Vandal

Cómo combatir en South Park: Retaguardia en peligro

El sistema de combate ha cambiado respecto a La Vara de la Verdad: te contamos qué hay que hacer para proteger tu retaguardia.
·

El sistema de combate de South Park: Retaguardia en Peligro ha cambiado completamente respecto al del anterior juego, y aunque sigue siendo por turnos, ahora podemos desplazarnos por el área del combate, que está dividida en casillas. Esto ha incorporado un nuevo elemento estratégico a la jugabilidad, que hay que aprender a dominar.

En la esquina inferior derecha de la pantalla veremos representados a todos los aliados y enemigos del combate, y el orden en el que van a atacar. Cuando nos toque atacar podremos movernos por la cuadrícula con el stick izquierdo, y los cuadrados azules nos indicarán a dónde nos podemos desplazar, que depende de la estadística de movimiento.

Después tendremos que elegir uno de los tres poderes de cada personaje, asignados a un botón del mando. Cuando seleccionamos un poder podemos ver sus efectos antes de ejecutarlo; los cuadrados afectados por el poder quedarán resaltados en la cuadrícula, siendo el color rojo el que nos indica las zonas de daño. Navega por la cuadrícula de combate hasta que el poder resalte el cuadrado ocupado por el enemigo al que quieras atacar, haciendo poderes que puedes atacar a varios enemigos a la vez.

La barra de salud de los enemigos afectados por el poder del enemigos mostrará una estimación de cuánto daño o qué efectos de estado recibirán. Una vez hayamos elegido el poder con X/A lo ejecutaremos, y dependiendo del tipo de poder a veces tendremos que pulsar de manera sincronizada el botón que nos indican en pantalla, para así poder hacer más daño.

Algunos poderes no se podrán volver a utilizar hasta que transcurra el número de turnos indicado en el icono de poder. Hay ataques de tipos muy diferentes, que pueden causar efectos de estado como sangrado o quemado, y los que repelen pueden hacer que un enemigo se estrelle contra otro enemigo o un aliado, causándole un daño adicional.

A continuación vamos a pasar a explicaros en detalle cómo funcionan otros elementos del sistema de combate.

Iniciar un combate

Existen varias maneras de iniciar un combate mientras exploras South Park, y cada una de ella te supondrá ciertas ventajas o desventajas. Si golpeas a un enemigo antes de que te golpee a ti, tendrás el primer turno del combate. Si te golpea el enemigo, entonces empezarán ellos.

También puedes aturdir a los enemigos antes del combate lanzándoles pedos o bombetas (con L2/LT) para que sea más fácil golpearlos. Peerte en un enemigo hará que esté asqueado cuando empiece el combate. Un uso inteligente de las bombetas con objetos inflamables cercanos puede prender fuego a los enemigos, lo que los dejará ardiendo.

Golpe crítico y recuperación

La barra de definitivo se llena cada vez que golpeas a un enemigo o que te golpean a ti. Se llena incluso más al pulsar X/A de forma correcta durante el ataque de un enemigo. La estadística de recuperación de definitivo determina cuánto se llena la barra. Pulsar X/A cuando un enemigo te golpea también regenera salud, en función de la estadística de recuperación de salud.

Consumibles

Para usar un objeto durante los combates pulsa arriba en la cruceta para abrir el menú de objetos y pulsa a izquierda y derecha para mover por el inventario. Todos los objetos son de un único uso y tendrás que adquirirlos a través de elaboración, saqueando los escenarios o comprando en tiendas o máquinas expendedoras.

Los objetos de comida restablecen salud, los antídotos eliminan los efectos de estado negativo y proveen otras bonificaciones, mientras que los objetos de resurrección reviven a los compañeros de equipo caídos.

Las invocaciones se usan para llevar al campo de batalla aliados especiales, para que realicen una sanación o un ataque espectacular.

Modo inspección en combate

Usa el modo inspección para obtener información clave sobre enemigos, aliados y objetivos de combate. Mantén pulsado L2/LT para mostrar los objetivos y usa el stick izquierdo para resaltar un combatiente, lo que revelará su salud, protección (si la tiene) y los efectos de estados actuales. Si pulsas X/A podrás ver detalles sobre el estilo táctico del enemigo.

Tempedos de combate

Los tempedos son unas habilidades especiales que desbloqueamos en el transcurso de la historia principal, y que pueden dar una ventaja decisiva si sabemos utilizarlos con cabeza, al manipular el tiempo y el espacio, y poder crear hasta un clon de nosotros mismos. Puedes ver los tempedos de combate disponibles manteniendo pulsado L2/LT y R2/RT. Estos potentes poderes tendrás que recuperarse después de cada uso, así que úsalos en el momento adecuado. En la parte inferior de la pantalla siempre veremos cuántos turnos nos quedan para tener el tempedo disponible.

Alteración

Usa el tempedo Alteración para cancelar el turno de un enemigo. Si el enemigo está en plena ejecución de un ataque, no infligirá daño y perderá el turno inmediatamente. Alteración no se puede usar en el turno de un compañero de equipo, cuando aparecen nuevas oleadas de enemigos o durante eventos en tiempo real.

Pausa

Usa el tempedo Pausa durante un turno enemigo para congelar todo el combate, lo que te permite golpear a cualquier enemigo durante un tiempo limitado. El daño de tu golpe se aplicará cuando se reanude el combate.

Invocación

Usa el tempedo Invocación durante un turno para atraer invocar a un clon de tu personaje, que tendrá la misma selección de poderes que tú y luchará con tu equipo durante una cantidad limitada de turnos.

Efectos de estado

Algunos poderes causan efectos de estado, que son los siguientes:

  • Asqueado: pierde salud al final de cada turno.
  • Ardiendo: pierde salud al final de cada turno.
  • Electrocutado: pierde salud al final de cada turno e inflige daño a los aliados adyacentes.
  • Sangrando: pierde salud al fina de cada turno.
  • Reducción de defensa: recibe daño adicional con el siguiente golpe.
  • Aumento de ataque: inflige daño adicional.
  • Congelado: pierde el siguiente turno.
  • Ralentizado: se mueve menos cuadrado por el área de combate.
  • Bloqueo: desvía el daño de ataque hasta que recibe una cantidad de daño específica.
  • Enfurecido: solo puede atacar a quien lo haya enfurecido.
  • Invisible: no puede ser atacado.
  • Encantado: ataca a los aliados, cura y mejora a los enemigos.
  • Confuso: ataca, curo o mejora al aliado o enemigo más cercano.

Tácticas enemigas

Para conocer el estilo táctico de un enemigo resáltado en el modo inspección y pulsa X/A para ver los detalles. Estos son los estilos tácticos más comunes:

  • Abrumador: secuaz cuerpo a cuerpo con escasa salud. Intenta abruma con ofensivas en grupo. Se puede contrarrestar con ataques de área de efecto.
  • Agujeador: esbirro con poca salud que prefiere atacar desde lejos. Cúbrete para evitar sus disparos y destrúyelo con ataques a distancia.
  • Matón: una máquina de repartir tortas de cerca y capaz de resistir un castigo físico continuo. Mantente alejado con ataques con repulsión o a distancia.
  • Bloqueador: un tanque que puede aguantar muchos golpes. Es incluso más difícil de matar cuando usar un poder de bloqueo. Guarda tus ataques hasta que se acabe el bloqueo o rompe su bloqueo con un poder de repulsión.
  • Francotirador: atacante de largo alcance con relativamente poca salud. Suele ponerse a cubierto detrás de cosas u otros combatientes. Cúbrete y contraataca con sus propios ataques a distancia o acércate por sorpresa con un atacante rápido y con gran capacidad de daño.
  • Médico: mejora a otros enemigos desde lejos con curaciones y efectos de estado. Dispone de poca salud y es susceptible a ataques a distancia y a poder de teletransporte que acortan distancias.
  • Granadero: inflige gran cantidad de daño en una amplia área de efecto desde posiciones a cubierto mientras destroza tus defensas. Puede atacar en todas direcciones. Contrarréstalo con tus propios ataques de área de efecto o repulsión.
  • Asesino: mortífero y móvil, capaz de infligir daño letal mientras evade ataques. Usa poderes que apliquen reducción de defensa y hazlo tu objetivo principal para eliminarlo con rapidez. Posiciona a miembros del equipo para contenerlos dentro de un área pequeña.
  • Bravucón: hostiga a tu equipo con efectos de estado negativos atacando desde lejo. Contrarréstalo con poderes de purificación o antídotos. Es vulnerable a ataques a distancia y a miembros del equipo rápidos y con gran capacidad de daño.
Flecha subir