Vandal
Guía NBA 2K18 (Switch, XBOne, PS4, PC, PS3, X360)
·
Todo sobre el modo de gestión de NBA 2K18: Coge tu franquicia y llévala a la gloria. Te contamos todos los consejos para ello.

Todo sobre el modo Mi GM en NBA 2K18

El modo de gestión deportiva de NBA 2K18 sigue ofreciendo multitud de opciones para organizar nuestra franquicia y llevarla hasta lo más alto.

Un nuevo camino

En esta nueva entrega encontramos la gran novedad de que, no solo vamos a tener que guiar a nuestro equipo hasta el anillo, sino también recorrer una pequeña historia en la que tendremos que tomar decisiones importantes. Este año encarnamos a un jugador retirado (con el aspecto de DJ) que fichará por una franquicia y tendrá que cumplir con los objetivos de la directiva.

Nada más empezar podremos elegir el equipo al que dirigir y el estilo del propietario, pudiendo cambiar de forma aleatoria los rasgos personales y laborales de nuestro jefe para que la experiencia se adapte mejor a nuestras exigencias. Entre los factores a tener en cuenta encontramos: Importancia del dinero, Importancia de éxito del equipo, Importancia de imagen del equipo, Nivel de implicación, Importancia de moral de la franquicia y Nivel de paciencia, puntuándose todas ellas de 1 a 5 estrellas según su personalidad.

Es por ello que, lejos de conformarnos con la primera opción, es buena idea ir pasando entre las distintas opciones disponibles hasta encontrar aquella que mejor se adapte a la historia que queremos vivir y a nuestro estilo de juego.

También es importante elegir la franquicia teniendo muy en cuenta los objetivos de la temporada, la plantilla, el tope salarial o la ciudad a la que vamos, ya que todos estos factores afectarán a la jugabilidad.

Una vez elegido nuestro destino será momento de empezar a gestionar el equipo.

Diseñando a nuestro General Manager

A medida que vayamos subiendo de nivel tendremos distintas opciones para mejorar aspectos muy concretos de nuestra labor como General Manager en apartados como Insignias, Instalaciones y Charlas persuasivas.

Las Insignias de GM afectan a: Astucia empresarial, Entrenador, Negociaciones, Seguimiento, Traspasos y Entrenamiento, consiguiendo con ello mejoras evidentes en el equipo. Las mejoras de Instalaciones optimizan el rendimiento físico de los jugadores y las capacidades de nuestro equipo de ojeadores y negociadores. Por último, también podremos adquirir nuevas Charlas Persuasivas, las cuales nos ayudarán en momentos importantes del modo para alabar, castigar o negociar con los jugadores o directivos de otras franquicias.

Por lo tanto, es fundamental que a medida que vayamos subiendo de nivel estemos pendientes de elegir bien entre las opciones ofrecidas con el objetivo de potenciar aquellos aspectos que consideremos más importantes.

Propietario

Según la personalidad laboral y personal del propietario nuestro trabajo tendrá una repercusión u otra en la valoración del responsable de la franquicia. Es por ello que tendremos que estar muy atentos a: Seguridad laboral, Dinero, Éxito del equipo, Imagen del equipo y Moral de la franquicia, aspectos que variarán según nuestros resultados y actividades en los despachos.

Oficina central

En nuestro despacho será donde tendremos que gestionar los traspasos, las renovaciones o la contratación de empleados y agentes libres.

En los traspasos debemos ser conscientes del equipo que tenemos y de cómo queremos cambiar su estructura para que se adapte mejor a nuestra visión sobre la franquicia. Este proceso puede tomar muchos caminos, ya que podemos optar por contratar a una nueva superestrella, remodelar el equipo, confiar en jugadores del Draft o, por ejemplo, intentar juntar a varios cracks de la liga superando el límite salarial. De esta forma, no existe una fórmula mágica para llevar a nuestra franquicia hasta el éxito, dependerá de nuestro estilo como GM y de las características de la misma.

Las renovaciones también son un elemento clave en cualquier franquicia, ya que determinarán el futuro del equipo durante varios años. La nueva NBA nos permite tener un límite salarial más alto, por lo que tendremos que desembolsar grandes cantidades de dinero si queremos retener a nuestras estrellas. En estas negociaciones habrá que ajustar primas, opciones especiales, salario y duración del contrato, siendo indispensable analizar antes las expectativas del jugador para conocer la mejor forma de afrontar el asunto.

El mercado de agentes libres es un lugar complicado, pero en el que también podremos encontrar auténticas gangas para apuntalar posiciones fundamentales del equipo. Ya sea contratando a jugadores veteranos, promesas que no han terminado de despuntar en la NBA o jóvenes sin draftear, el mercado de agentes libres esconde muy buenas opciones para el banquillo. Es por ello que, aunque pueda ser algo tedioso, tendremos que invertir tiempo para encontrar jugadores interesantes según nuestras necesidades. Además, en caso de lesión podremos contratar temporalmente a algunos jugadores hasta que el lesionado se recupere.

En la contratación de empleados tendremos que ocupar los puestos de: Director de finanzas, Asistente de GM, Entrenador, Entrenador asistente, Jefe de ojeadores y Preparador físico. Cada uno de ellos cumplirá roles muy concretos y su actuación afectará en las facilidades o dificultades que tendremos para dirigir a la franquicia en los despachos y en la pista. Lo más importante, además de controlar el gasto, es que tengan buenas insignias positivas, siendo descartable todo aquel que lastre el rendimiento del equipo. Por lo tanto, no dudes en explorar bien el mercado o "robar" alguna estrella de los despachos a otras franquicias, ya que son piezas fundamentales para el éxito del equipo.

Entrenador

Si asumimos las labores de entrenador tendremos que estar muy atentos a los entrenamientos, el sistema de juego y definir nuestro estilo.

Gracias a las múltiples opciones disponibles podremos ajustar la defensa, el ataque, los emparejamientos y las rotaciones de nuestro equipo frente a cualquier otra franquicia de la liga, consiguiendo con ello un estilo personalizado. De la misma forma, también será posible realizar ajustes generales en todos estos apartados para mantener un mismo esquema de juego independientemente del rival.

Además de estos ajustes en la pizarra, como entrenadores también tendremos que ajustar los quintetos y valorar el rendimiento del equipo con unos u otros jugadores en cancha según el estilo de juego de nuestro entrenador. Debido a esto, y si los resultados no acompañan, tendremos que valorar si prescindir del entrenador o traspasar jugadores con el objetivo de ofrecer un mejor rendimiento.

Las jugadas del equipo también podrán ser personalizadas libremente, pudiendo elegir entre una enorme cantidad de opciones en ataque y defensa. Además, será posible asignar jugadas específicas a cada jugador de la franquicia para poder ejecutarlas rápidamente desde la pista.

Por último, existe la opción de realizar entrenamientos en vivo para que seamos nosotros mismos los que practiquemos los distintos tipos de jugadas antes de los partidos o veamos claramente la química del equipo. Es muy importante que invirtamos cierto tiempo en estudiar, comprender y aplicar todo nuestro libro de jugadas para que durante los partidos las utilicemos de forma natural.

Seguimiento

Todo buen General Manager debe sentirse cómodo manejando ingentes cantidades de información relativas a su equipo. En NBA 2K18 encontramos un completísimo sistema de análisis que puede comparar en tiempo real el rendimiento de los jugadores teniendo en cuenta multitud de factores. Gracias a estas herramientas analísticas, no solo controlaremos el rendimiento de los jugadores, sino que también podremos ver a las grandes estrellas, comparar jugadores y equipos, o analizar al detalle a los rivales con el objetivo de ajustar nuestro sistema de juego de cara a futuros partidos. Por último, tendremos acceso a las previsiones del Draft, un factor fundamental que debemos comprobar constantemente con los ojos puestos en la siguiente temporada.

Entrenamiento

Para mantener a los jugadores en un gran estado de forma podremos asumir las labores de organizador de entrenamientos. Para ello tendremos que analizar las sesiones programadas y su contenido, pudiendo incluir o quitarlos según el rendimiento del equipo. Dentro del plan de entrenamientos también deberemos indicar los aspectos que se van a entrenar, tanto a nivel físico como táctico. Debido a esto podremos aumentar la intensidad de las sesiones en ciertas facetas y elegir si queremos potenciar el físico, la táctica o los fundamentos, siendo aquí esencial contar con un buen preparador físico.

Para hacer todavía más precisa la labor, podremos determinar el entrenamiento de cada jugador de forma individual, pudiendo potenciar sus bondades o pulir sus carencias, siempre sin olvidarnos de que su nivel de cansancio sea el adecuado. Por último, tendremos acceso a una compleja base de datos de cada jugador y del equipo para comprobar la evolución temporal en el rendimiento de cada uno de ellos, un elemento fundamental para ver si estamos tomando las decisiones adecuadas.

Negocios

Obviamente los General Manager también son hombres de negocios y, no solo tendremos que estar atentos del Tope salarial o los contratos de los jugadores, también habrá que modificar los precios de los productos (entradas, merchandising, comida…) o comprobar la venta de camisetas, unos ingresos adicionales que son fundamentales para mantener la estabilidad económica del equipo. Además, todos estos factores tendrán una repercusión directa en la actitud del propietario, los aficionados y los propios jugadores, por lo que siempre tendremos que intentar buscar un perfecto equilibrio entre rendimiento y ganancias.

Simular o jugar

Después de controlar tantísimos apartados será momento de jugar; en Mi GM podremos elegir entre disputar directamente nosotros los partidos o simularlos, encontrando aquí multitud de opciones. La más recomendable es Simular con Simcast en vivo, una opción que nos permite ver la simulación en tiempo real mediante un tablero muy elaborado y entrar y salir de los partidos en el momento que queramos para tomar el control de los jugadores. Esta posibilidad también nos permite gestionar libremente los cambios y las estrategias, por lo que será la forma más completa de controlar al equipo. También encontramos Simular con Simcast, una opción algo más sencilla pero que también nos permite controlar libremente al equipo en cualquier momento.

Si no queremos complicarnos, podemos ir directamente a Simular, para conocer en un instante el resultado del encuentro, o Simular hasta la Fecha, una opción que nos permite completar varios partidos sin detenernos.

Convertirte en propietario

A medida que vayamos consiguiendo éxitos seremos recompensados con VC, lo cual nos permitirá en última instancia adquirir la franquicia y ser propietarios de un equipo de la NBA. Esto no es una tarea fácil y requiere de un gran desembolso económico, sin embargo, una vez tengamos el dinero suficiente será una opción muy lucrativa tanto a nivel económico como deportivo. La gran ventaja es que si somos propietarios obtendremos más beneficios con cada partido ganado y no tendremos que dar explicaciones a nadie sobre lo que debe o no ser nuestra franquicia, por lo que tendremos libertad total para dirigir el equipo.

Consejos

Utiliza el buscador de traspasos

La opción Buscador de traspasos es una funcionalidad ideal para aquellos que no quieran perder el tiempo buscando por el mercado al mejor jugador para proponer un traspaso. Para solventar este problema podremos elegir a uno o varios jugadores de la plantilla y dejar que automáticamente nos ofrezcan varias opciones de traspaso con otras franquicias. Estos negocios no son siempre los mejores, pero a veces son capaces de encontrar buenos tratos e incluso auténticas gangas en el mercado, por lo que si estamos bloqueados o no queremos perder tiempo es una opción fantástica.

Contrata buenos empleados

Inicialmente las franquicias tendrán trabajadores destinados a cada puesto de trabajo y, aunque podremos contratar más para evitarnos trabajar en exceso, lo más importante es que valoremos muy bien si lo que tenemos es lo mejor en relación calidad/precio. Para ello tendremos que otear el mercado en busca de referencias en cuanto a los distintos empleados del club y decidir, previo estudio de precio/rendimiento, si lo que tenemos contratado es bueno o podríamos tener algo mejor.

Delga en tus empleados

Las facetas que tiene que acaparar un General Manager son demasiado amplias y, salvo que seamos unos auténticos expertos, lo mejor será que cedamos algunas tareas a nuestros empleados, teniendo únicamente que supervisar su trabajo. Un aspecto fundamental será crear una buena red de ojeadores que miren bien el mercado y estudien las mejores opciones para el Draft porque, aunque al final seremos nosotros los que tomemos la última decisión, ellos están mucho más preparados para ofrecernos las mejores opciones.

Habla con los jugadores

Un elemento clave de cualquier General Manager es hablar con sus jugadores e intentar que todos estén contentos dentro del equipo. Para conseguirlo podremos tener charlas individuales con cada uno de ellos, momento en el que podremos dejar claro su rol y lo que se espera de ellos, además, en caso de traspaso tendremos que valorar, no solo el rendimiento estadístico de los jugadores, sino también su actitud con el resto de jugadores y con el club. En todos estos tratos es muy importante que seamos lo más sinceros posible, porque en caso de decir una cosa y hacer otra, empezarán los problemas.

Vigila los entrenamientos

A la hora de determinar los planes de entrenamiento se suelen aplicar unas bases comunes a todos los jugadores, algo que impedirá sacar todo el potencial de tus jugadores. Debido a esto es bueno que dediquemos cierto tiempo a estudiar a nuestros jugadores para conocer sus puntos fuertes y débiles, y diseñar entrenamientos personalizados para toda la temporada. Sin embargo, también tendremos que estar pendientes de la acumulación de partidos y las lesiones para cambiar ligeramente estos planes y conseguir un mejor rendimiento.

Lesiones

La prevención y el tratamiento de lesiones es un factor fundamental en cualquier equipo profesional, más si tenemos en cuenta la enorme cantidad de partidos que se juegan a lo largo de la temporada. Lo primero que tendremos que hacer es contratar a un buen preparador físico y aplicar un sistema de rotaciones eficiente. Para conseguir esto último es bueno tener una plantilla larga y con jugadores de garantías en el banquillo, lo que nos permitirá dar descanso a las estrellas sin que el equipo se resienta sobre la pista.

Si no queremos tener que preocuparnos de las constantes lesiones y molestias de los jugadores, siempre podemos activar el modo "Sin lesiones" que, aunque resta muchísimo realismo a la propuesta, nos evita volvernos locos para cuadrar el equipo ante la aparición de las mismas.

Flecha subir