Lo que pudo ser

Cada semana te contamos cómo eran juegos cancelados que nunca vieron la luz, o juegos conocidos que podrían haber sido de otra manera.

Castlevania: Symphony of the Night

Juan Rubio · 17:39 3/3/2013
Un repaso de una versión que nunca llegó a las tiendas de uno de los Castlevania más aclamados de la saga.

Con la llegada de Castlevania: Lords of Shadow – Mirror of Fate, es siempre interesante recordar uno de los juegos de la saga que mejores críticas, tanto de la prensa especializada como del público, recibió en su momento: Castlevania: Symphony of the Night. Su desarrollo más abierto, su amplísimo mundo y sus toques de rol sentaron unas bases dentro de la saga que aún hoy se recuerdan entre muchos de sus aficionados. Por supuesto, semejante obra dejó tras de sí algunas versiones descartadas, aunque hoy nos centraremos especialmente en una, la de la Game.com.

Game.com (pronunciada ‘game com’) es una de esas consolas que la historia se empeñó en olvidar. Su falta de popularidad nos hace pensar que sería conveniente recordar qué y cómo era esta consola, ya que además entenderemos mejor las razones tras su cancelación de Castlevania: Symphony of the Night. Game.com era una consola orientada a un público sensiblemente más adulto que la media entonces, creada por la compañía Tiger Electronics –los padres del popular Furby–, y que para muchos era una adelantada a su tiempo.

Esta consola portátil lanzada en septiembre de 1997 era una consola estilo PDA, que incluía una pantalla táctil en blanco y negro y conexión a internet, además de otras funciones propias de un organizador personal, como calendario, agenda telefónica o incluso el solitario. Game.com se había asegurado además las mejores licencias del momento, tales como Sonic the Hedgehog, Resident Evil, Duke Nukem, Mortal Kombat o, como podréis sospechar, Castlevania. Sobre el papel, Game.com lo tenía todo para asaltar el mercado portátil.

Uno de los problemas más graves a los que se enfrentó, más allá de la todopoderosa Game Boy, fue una pobre distribución y una poco acertada campaña de publicidad, en la que un falso representante de la compañía dedicaba a los potenciales compradores frases como que la consola "tiene más juegos que vosotros neuronas, imbéciles". Teniendo en cuenta que la consola murió con una catálogo de veintiún juegos, no eran desde luego afirmaciones muy positivas. Precisamente este plantel de títulos, fue otra de las razones que llevaron a la consola a una prematura muerte.

Así, mientras que Game.com aún tenía vida, Konami trabajó en adaptar Castlevania: Symphony of the Night. El juego lanzado en 1997 para PlayStation y Sega Saturn planeaba una versión para la consola de Tiger, que sería, como todas las de los otros juegos, un demake, es decir una revisión simplificada de juego original. La adaptación portátil del título mantendría el mismo argumento de Castlevania: Symphony of the Night, aunque su aspecto visual se vería sensiblemente mermado al tener que adaptarse a la pantalla monocromática de Game.com, con una resolución algo pobre, de 200 x 160 píxeles.

La consola no tuvo una buena acogida durante sus primeros meses de vida, pero confiaba en que los juegos que estaban por llegar –y que como Castlevania: Symphony of the Night, nunca llegaron– le diesen un buen empujón en el mercado. En 1998, Konami presenta la versión del juego que nos ocupa para Game.com. El título recibe una buena acogida, y se alaba el trabajo artístico realizado para trasladar los elaborados fondos y personajes de la versión de sobremesa a la limitada pantalla de la consola.

Konami revela que ese mismo año, 1998, vería la llegada de Castlevania: Symphony of the Night a Game.com, pero lo cierto es que, después de las imágenes que ilustran esta columna, la adaptación desapareció para no volver a ser vista. Las razones por las que Konami no continuó con el desarrollo del juego nunca fueron reveladas, pero parecen obvias. La consola vendió en sus tres años de vida –y con una revisión incluida– menos de 300.000 unidades, algo que hizo que muchas compañías retirasen sus proyectos prediciendo el fracaso comercial de la misma.

Nunca sabremos cómo le habría sentado a Castlevania: Symphony of the Night convertirse en un juego portátil, y habría sido interesante ver las adiciones que la compañía japonesa preparaba para esta versión del título –entre las que se rumorean nuevos personajes jugables–. Cuando juguéis a Castlevania: Lords of Shadow – Mirror of Fate, mirad atrás y pensad en lo que podría haber sido este tándem de Game.com y Castlevania: Symphony of the Night si aquélla hubiese tenido éxito.