Vandal

Lo que pudo ser

Cada semana te contamos cómo eran juegos cancelados que nunca vieron la luz, o juegos conocidos que podrían haber sido de otra manera.

Disney’s E-Ticket

·
Nos vamos hasta Disneyworld en Orlando para recuperar este título cancelado.

Durante los últimos años, ha nacido una especie de nuevo género, que quizás no termina de cuajar demasiado, pero que sin duda tiene su potencial. Hablamos de esos juegos pensados para jugar entre padres e hijos, que permiten los unos y los otros pasen tiempo juntos frente a la consola. Hay todavía mucho que explorar en este campo, aunque hay algunos ejemplos que ya comienzan a despuntar, como Disney Infinity, Skylanders o Zoo Tycoon. Hoy recuperamos uno de esos proyectos, aunque a diferencia de los que mencionamos, nunca llegó a buen puerto.

Hablamos de Disney’s E-Ticket, un proyecto en el que Heavy Iron Studios –que ha trabajado adaptando a consolas multitud de películas de Disney, y ha realizado las versiones de Wii y Wii U del mencionado Disney Infinity–. El proyecto comenzó cuando en 2010, Disney al estudio afincado en Los Ángeles que intentasen crear una adaptación virtual del parque de atracciones Disneyworld de Orlando que aprovechase la interacción que ofrecía Kinect en Xbox 360.

Como decimos, el proyecto inició su desarrollo en 2010, y la idea era "crear un Disneyland virtual que los niños pudiesen explorar desde la comodidad de sus casas". Aparentemente, Disney había encargado prototipos a diferentes estudios, con los que esperaba ver diferentes ideas y conceptos sobre esta idea, y el "ganador" se habría llevado un contrato para lanzar el juego final. El resto de prototipos, obviamente, habrían estado pagados; no era ningún tipo de concurso en el que se participara de manera gratuita.

El estudio intentó que las zonas a recorrer se sintiesen vivas.

Disney’s E-Ticket nos llevaba hasta la parte del parque conocida como "Adventureland". Los jugadores podrían crear su avatar virtual e introducirse en Disneyworld sin necesidad de tocar el mando, mientras recorríamos sus entornos e interactuábamos con personajes de Disney. En este prototipo también se introdujo uno de los minijuegos de los múltiples que habría en la hipotética versión final. Éste estaba basado en la atracción Jungle Cruise del parque real, aunque se llamaba Safari Cruise, y el jugador acompañaba al pato Donald a través de un viaje en barco a través de la jungla, girando el timón con gestos ante Kinect. También era importante la rejugabilidad, y para fomentarla éste ofrecería bastante libertad al a hora de movernos por el recorrido, incluyendo caminos secretos y atajos.

Una de las particularidades de Disney’s E-Ticket es que lucía muy bien para un juego de estas características. Usaba el Unreal Engine 3, y apostaba por ofrecer gran cantidad de elementos en pantalla, con mucho detalle, y con una iluminación y texturas muy cuidadas. Por suerte, han sobrevivido multitud de imágenes tanto de su jugabilidad como de los diseños para su creación, que recogemos en esta misma página.

Este mapa muestra la ‘complejidad’ del minijuego.

Como decimos, Disney habría estado probando diferentes ideas con diferentes estudios, y el vencedor habría sido Kinect Disneyland Adventures, desarrollado por Frontier Developments, creadores de juegos como LostWinds y Kinectimals. Algunos desarrolladores de Heavy Iron Studios creen que la calidad no fue la razón por la que Disney no eligió su proyecto, sino que era un título demasiado ambicioso para un estudio de su tamaño lo pudiese llevar a cabo dentro del plan previsto.

Algunos antiguos miembros del equipo, que han hablado desde el anonimato, aseguran que Disney’s E-Ticket era superior en muchos aspectos, tanto técnicos como jugables, algo que consideran perceptible en las pantallas para lo primero y comparando atracciones como Safari Cruise, que en la versión de Kinect Disneyland Adventures se presentaba con un juego más sencillo y guiado. De hecho, Disney no dejó de trabajar con Heavy Iron Studios tras rechazar su prototipo, y confió en ellos para llevar a Wii –como ya dijimos– Disney Infinity o Epic Mickey: El poder de dos.

Antes de concluir, queremos dejar claro que Kinect Disneyland Adventures surgió como un proyecto paralelo que sólo compartía con Disney’s E-Ticket el concepto, y no es que Frontier Developments haya reciclado el prototipo de Heavy Iron Studios. De hecho, ninguno de los materiales que recogemos hoy aquí acabaron en el juego comercializado. Sin más, os dejamos con los mencionados materiales.

Apéndice:

Pantallas e imágenes del desarrollo de Disney’s E-Ticket:

ANTERIORES
Lo que pudo ser
14:14 12/10/2014
Con la llegada de The Evil Within, recordamos las muchas ideas descartadas de esta entrega de la saga de Capcom.
Lo que pudo ser
18:13 19/10/2014
¿Necesitaba Sony un rival para Crash? ¿Cómo podría combatir a una de sus principales estrellas?
SIGUIENTE
Lo que pudo ser
14:15 2/11/2014
Lanzar un Call of Duty no es tarea sencilla, y por el camino se pierden proyectos como éste.

ChanchoVolador · 28/10/2014 02:21
Demasiado bonito para ser verdad.

peruhn · 28/10/2014 01:50
Esto ya existía se llamaba Free Realms

Irinablue · 28/10/2014 00:39
Esto me recuerda a la pelirroja 10 que te dice que estaba enamorada de ti pero nunca se atrevió a decírtelo porque pensaba que no sería correspondida(y ahora está casada)  

El juego es(o hubiese sido) un soplo de aire fresco. Precioso.

barney stinson · 26/10/2014 22:36
A mi me gustaria que las nuevas consolas en vez de mostrar las mejoras gráficas con explosiones lo hicieran con entornos salvajes, de junglas y selvas, coloridos y desenfadados, ¿Os imaginais un Donkey Kong en 3D con gráficos a este nivel o superior? A mi me pone.

PD- Con respecto a este articulo esta claro que disney deshecho este proyecto por creer que iba a ser demasiado y iba a resultar muy dificil llevarlo a cabo, porque tenía mejor pinta que el que final salió.

edurance · 26/10/2014 22:01
Tenía buena pinta. Al menos, a mí, me atrae más que Disney Universe.

Flecha subir