Vandal

Guía Fallout 4

Carlos Gomis ·
Acompáñanos por el yermo de la Commonwealth en nuestra guía de Fallout 4.

Precipicio de guerra (Fallout 4)

Esta misión se inicia inmediatamente tras completar "Tapadera Subterránea", la Hermandad esta atacando el cuartel general del Ferrocarril y hay que ayudar a nuestros compañeros.

Experiencia +620
Recompensa: Pistola de Plasma (Aleatoria) y munición, Granada de Impulsos, Granada de Plasma x2, Estimulante x2
Objetivo: Apodérate del Vertibird

Defiende el cuartel general del Ferrocarril

En cuanto se inicie la misión miembros de la Hermandad del Acero aparecerán en el cuartel general, hay que acabar con todos, la nueva arma que nos ha dado Desdémona nos viene muy bien contra los Caballeros en Servoarmadura, cuando acabemos con todos los asaltantes hablamos con Desdémona.

Asegura la Iglesia / Habla con Desdémona

Solo hay una forma de salir del cuartel general: atravesar directamente las catacumbas hasta llegar a la Iglesia y eliminar a todo lo que la Hermandad del Acero ha traído para liquidarnos.

Avanzamos por las Catacumbas, veremos a Glory morir, los pasillos están poblados de enemigos, varios Caballeros y miembros de la Hermandad nos saldrán al paso. Como decíamos antes el Rifle de Clavos nos vendrá muy bien.

Cuando lleguemos a la iglesia nos esperan varios Caballeros y miembros de la Hermandad, cuidado con los que haya por la zona de arriba, los eliminamos y hablamos con Desdémona.

Reúnete con Tom el Chapuzas en la comisaría

El cuartel general del Ferrocarril ha sobrevivido, para hasta que destruyamos el Prydwen de la Hermandad, nunca volveremos a estar a salvo. Para detenerlos, tenemos que hacernos con un Vertibird de la Hermandad en la comisaría de Cambridge.

El único que sabe pilotar esta máquina es Tom el Chapuzas, tenemos que reunirnos con él cerca de la comisaría.

Elimina a las Fuerzas de la Hermandad / Habla con Tom

El plan es entrar aniquilar a todos los miembros de la Hermandad que encontremos dentro y adueñarnos del Vertibird, nos ponemos manos a la obra.

La afueras y el interior de la comisaría están llenos de enemigos. Cuidado también con las torretas ametralladoras, subimos por la zona de la derecha hasta conseguir llegar a la azotea donde esta el Vertibird. Tras llegar Tom nos explica el plan para destruir el Prydwen y nos da unas cargas explosivas.

Defiende el Vertibird / Habla con Deacon

Tom se pone manos a la obra para poner a punto el Vertibird, mientras tanto Deacon y nosotros tenemos que cubrirle de nuevos enemigos de la Hermandad que llegan en otro Vertibird. Hay que eliminarlos y destruir también el Vertibird, cuando lo tengamos hablamos con Deacon y la misión concluye. Recibimos la recompensa e inmediatamente se inicia la misión "El Fulgor Rojo de los Cohetes".

Flecha subir