Vandal

Indiespensable

La actualidad semanal de los juegos independientes, cada semana en Vandal.

Surviving Indie

·
Echamos un vistazo a la última película sobre desarrolladores independientes.

No es una rama tan conocida como la de edición de videojuegos, pero Devolver Digital también edita películas. Como manera de medir el éxito podemos decir que mientras la sección de videojuegos tiene más de 70.000 seguidores en Twitter, la de películas no llega a 1500.

Si echamos un ojo al catálogo nos encontramos con bastantes películas relacionadas con videojuegos, lo que tiene cierto sentido porque ambas se pueden relacionar. World 1-1, Gaming in Color, Game Jam, Good Game, Game Changers, Stream Dream, Pixel Poetry e incluso podemos decir que Angry Video Game Nerd. Casi todas estas películas, si bien no son demasiado conocidas, suelen estar bien valoradas (menos Pixel Poetry), por un público al que conocen muy bien, y que saben lo que quiere.

Surviving Indie es la última película editada por Devolver Digital, y que apareció en Steam a finales del año pasado. Tras haber visto otras películas y documentales relacionados con videojuegos como Indie Game The Movie, Insert Coin o Surviving Paths, lo cierto es que tenía ganas de ver si esta obra era la definitiva, la que podía coger las cosas buenas de cada una de ellas, para hacer un documental serio, realista y a la vez entretenido de ver (y de paso, que inspire un poco al que lo visiona).

Por desgracia, me he encontrado con otra cosa. El inicio es prometedor, pues aparecen figuras relevantes de la escena independiente como Rami Ismail y Jan Willem (fundadores de Vlambeer) y Kellee Santiago, antaño fundadora de thatgamecompany, posteriormente en Ouya y actualmente en Google. Personas que conocen muy bien el sector independiente, y aunque a uno de los dos lo tenemos excesivamente visto, tanto físicamente como digitalmente, siempre es interesante escuchar lo que dicen, pues no suelen llenar sus discursos de palabras vacías,sino que de esos discursos se pueden coger muchos aprendizajes que con el tiempo se demuestran útiles.

Pero al poco tiempo aparece una persona, Richard James, a la que hasta ese momento no conocíamos de nada. Nuestras primeras impresiones son esperanzadoras, sangre nueva para esta industria, un caso que no es de éxito rotundo, lo que ciertamente es importante para poder reflejar la realidad del desarrollo independiente, donde no todo el mundo es Phil Fish o Edmund McMillen.

El problema viene cuando lo volvemos a ver una segunda vez, y además de que este hecho empieza a sonarnos raro, investigamos un poco sobre sus juegos. Vemos que ninguno de ellos ha aparecido aún en Steam (aunque alguno ha superado el Greenlight), y que lo que sí que han aparecido son dos documentales publicados por Devolver Digital. Uno es es Surviving Indie, y el otro es Pixel Poetry, que curiosamente es el único que no está bien valorado de los citados anteriormente.

A partir de ese momento el documental pierde mucho valor. A pesar de tener las interesantes historias de Becca Bair sobre Arcadian Atlas, o incluso la de Ryan Zehm sobre sus juegos en realidad virtual, al volver a Jay Tholen, autor de Dropsy, publicado por Devolver, vuelven a venir un poco las sospechas.

De esta manera, nos encontramos con que tenemos un documental que si bien sí demuestra que hay un lado realmente complicado en el desarrollo de videojuegos, en el que sus creadores pueden acabar en la indigencia, y que de hecho es positivo que se hable sobre ello para concienciar tanto a público como a futuros creadores que a lo mejor no saben a lo que se enfrentan al iniciar sus carreras como desarrolladores de videojuegos, lo cierto es que la sensación que da al mostrar los trozos del director, editor, guionista y protagonista de gran parte de la cinta es esa, la de ser un pequeño drama rodado y creado con algún fin promocional o monetario, pero en ningún caso como la mejor manera de mostrar ese drama.

Esto es particularmente difícil de entender, porque se conocen cientos de empresas que han cerrado el último año, desarrolladores independientes que hablan del "indiepocalypse", y la posibilidad de hablar de números, saturación de los mercados o de lo difícil que es encontrar tu propio camino como desarrollador siempre está ahí. Particularmente me parece muy interesante la historia de Lorena Casanova, desarrolladora española que suele moverse alrededor del mundo, que realiza su trabajo como creadora independiente de una manera realmente independiente, y que no ha aparecido en este documental.

O por ejemplo, al hablar de Dropsy se cita de pasada a la gente de Jolly Corpse por su participación en él, y resulta que es un estudio independiente que realizó hace poco un muy buen juego llamado Wyv and Keep, y que a pesar de su calidad, y por diferentes razones no ha conseguido triunfar. No obstante, siguen intentándolo, y actualmente están trabajando en un próximo proyecto que tiene muy buena pinta. Sería muy interesante que hubieran añadido un caso como ese al documental, el de un equipo que no es tan conocido como Vlambeer o sin una trayectoria tan conocida como la de Kellee Santiago, que a pesar de haber hecho un buen título no ha triunfado, y siguen intentándolo.

Este tipo de empresas, de las que podríamos encontrar ejemplos a patadas con cara y ojos sólo echando un ojo a las ventas en Steam, son posiblemente la verdadera cara del desarrollo independiente en estos momentos, y es una pena que por unas u otras razones no se vean reflejadas en ningún documental actual de manera global (lo hacen a nivel local tanto Insert Coin como Branching Paths). Podríamos considerar que este Surviving Indie acaba siendo una especie de oportunidad perdida para haber reflejado una realidad bastante común que existe en estos momentos, y hacerlo de manera global, así que tendremos que esperar a que sea aparezca una nueva película en el futuro que cubra este espectro y lo haga con cierta gracia, ya sea de parte de Devolver Digital o de otra productora.

Si comparamos con las películas anteriormente citadas, Surviving Indie es menos realista que Insert Coin, peor rodada que Indie Game: The Movie, y es menos inspiradora que Branching Paths. En definitiva, que aunque tiene partes recomendables, no es la mejor manera de ver un documental sobre desarrollo independiente.

ANTERIORES
Indiespensable
16:08 5/1/2017
Estos son algunos de los juegos españoles que esperamos ver publicados durante este año.
Indiespensable
18:04 12/1/2017
Segunda parte del listado de juegos indies españoles que esperamos ver este año.
SIGUIENTE
Indiespensable
17:40 2/2/2017
Miramos quienes son los finalistas del premio a independientes más prestigioso del año.

Redrick_Schuhart · hace 6 minutos
La de Angry Videogame Nerd la vi, y no recordaba que la tuvieran en Devolver. Es un truñazo descomunal, solo apto para los que nos hayamos visto todos los videos de este personaje y además estemos mal de la puta cabeza.
Hace un tiempo le estuve echando un ojo a la sección de cine de Devolver, y el resto tienen pinta de ir por los mismos derroteros... Normal que el documental sea como describes. Todo esto parece hecho en un plan muy de andar por casa y tirando de amigos y conocidos.

Flecha subir