Vandal

Guía The Witcher 3: Wild Hunt

Jorge Cano ·
Descubre todos los secretos del mundo de The Witcher 3: Wild Hunt.

Bestiario (The Witcher 3: Wild Hunt)

El mundo de The Witcher 3 está lleno de peligros, pero para eso somos un brujo, y tenemos que estar preparados para limpiarlo de todo tipo de enemigos. Cada enemigo tiene sus propias debilidades, y no es hasta que los vencemos, o leemos información sobre ellos en algún libro, cuando se desbloquea su entrada en el bestiario. Aquí os listamos todos los monstruos a los que os podréis enfrentar, junto con sus debilidades.

Bestias: Animales reales, como lobos y osos.
Malditos: Humanos víctimas de una maldición mágica, como los hombres lobo.
Dracónidos: 'Hermanos' pequeños de los dragones, como los basiliscos o los gallotrices.
Constructos: Seres mágicos creados por hombres poderosos, como las gárgolas y los gólems.
Híbridos: Mezclas de diferentes criaturas, como la arpía o el grifo.
Insectoides: Insectos venidos a más, como las arachas o lo endriagos.
Necrófagos: Seres con un hambre insaciable de carne, ya sea viva o muerta, como los ghuls o los sumergidos.
Ogroides: Bestias fuertes y temibles como los cíclopes o los gigantes.
Relictos: Bestias de la familia de los demonios, como los doppler o los chorts.
Espectros: Espíritus vengativos que dejaron asuntos pendientes en el plano terrenal, como los hyms o las damas del mediodía.
Vampiros: Temibles bebedores de sangre.
Flecha subir