquel entonces, no se había enterado de la cláusula por la que Sony se quedaría con los derechos del Super Disc, y cuando lo hizo tan sólo tardó unas horas en cambiar los planes.

Al día siguiente, en el propio CES, Nintendo iba a presentar su SNES CD, pero para sorpresa de todos, Sony incluida, presentó su nueva alianza con Phillips para crear el periférico. Las cosas con Phillips no fueron tal y como previeron, y el SNES CD nunca se llegó a materializar. Eso no quiere decir que la relación entre ambas no fuese fructífera: ambas colaboraron en el lanzamiento del Phillips CD-i, razón por la que esta plataforma tiene algunos de los juegos más olvidables licenciados por Nintendo, como los tres The Legend of Zelda.

El cambio de compañía dejó a Sony con una consola a medias que no podían comercializar por su parte, y buscaron otros apoyos. ¿Dónde? En Sega, con una consola conjunta que tampoco llegó a hacerse realidad. Nintendo, por su parte, siguió trabajando en un nuevo add-on para Super Nintendo, presentado internamente en febrero de 1993, que añadiría CD y además aumentaría la potencia de la consola de 16 a 32 bits, aunque sobre esa historia no tenemos todavía tantos detalles...

ANTERIORES
Lo que pudo ser
15:06 17/9/2017
El juego que revolucionó la saga tuvo un largo camino lleno de cambios.
Lo que pudo ser
18:03 24/9/2017
Eyedentify, Metroid Dread y otros, ¿perdidos para siempre?
SIGUIENTE
Lo que pudo ser
18:06 8/10/2017
Aunque el concepto siempre ha sido similar, repasamos cómo ha cambiado este título único en sus 7 años de desarrollo.

KogoroMouri · 02/10/2017 18:49
[respuesta:3][img]http://idolosol.com/images/captain-obvious-1.jpg[/img][/respuesta]

The-Villager · 02/10/2017 16:03
Es muy difícil hablar de lo que pudo ser en este asunto. En muchas ocasiones se dice que romper el acuerdo con Sony es el mayor error de la historia de Nintendo. Yo creo que no. Creo que romper el acuerdo con Sony fue un gran acierto. El error, desde mi punto de vista, fue firmar el acuerdo sin leerlo. Las cláusulas del mismo eran draconianas, muy favorables a Sony y muy perjudiciales para Nintendo. Sony no buscaba una alianza. Sony lo que buscaba era devorar a Nintendo desde dentro, y Yamauchi se dio cuenta a tiempo. A partir de ahí se produjeron muchos errores por parte de Nintendo, pero creo que las consecuencias de esos errores fueron menores a las consecuencias que hubiera tenido el acuerdo.

teyume · 02/10/2017 15:34
Viví ese momento y cada vez k lo recuerdan...se pierde o cambian información por el camino.

EmeraldGolvellius · 02/10/2017 15:15
Axelay CD.Valken CD ufffff pudo ser pudo ser,en un universo paralelos fue.

cervantes_pkt · 02/10/2017 10:56
[respuesta:14]Yo creo que es más bien al revés, ya que durante años Nintendo ha ido muy por detrás de Sony[/respuesta]

Flecha subir