Vandal

Los Sidéreos, Invocaciones de Final Fantasy XV y cómo conseguirlos

Existen seis sidéreos y te decimos cómo los conseguirás durante la historia: Titán, Lamú, Leviatán, Shiva, Bahamut e Ifrit.
Los Sidéreos, Invocaciones de Final Fantasy XV y cómo conseguirlos
·

Los Sidéreos son las invocaciones de Final Fantasy XV. Seres con poderes sobrenaturales destinados a servir al verdadero rey de Lucis. En total existen seis invocaciones y todas ellas se consiguen de forma automática durante la historia.

¿Cómo se usan o se invocan?

Su principal función es la de ayudar al grupo cuando corran verdadero peligro en algún combate. Para usarlos en combate, es necesario que el propio juego valore si estás en peligro grave si esta condición se cumple, aparecerá el aviso de invocación en pantalla y tendrás que mantener pulsado durante unos segundos el botón R2 / L2 para invocarlos.

No existe forma de invocarlos manualmente y se puede dar el caso de que aunque corramos peligro no aparezca el aviso para invocarle. Dentro de algunas mazmorras secretas no existe forma de invocarlos.

Ten en cuenta que todos los enemigos que mueran cuando un Sidéreo es invocado solo le otorgarán experiencia a Noctis.

Esta es la lista de Sidéreos que conseguirás a lo largo del juego según el orden en el que se consiguen:

Titán

El primero de los Sidéreos lo conseguiremos al final del capítulo 4. Este ser es quien tiene a sus espaldas el inmenso Meteo que podemos ver en la zona central de Lucis.

Su poderoso ataque se basa en extraer de la tierra una enorme roca que impactará contra los enemigos.

Lamú

El segundo de los Sidéreos se consigue al final del capítulo 5. Este ser es capaz de generar tormentas y rayos a su antojo y lo conseguiremos tras examinar una especie de árboles sagrados.

Al ser invocado todo el cielo se llena de nubes negras y con su bastón descargará una lluvia de rayos con la que fulminará a los enemigos.

Leviatán

El tercero de los Sidéreos se consigue al final del capítulo 9. Este ser hace las veces de guardián en Altissia, controla las aguas que rodean la ciudad y se encarga de protegerla. Será la propia Lunafreya quien realice un ritual para que ayude a Noctis en su aventura.

Cuando Leviatán es invocado emerge de las profundidades del océano para rescatar a Noctis y ahogar a sus adversarios.

Shiva

El cuarto y único Sidéreo femenino se consigue al final del capútulo 12. Este ser controla el hielo, pudiendo incluso congelar por completo una zona y también es capaz de crear tempestades de nieve.

Al ser invocada aparezcan varios clones de Shiva en la zona. Los enemigos sufrirán una tempestad de hielo y toda la zona quedará congelada… mientras hacen que Noctis entre en calor.

Bahamut

El quinto Sidéreo (y posiblemente el más espectacular) se consigue al final del capítulo 13. Aunque en la mayoría de entregas de Final Fantasy se le ha visto en forma de dragón en este caso podremos ver su forma humana.

Al ser invocado sobrevuela la zona y realiza un ataque con su espada que fulminará a los enemigos.

Ifrit

El último de los Sidéreos se consigue durante el capítulo 14. Es un ser basado en el fuego y en algunos Final Fantasy se le trata como al hermano de Shiva. Si le derrotamos en la dificultad estándar conseguiremos un logro / trofeo.

Al ser invocado usará su espada para generar un poderoso ataque de fuego con el que quemará a los oponentes de Noctis.

Flecha subir