Vandal

Guía The Witcher 3: Wild Hunt

Jorge Cano ·
Descubre todos los secretos del mundo de The Witcher 3: Wild Hunt.

Romances (The Witcher 3: Wild Hunt)

Atención, esta sección contiene abundantes spoilers.

No estamos habituados a ver sexo en los videojuegos, y por eso siempre ha llamado la atención que la saga The Witcher trate este tema con tanta naturalidad, mostrando relaciones sexuales de manera explícita. Para los que tengáis curiosidad por saber qué escenas de este tipo podemos llegar a ver y cómo encontrarlas, hemos realizado una pequeña guía de los encuentros amorosos de Geralt. Como no podía ser de otra manera, esta sección contiene abundantes spoilers.

Keira Metz

En una misión principal, unas horas después de haber abandonado Huerto Blanco, nos encontraremos con la hechicera Keira Metz, una vieja amiga de Geralt. Cuando hayas superado la misión principal ‘Deambulando en la oscuridad’, aparecerán varias misiones secundarias relacionadas con este personaje: ‘La lámpara mágica’, ‘La invitación de Keira Metz’, ‘Una torre llena de ratones’ y por último ‘Un favor para una amiga’, una misión muy sencilla, que acaba con una cita romántica en mitad del bosque si le seguimos el rollo a la hechicera. En mitad de la cena nos hará una proposición indecente, y podremos retozar con ella en un lugar idílico, a la luz de la luna. Nuestras aventuras con Keira no acaban aquí, pero esa es otra historia…

Triss Merigold

Triss es una de las amantes oficiales de Geralt, e independientemente de que las cosas no acabaran demasiado bien en The Witcher 2, al encontrarse volverá a encenderse la llama de la pasión. Para volver a retozar con nuestra pelirroja favorita, hay que realizar la misión secundaria ‘Ahora o nunca’, en Novigrado, que no se activa hasta que no iniciamos la misión principal, ‘Un favor para Radovid’.

Al final de esta larga misión secundaria, que es muy importante y que puede cambiar bastantes acontecimientos en la historia del juego, nos tendremos que despedir de Triss. Durante la despedida tienes que pedirle que no se vaya y que se quede contigo, pudiendo elegir entre varias respuestas. Independientemente de lo que elijas, Triss se dirigirá al barco, aunque si se cumplen ciertas acciones, se arrepentirá y volverá a la orilla. Las condiciones son estas:

- Haberla besado durante el baile de máscaras en la misión secundaria ‘Cuestión de vida o muerte’.

- No haberle dicho que no podías ayudarla con los magos al principio de esta misión, debiste ayudarla.

- Decirle ‘te quiero’ en este momento. Respóndele cortésmente, y te dirá que conoce un sitio con muy buenas vistas…

Yennefer (primer encuentro)

Yennefer es el amor platónico de Geralt por culpa de un hechizo que los unió para siempre, y con sus más y sus menos, están condenados a estar juntos. El primer ‘encontronazo’ que podemos tener con ella es en la misión principal ‘El rey ha muerto: ¡larga vida al rey’, la primera misión que nos encontramos al llegar a las islas de Skellige. Casi en el final de la misión, tras derrotar a un peligro enemigo, la estancia en la que te encuentras se empieza a llenar de gas, y tienes que tomar una decisión rápida. Si eliges ‘me muero de ganas por besarte’, os teletransportaréis a la habitación de Kaer Trolde. Yennefer se ha rasgado el vestido y se empieza a cambiar, y si quieres intimar tienes que decir que no te importa mirar. Tras esto se iniciará una secuencia que se ha hecho muy popular, gracias al programa de televisión de Conan O'Brien.

Yennefer (segundo encuentro)

Yennefer y Geralt llevan mucho tiempo sin estar a solas, y es normal que se tengan ganas. En la fortaleza Kaer Morhen, en uno de los pocos momentos de relax con amigos, risas y alcohol, Yennefer anunciará que se retira a su habitación, momento en el que puedes hablar un rato con ella. Después de esto, si tienes un romance con Yennefer te dirá que quiere hablar contigo en privado. Iréis al piso de arriba y se te insinuará, momento que puedes aprovechar, si te apetece claro.

Jutta an Dimun

En Skellige las chicas son guerreras, pero ni aun así se resisten a los encantos de Geralt, el brujo donjuán. En la misión secundaria ‘La dama de hierro’, en Rinvold, al final puedes desafiar a Jutta a un combate. Si la vences, quedará impresionada con tu agilidad, y te propondrá una quedada nocturna en su hogar de Harviken, para conoceros un poco mejor. Al llegar aquí, te propondrá que le vuelvas a demostrar tu manejo de la espada, en esta ocasión de una manera diferente…

Madame del burdel Sasha

La misión secundaria ‘Apuestas altas’ es una de las que está centradas en el gwynt, el entretenido juego de cartas que contiene The Witcher 3, así que si estás dejando de lado este minijuego, no podrás acceder a este romance. Además no es una misión de gwynt cualquiera, te enfrentarás a rivales bastante difíciles, por lo que tienes que tener una buena baraja para afrontar esta misión con garantías. Al final del todo, la madame del burdel de Passiflora, te invitará a cenar en la posada del Martín Pescador. Durante la cena, te sugerirá si quieres ir al piso de arriba, y así tener un encuentro íntimo.

Meretrices y cortesanas

La profesión más antigua del mundo también se ejerce en The Witcher 3, y podemos usar sus servicios en dos localizaciones distintas, ambas en Novigrado. En Kate la Lisiada por 20 coronas podemos compartir un rato con una de las tres mujeres de compañía de este burdel, y en Passiflora por 40 coronas tenemos a tres prostitutas de lujo para elegir.

¡Un trío con Yennefer y Tris!

Si has sido tan atrevido como para jugar a dos bandas con Yennefer y Tris, y pretender que puedes tener un romance con ambas, a cambio podrás participar en una de las misiones más simpáticas y estimulantes para cualquier fan de la saga The Witcher. Las condiciones para que aparezca son haber tenido un romance con Triss en la misión secundaria ‘Ahora o nunca’, y en ‘Último deseo’ hacer lo propio con Yennefer, apareciendo la misión ‘Tres son multitud’ cerca del tramo final del juego, en Romero y Tomillo. Quedaréis en una habitación en la posada Martín Pescador, y lo único que te pedirán es que lleves un vino bien caro. El resto, tendréis que descubrirlo vosotros…

Flecha subir