Vandal

Consejos para el combate en La Tierra Media: Sombras de Guerra

Cómo combatir en esta secuela: cómo afecta la dificultad, cómo aprovechar el sigilo y cómo acabar con los diferentes tipos de enemigos.
·

Dependiendo de la dificultad que hayas elegido al comenzar la partida tendrás que estar muy preparado para superar los combates que tendrán lugar durante toda la historia.

Si juegas en modo Fácil bastará con ir directo hacia el enemigo y atacar y esquivar cuando corresponda mientras acabas uno a uno con tus enemigos mientras que si juegas en la dificultad Némesis tendrás que tener en cuenta todas y cada una de las cualidades de tus enemigos para poder llegar a derrotarles.

Ten en cuenta que puedes cambiar la dificultad del juego siempre que quieras sin ningún tipo de repercusión. Si ves que te cuesta demasiado avanzar en el juego baja la dificultad hasta que consigas algo de equipo o súbela si ves que es muy fácil. Por mucho que la cambies podrás conseguir todos los logros y trofeos.

Tipos de dificultades

  • Fácil: Elige esta dificultad si deseas centrarte en el argumento principal. Te resultará más fácil derrotar a tus enemigos, pero puede que no experimentes todo lo que puede ofrecer el sistema Némesis.
  • Normal: La dificultad estándar. Los enemigos no caerán fácilmente y es probable que experimentes todo lo que puede ofrecer el sistema Némesis.
  • Némesis: Pon tus habilidades a prueba y experimenta en plenitud el sistema Némesis. Los orcos son más adaptables e inteligentes, y es preciso tener muy en cuenta las debilidades de cada enemigo.

IMAGEN 1

Sistemas de Némesis

Para resumirlo de forma rápida y sencilla el sistema Némesis son las cualidades y los miedos que tendrán cada uno de los enemigos con rango a los que te enfrentarás durante la historia.

Para conocer el las cualidades y miedos de cada enemigo primero tendrás que dominar a los llamados Gusanos. Estos enemigos son los que menor peligro ofrecen y cuando les hayas dominado podrás conseguir la información de cualquiera de las unidades del ejército enemigo. Cuando elijas a cualquiera de los enemigos verás una pantalla con todo lo que necesitas saber.

Una vez más, dependiendo de la dificultad que hayas elegido tendrás que tener más o menos en cuenta esta información si quieres llegar a tener una mínima posibilidad de derrotarle.

Algunos enemigos pueden llegar a adaptarse a tu modo de juego para volverse invulnerables a ciertas acciones como por ejemplo intentar pasarles por encima para esquivarles, dejar de sufrir daño por el fuego o las flechas… de nuevo tendrás que tener en cuenta todas las opciones posibles para cambiar tu modo de combate.

IMAGEN 2

Combate cuerpo a cuerpo

Este será el tipo de combate que más uses a lo largo del juego. En este modo de combate tendrás que centrarte en atacar con la espada y esquivar los ataques enemigos pulsando el botón que te indiquen entre varias posibilidades.

A la hora de atacar procura no pulsar el botón de ataque una y otra vez de forma continuada. La clave está en pulsar el botón cuando la espada golpea al enemigo para encadenar el ataque. Aunque pueda parecer lo mismo si se hace de este modo hay más probabilidades de que los siguientes ataques sean de tipo crítico y por lo tanto harán más daño.

Si tienes que esquivar debes estar preparado para pulsar uno de los tres botones de esquive que aparecerán en pantalla según que ataque vaya a realizar el enemigo. Puede darse el caso de que varios enemigos te ataquen a la vez y que tengas que pulsar varios botones. En estos casos nuestra recomendación es que pulses el botón Equis / A y ruedes hacia cualquier otra dirección en la que no están los atacantes.

Combate con sigilo

Antes de entrar en combate es recomendable que estudies la zona donde se va a realizar un enfrentamiento e intentes derrotar a todos los enemigos que haya en los alrededores de forma sigilosa para que no sirvan como apoyo durante el combate.

Si no quieres correr riesgo usa el arco y dispara a la cabeza de los enemigos para asestarle un golpe crítico o si quieres ve cuerpo a cuerpo para apuñarlos o dominarlos para que luchen contigo una vez que se inicie el combate.

Combate con monturas

En el juego tienes la posibilidad de montarte encima de algunas monturas para disponer de diferentes tipos de ataque o movimientos. Existen habilidades que te permiten domar a las criaturas que verás por las regiones y también otras que te permitirán invocarlas cuando quieras.

  • Caragors: es el animal más corriente. Esta especie de perro de la guerra tiene una gran velocidad y es capaz de derribar a sus presas para luego morderlas antes de que se puedan levantar. Es capaz de escalar casi por cualquier superficie.
  • Graug: este enorme trol es la segunda de las monturas que podrás invocar. Es lento pero lo compensa con unos golpes realmente letales, pose un pisotón capaz de mandar por los aires a los enemigos que estén alrededor.
  • Dragón: si, en el juego podrás montar a lomos de un dragón para quemar a las tropas enemigas. Aunque no lo desbloquearás hasta el final del juego podrás disfrutar de él en algunas de las misiones secundarias. Puede lanzar una enorme llama de fuego, una bola de fuego o incluso atrapar a los enemigos con las garras para dejarle caer.

Sistema de combos

El juego tiene un sistema de combos que determina la potencia de nuestros ataques. El indicado subirá de uno en uno cada vez que usemos cualquier tipo de ataque certero.

De igual modo el indicador se pondrá a cero si el enemigo llega a atacarnos, si realizamos un golpe que no llegue a impactar en ningún enemigo, o si pasa demasiado tiempo antes del siguiente ataque certero.

Ataques con ira

Según avancemos en el juego se desbloqueará una barra de ira de color rojo que estará por encima de nuestra barra de vida. Este indicador está dividido en segmentos y para rellenarla simplemente tendremos que atacar a los enemigos de cualquier forma. Si el enemigo nos llega a golpear perderemos un poco del indicador.

Cada vez que consigamos rellenar un segmento podremos realizar uno de los ataques de ira dependiendo de las habilidades que tengamos desbloqueadas.

Flecha subir