Vandal

Guía The Witcher 3: Wild Hunt

Jorge Cano ·
Descubre todos los secretos del mundo de The Witcher 3: Wild Hunt.

Primeros pasos (The Witcher 3: Wild Hunt)

The Witcher 3: Wild Hunt es un gigantesco juego de rol en mundo abierto, en el que a diferencia de otros RPG, no creamos a un personaje o llevamos un grupo, sino que nos metemos en la piel del carismático Geralt de Rivia, un brujo que encara aquí su tercera y supuestamente última aventura en el mundo de los videojuegos. Los brujos son asesinos profesionales de monstruos, que pese a que realizan una gran labor limpiando el mundo de todo tipo de fantasmas y bestias, siempre son recibidos con escepticismo allá por donde van. Geralt de Rivia no es un brujo cualquiera, su reputación le precede, y es tan implacable en el combate como inteligente en la conversación, porque no todas las situaciones en The Witcher 3 se resuelven por la fuerza bruta, y los diálogos son tan importantes como los combates.

Si te estrenas con este juego en la saga, esta parte de la guía te puede ser útil para no sentirte demasiado perdido en los primeros minutos de un juego tan ambicioso y gigantesco como este, que te puede llegar a abrumar por momentos con tantas posibilidades. Nuestro consejo es que lo juegues con calma, lo saborees, y te hagas a la idea de que vas a estar las próximas semanas totalmente inmerso en su mundo. Aunque la historia principal se puede completar en unas 50 horas, es una pena que te perdieras sus elaboradas misiones secundarias, de las más interesantes que hemos visto nunca en un juego de rol, por lo que una partida en la que juegues con tranquilidad e intentes ver la mayor parte de contenidos que te ofrece el juego, se puede ir cerca de las 100 horas, y superarlas ampliamente si eres meticuloso y completista.

Los niveles de dificultad

Al empezar una partida lo primero que tendrás que hacer es elegir el nivel de dificultad, entre cuatro disponibles:

La historia y punto (fácil): los enemigos tienen una menor resistencia al daño y no hacen tanto daño como en el nivel ‘La historia y la espada’. Esta opción es la recomendable para jugadores que quieran disfrutar de la narrativa sin preocuparse demasiado de la dificultad de los combates.

La historia y la espada (normal): el nivel de dificultad por defecto. Geralt es menos resistente que en ‘La historia y punto’, por lo que los combates son una experiencia un poco más exigente. Es el nivel de dificultad recomendado para los veteranos en la saga o para jugadores que confíen en sus habilidades.

Sangre, sudor y lágrimas (difícil): para los que buscan un buen desafío. Este nivel de dificultad elimina la regeneración de salud mediante la meditación y además aumenta notablemente la habilidad y resistencia de los enemigos. Los jugadores que quieran un desafío y los que hayan terminado el juego una vez, verán este nivel como el paso lógico tras ‘La historia y la espada’.

La marcha de la muerte (pesadilla): para los brujos suicidas a los que les gusta saborear su sangre junto con la de sus enemigos. Aquí no hay piedad, salvo que te prepares exhaustivamente para todas las grandes batallas que te esperan. Morirás de manera habitual.

El segundo nivel de dificultad ‘La historia y la espada’ (normal), pueda parecer el adecuado en los primeros minutos de la partida para una gran mayoría de los jugadores, con combates bastante desafiantes, con el personaje a nivel uno o dos. Pero a lo largo del juego y según mejoramos tanto las habilidades como el equipamiento de Geralt, esto se va desequilibrando, y acaba siendo demasiado fácil si eres un jugador experimentado. Por eso desde aquí os recomendamos jugar en ‘Sangre, sudor y lágrimas’ (difícil), mucho más gratificante.

En cualquier caso elegir el nivel de dificultad no es una decisión crucial, ya que se puede cambiar en cualquier momento durante la partida, tanto bajarlo como subirlo, por lo que no temáis tomar una mala decisión al respecto, e ir experimentando hasta que deis con uno en el que os encontréis más a gusto. Eso sí, hay que tener en cuenta que cambiar la dificultad puede afectar a la obtención de algunos logros o trofeos, como es habitual en los juegos que contienen algún logro/trofeo que consiste en pasarse el juego en determinada dificultad.

Las decisiones de The Witcher 2: Assassins of Kings

Además de elegir la dificultad al empezar una partida, también nos preguntan si queremos tener en cuenta las decisiones que tomamos en The Witcher 2: Assassins of Kings. Si os iniciáis con The Witcher 3 en la saga es mejor que elijáis que no, pero si ya jugasteis a la segunda entrega en PC o Xbox 360, es interesante "arrastrar" estas decisiones, ya que cambian ciertos acontecimientos de la partida. En ordenador si todavía conservas la partida de The Witcher 2 puedes cargarla en la versión de PC de The Witcher 3, pero si la has borrado, o por ejemplo lo jugaste en Xbox 360, no te preocupes, ya que han incluido un sistema para elegir estas decisiones, en las tres plataformas (PS4, Xbox One y PC).

Una vez completadas las misiones principales de Huerto Blanco, la zona que nos da la bienvenida al juego y que sirve de prólogo, hay una escena en la que preguntan a Geralt sobre algunos acontecimientos del pasado, y es aquí donde podemos elegir estas decisiones. Realmente las consecuencias de estas decisiones no son muy relevantes en los acontecimientos de The Witcher 3, y quizás la más importante de ellas es una en la que dependiendo de lo que elijas, aparece o no una misión secundaria.

Ya que son spoilers, podéis ver estas decisiones a continuación:

Las decisiones de The Witcher 2: Assassins of Kings

Acciones básicas

Con el aumento de la escala del juego, CD Projekt ha proporcionado nuevos movimientos y habilidades que permiten a Geralt moverse con soltura por este enorme mundo, ya sea a pie, a caballo o en barco. En nuestras aventuras nos enfrentaremos a multitud de enemigos, y para ellos contamos con un sistema de combate más dinámico y fluido que el de anteriores entregas. Tenemos dos tipos de ataque con la espada, potente y rápido, podemos rodar por el suelo y esquivar dando pasos laterales para evitar los ataques enemigos, y además podemos bloquear ataques y contraatacar, pulsando un botón en el momento adecuado. También podemos usar una de las cinco señales disponibles, una especie de magias, y al poco de comenzar la aventura obtenemos una ballesta, que sirve para atacar a enemigos aéreos y tirarlos al suelo, y que también es la única manera que tenemos para defendernos debajo del agua.

A la hora de explorar el mundo, cuando vamos a pie podemos caminar, correr o esprintar, dar saltos para superar agujeros o desniveles, y podemos agarrarnos a determinados salientes y escalar, algo que se nos suele indicar con unas marcas blancas. También podemos deslizarnos por pendientes muy empinadas, la manera más rápida –y peligrosa- de descender montañas, y mientras nos deslizamos podemos mover a Geralt hacia los lados y aumentar o reducir la velocidad ligeramente.

La manera más rápida de explorar el mundo es a caballo, con Sardinilla (el nombre con el que Geralt bautiza a todos sus caballos), y podemos llamarlo en cualquier momento silbando, pulsando dos veces el stick izquierdo. El caballo puede galopar a distintas velocidades, y cuando esprinta consume la barra de vigor, que hay que saber gestionar para que no se agote. Sardinilla teme a los enemigos, y si se ve amenazado aparece una barra de pánico, que si se llena tira a Geralt al suelo, lo que le causará daño y dejará aturdido. Algo interesante es que Sardinilla puede cabalgar automáticamente, ya que dejando el botón de esprintar, el caballo sigue automáticamente el camino en el que se encuentra, pudiendo cambiar si lo deseas la dirección en un cruce. También podemos equipar objetos a Sardinilla, como monturas para que resista más tiempo corriendo, y anteojeras, para que tenga menos miedo cuando se ve rodeado de enemigos.

Cuando nos encontremos con agua, podemos nadar y bucear, lo que sirve para explorar zonas submarinas y encontrar tesoros, y una vez que tengamos acceso al mapa completo incluso podremos usar barcos para navegar. Podemos usar la ballesta cuando estamos en un barco, aunque en la medida de lo posible hay que evitar los combates cuando navegamos, ya que las embarcaciones sufren daños, al igual que si chocamos contra rocas, y pueden llegar a hundirse.

Por último no podemos dejar de comentar los sentidos de brujo, una habilidad de especial que nos revela elementos de interés en el entorno, como hierbas, objetos y tesoros, para encontrar pistas y rastros en las misiones y las cacerías, como si fuéramos un detective

La interfaz

La interfaz de The Witcher 3 es muy completa y personalizable, por lo que podemos eliminar casi todas las indicaciones que no consideremos necesarias, y dejar la pantalla limpia si así lo queremos. Se muestran desde los controles en la esquina inferior derecha, hasta la hora del día y las condiciones climatológicas en la parte superior, y el siempre útil minimapa, que a su vez podemos personalizar, para que nos muestre más o menos objetivos. Aunque la mayor parte de los elementos de la interfaz son obvios, hay unos pocos que conviene explicar, sobre todo los de la parte superior izquierda de la pantalla.

El medallón de lobo indica que Geralt está en peligro o cerca de una poderosa fuente de magia, y si estás jugando con un mando esta vibra para indicárnoslo. A su derecha, y encima de la barra de vitalidad, tenemos la barra de experiencia, que se va llenando según completamos misiones o matamos monstruos. Cuando esta barra blanca se llena del todo, subimos de nivel y se reinicia, apareciendo un pequeño indicador que nos dice que tenemos disponible un punto de habilidad, para utilizar en los árboles de habilidades del personaje.

Debajo de la barra de vitalidad tenemos la de toxicidad, que se llena al consumir pociones antes de un combate. Desarrollando las habilidades adecuadas, esto puede ser inofensivo o incluso beneficioso, pero lo normal es que si posees un nivel de toxicidad demasiado elevado, empieces a perder vitalidad. Debajo del medallón de lobo se encuentra la barra de vigor, que regula la capacidad para correr y usar señales en combate. Por norma general una sola señal consume completamente la barra de vigor. Esta se regenera con el tiempo y puede mejorarse consumiendo pociones, o mejorando los atributos de armadura o las habilidades del personaje.

A la derecha de la barra de vigor se muestra la señal que tenemos elegida en ese momento, y debajo se muestra la adrenalina, tres marcas grises que durante el combate se van volviendo de color rojo. Tener adrenalina puede suponer efectos beneficiosos para el combate. Un detalle importante es que no debes descuidar el estado de tu equipo, las armas y armaduras se degradan con su uso, perdiendo efectividad, y cuando esto ocurre a la izquierda de la pantalla aparece un icono en color rojo indicándote qué elemento del equipo está gravemente dañado, como podéis ver en la siguiente imagen:

Mapa del mundo y puntos de interés

El mundo de The Witcher 3 es gigantesco, uno de los más grandes y detallados que se han hecho nunca para un juego de rol, y la manera de no perdernos es saber utilizar el mapa del mundo, que nos indica nuestra posición actual, la del siguiente objetivo, y un montón de puntos de interés, relacionados con todas las actividades que podemos realizar aparte de las misiones principales y secundarias. Podemos desbloquear puntos de interés en el mapa al acercarnos a ellos, al leer los tablones de anuncios o carteles, o incluso al escuchar alguna conversación, y suelen aparecer en el mapa en forma de interrogación.

- Poste indicador: siempre suele haber uno cerca de un lugar importante, como las aldeas y ciudades, y sirven para realizar viaje rápido de un lugar a otro, aunque antes hay que haber descubierto estos lugares, ya sea porque has pasado junto a ellos o porque has encontrado o comprado y después leído un mapa que indica el lugar. Cuando vas en barco, también puedes desplazarte instantáneamente a cualquier puerto.

- Tablones de anuncios: casi todas las ciudades tienen uno de estos tablones, donde la gente cuelga todo tipo de noticias. Desde curiosos o simpáticos avisos, que pueden revelar puntos de interés en el mapa, a misiones secundarias y contratos de brujo.

Tesoros escondido: a veces conseguimos información sobre tesoros escondidos, y basta con encontrar el botín para resolver estos puntos de interés. En total hay 30 misiones de búsqueda de tesoros escondidos.

- Cubiles de Monstruos: los diversos monstruos que nos encontramos por el mundo, como ghuls, nekkers o sumergidos, intentan colonizar nuevas regiones para crear su cubil. Destruir estos lugares otorga experiencia, proporciona materiales de monstruo para la artesanía y la alquimia, y hace que la región donde se encuentra sea más segura tras eliminarlo. Para destruirlos solemos necesitar bombas, aunque al principio del juego baste con quemarlos.

- Lugares de poder: estos son uno de los puntos de interés más importantes que podemos encontrar, ya que potencian alguna de las cinco señales durante un tiempo prolongado (como 30 minutos), y además en muchas ocasiones otorgan a Geralt un punto de habilidad, que de otra manera solo podríamos conseguir subiendo de nivel, lo que es mucho más lento.

- Campamento de bandidos: los desertores y matones de este mundo en guerra forman grupos que atacan en los caminos de viajeros, y es una buena idea acabar con estos campamentos. Hay que tener cuidado, porque nos tendremos que enfrentar a un gran número de enemigos, pero la recompensa merece la pena, ya que en estos lugares podemos conseguir suculentos recursos.

- Tesoros protegidos: los cargamentos de objetos y tesoros a veces se pierden por el camino, entre aldeas, ya sea por culpa del ataque de los monstruos o de los bandidos. A veces oiremos hablar de estos botines, y tendremos que encontrar y limpiar la zona para recuperarlos.

- Lugares abandonados: santuarios, aserraderos o aldeas abandonadas, atacados por bandidos o monstruos que han expulsado a los residentes. Si los recuperamos, volverán a estar poblados, y puede que vuelvan mercaderes, herreros o armeros que te ofrecerán sus servicios.

- Escondite de traficantes: los traficantes esconden muy bien sus mercancías, por ejemplo debajo de puentes o incluso en el agua, pero nada se escapa a los ojos de un brujo, y ya sabéis lo que dicen "quien roba a un ladrón, tiene cien años de perdón".

- Personas en apuros: en algunos campamentos de bandidos encontraremos jaulas con prisioneros, que podremos rescatar. En ocasiones estos prisioneros pueden ser mercaderes o herreros, que al volver a casa se sentirán muy agradecidos por el rescate y nos harán buenos precios.

- Botines de guerra: en el mundo de The Witcher 3 también se libran batallas navales, y en barcos hundidos en ríos y mares a veces encontraremos valiosos suministros a la deriva.

Las decisiones de The Witcher 2: Assassins of Kings: Os contamos las decisiones de The Witcher 2 que se tienen en cuenta en The Witcher 3 (SPOILERS).
Flecha subir