Vandal
Conexión Japón

Conexión Japón

Leo Carrascosa, nuestro corresponsal en Japón, nos cuenta sus experiencias. Anécdotas, curiosidades y artículos relacionados con el mundo de los videojuegos desde el día a día de un español en Japón.

Hanabi Taikai

·
Explosión de color.

Cada verano en Japón se lleva a cabo el festival denominado Hanabi Taikai (花火大会) el cual tiene una importancia casi similar a la del Hanami (contemplación de los cerezos en flor). Este festival que se realiza a lo largo de todo Japón consiste en la visualización de cientos de miles de fuegos artificiales.

La palabra utilizada para designar a estos fuegos artificiales es Hanabi, que se compone de los kanjis de flor y fuego, así que allá que nos fuimos a ver las flores de fuego. Normalmente este evento tiene lugar a finales de julio, pero debido a la catástrofe sufrida con el terremoto y posterior tsunami, el festival estuvo cerca de cancelarse, aunque finalmente se llevo a cabo con un retraso aproximado de un mes de la fecha habitual.

Imagen 201182918400_1

Mi experiencia en España con los fuegos artificiales se basa en pequeñas fiestas de ciudades y alguna que otra visualización de fuegos artificiales en Madrid y según había oído hablar, en Japón lucen muchísimo más impresionantes. Lo cierto es que el hecho de que la invención de la pirotecnia esté ligada a la invención de la pólvora en China, daba a pensar que en este lado del mundo sería totalmente impresionante en todos los sentidos. De hecho durante los pasados juegos olímpicos en China en 2008, llegué a preguntarme si había pasado Gandalf por allí, pero luego recordé que partió tiempo atrás hacia el oeste desde los Puertos Grises.

En la ciudad de Tokio, el lanzamiento de fuegos artificiales se da a lugar en diferentes zonas de la ciudad, y una gran cantidad de personas se aproximan al lugar deseado desde bien pronto por la mañana, o incluso la noche anterior. La verdad es que los lugares donde tienen lugar los lanzamientos están a reventar. Otra peculiaridad es que una buena parte de los asistentes optan por llevar yukata (una especie de kimono de verano), mezclando así las luces de los semáforos y los neones de la ciudad con una gran multitud llevando ropas y peinados tradicionales; Japón y sus contrastes.

En mi caso, a través de mi pareja, conseguimos unas entradas para ver la pirotecnia desde la azotea de un edificio de oficinas de catorce plantas. Además, íbamos a visualizar el festival número uno de Tokio que se realiza sobre el río Sumidagawa, y donde se iban a lanzar más de 10.000 fuegos artificiales que serían disparados durante una hora que dura el festival. La verdad es que estaba emocionado. Era la primera vez que veía el festival puesto que aunque he vivido aquí largo tiempo, estas fechas siempre coincidieron con algún viaje y nunca pude verlo antes. Pensé en llevarme las gafas de sol por las explosiones de color. Esperaba tener la sensación de que vería colores nunca antes vistos, que entraría en un estado de sinestesia, en fin, que iba a ser mejor que cuando cambié la Master System por la Megadrive o la Nintendo por la Super Nintendo, miles de colores sólo para mí.

Pero no fue así. A pesar de que por 20 escasos euros de entrada pudimos estar sentados, nos dieron cena y pudimos beber todo lo que queríamos durante dos horas, el hecho es que el edificio estaba situado demasiado lejos del festival. Fallo de logística no mirar exactamente la distancia. Así pues todo lo impresionante que debió ser verlo desde cerca, mirando al cielo hasta que te doliese el cuello, se quedó en forzar los ojos para ver bien en la distancia y beberse unos cuantos Chu Hai. Impresionante en momentos muy específicos, cuando el cielo se volvía rojo o blanco por instantes, pero malogrado por otros edificios circundantes y lo pequeñas que parecían estas "flores de fuego" en la lejanía. Hubo algunas voces de japoneses que decían "No puedo ver, no veo nada", pero como respetuosos que son nadie alzó la voz contra la organización.

Imagen 201182918400_2

Lo más remarcable entonces fueron algunos fuegos artificiales que parecían lenguas de fuego, así como otros que tenían formas de planetas u otros más curiosos que personalmente me parecían conejos con estética manga, aunque me dijeron que eran cerdos.

Así pues tendré que esperar al año que viene para ver un festival en condiciones, y eso sí me voy a poner en primera línea, tanto que el humo no me deje ni respirar.

ANTERIORES
Conexión Japón
20:10 15/8/2011
… los que utilizan códigos QR y los que no.
La Opinión del Jugón
16:44 22/8/2011
... aunque esto lleve a empleos algo absurdos.
SIGUIENTE
Conexión Japón
15:18 5/9/2011
Extrañas y típicas recetas niponas.

Zetajap · 01/09/2011 10:23
Si segador, pero del ofuro nos olvidamos...tattoos...meaning...sumimasen chotto....

Segador · 31/08/2011 08:00
Si te has quedado con ganas podrias ir al parque de atracciones de Toshimaen. Hace mucho que no voy, pero antes, todos los sabados de Julio y Agosto hacian Hanabi por las tardes. Y como añadido puedes montarte en un monton de atracciones, ir a la piscina o al ofuro. Ademas puedes comprar las entradas en una Daikokuya por menos de la mitad de precio.

Tambien puedes comprar una bolsa de hanabi en los konbini y montarte tu propio festival. Muy tipico de estas fechas el hacerlo con los crios en la parte de atras de casa.

Okashira-sama · 30/08/2011 22:26
[para LinkSenior]Muchas gracias  :algoverde: [/para]

LordPonchoMan · 30/08/2011 20:27
Que tengas buen viaje Okashira!

Bueno, otra vez habrá mas suerte. Y ademas, comisteis bien! xD

gsanchez7 · 29/08/2011 21:15
Me encanto la referencia a "El Señor de los Anillo" jajajaj

Flecha subir