Lo que pudo ser

Cada semana te contamos cómo eran juegos cancelados que nunca vieron la luz, o juegos conocidos que podrían haber sido de otra manera.

Aliens: Colonial Marines (2001)

Juan Rubio · 16:29 17/2/2013
Electronic Arts y Fox preparaban un título para PlayStation 2 que poco tenía que ver con el que finalmente ha llegado a las tiendas.

Esta semana ha llegado a PlayStation 3, Xbox 360 y ordenadores Aliens: Colonial Marines. Este título, así como el que llegará en el futuro a Wii U no tiene nada que ver con el juego que discutiremos a continuación. El juego desarrollado por Gearbox con la cooperación de otros estudios como TimeGate sólo comparte el título, el género –juego de disparos en primera persona– y la obvia temática con éste. Una vez aclarado este aspecto, podemos continuar sin que dé lugar a confusiones.

Alien, como saga cinematográfica, cuenta con una amplia cifra de seguidores a lo largo y ancho del planeta, y por motivos obvios, la adaptación a los videojuegos casi es tildable de obligatoria. La relación entre los videojuegos y el cine nunca ha sido muy positiva, aunque son bastantes los títulos que se pueden salvar de la quema, y dentro de las adaptaciones de Alien es posible encontrar algún que otro juego interesante. Por desgracia, jamás sabremos si el que nos ocupa habría pertenecido a un bando u a otro.

Allá por 2001, Electronic Arts anuncia que preparaba un nuevo título de la saga –si bien llevaba ya algún tiempo en desarrollo– que llegaría en exclusiva a PlayStation 2. Como particularidad, prescindiría del argumento de una película en concreto para crear su propia historia dentro de universo de la saga. Cronológicamente, encajaría dentro del marco temporal de Alien 3, pero la propuesta sería diferente. Haciendo honor a su nombre, Aliens: Colonial Marines, estaríamos al mando de un equipo de Marines Coloniales en una peligrosa misión.

Ésta se desarrollaría en la colonia LV-426, y nuestra tarea a desempeñar pasaría por investigar la desaparición repentina de otro equipo compañero que fue enviado con anterioridad. Llamadnos perspicaces, pero desde el primer momento ya sospechábamos de que los aliens habían hecho de las suyas y no habían dejado títere con cabeza. Cuando nosotros y nuestro equipo nos llevamos el disgusto, toca pasar a las armas, y batallar una vez más con los terribles seres que ponen en peligro el prosperar de la colonia en cuestión. Como veis, una historia bastante parecida a la del juego que ha llegado esta semana a las tiendas.

Otro de los aspectos particulares de Aliens: Colonial Marines es que el juego relataría la historia a través de tres campañas principales. Cada una contaría con sus misiones y escenarios propios, si bien revisitaríamos algunas localizaciones en las diferentes historias. Los escenarios estarían temáticamente divididos en cinco grandes ubicaciones, de las que conocemos un planeta plagado de aliens esperando nuestra llegada, o la nave militar USS Sulaco. A pesar de la naturaleza abierta de algunos escenarios, Aliens: Colonial Marines buscaría crear entornos angostos en los que propiciar la sensación de agobio y facilitar el ataque de las criaturas.

La inteligencia artificial habría jugado un importante rol en este título, ya que nuestro objetivo como líder del equipo sería ordenar a nuestros compañeros –los cuales podríamos elegir previamente a la misión-. Cada uno tendría su personalidad y unas habilidades determinadas que nosotros deberíamos tener en cuenta a la hora de tomar decisiones. Por ejemplo, un soldado fuerte y valiente podría ser el elegido para una peligrosa misión en solitario, mientras que uno más novato e inexperto desempeñaría mejor funciones como la de proporcionar fuego de cobertura. Electronic Arts prometía también una gran inteligencia artificial para los aliens, que nos atacarían de manera estratégica para mermar la fuerza de nuestro equipo.

Con esta inteligencia artificial, la compañía buscaba diferenciarse de los juegos enfocados únicamente a la acción. Tendríamos que pararnos unos minutos antes de cada partida para pensar qué y cómo es lo que queríamos hacer. Obviamente, no todos los aliens serían iguales, y el equipo del juego había creado incluso nuevos seres que no aparecían en ninguna de las películas de la saga. También tendríamos distintas armas que añadir a la ecuación; ecuación en la que saber elegir los factores sería un elemento clave para nuestro éxito.

Electronic Arts prometía también un excepcional apartado gráfico, con un sorprendente uso de la iluminación y el sistema de partículas, así como unas animaciones faciales que serían punteras en PlayStation 2. Todo esto, claro está, para noviembre de 2001. ¿Qué pasó entonces? Pues, siendo sinceros, no está del todo claro. Tras el anuncio en julio de 2001, Aliens: Colonial Marines no llegó a su cita prometida, y no sería hasta junio de 2002 cuando la compañía aseguraba que el título se retrasaba indefinidamente.

El juego estaba un estado de desarrollo bastante avanzado y era perfectamente jugable –aunque la última vez que lo vimos aún tenía mucho por pulir, empezando por la inteligencia artificial que tanto alababan–, pero en noviembre de 2002, justo un año después de la que iba a ser su fecha de lanzamiento, Electronic Arts hace pública su cancelación final. Nos quedaremos con la duda de qué habría supuesto este episodio en PlayStation 2, que de haberse materializado podría haber sido una interesante propuesta dentro del género de los juegos de disparos en primera persona.

Más imágenes: