Vandal
Conexión Japón

Conexión Japón

Leo Carrascosa, nuestro corresponsal en Japón, nos cuenta sus experiencias. Anécdotas, curiosidades y artículos relacionados con el mundo de los videojuegos desde el día a día de un español en Japón.

Crónica de una muerte no anunciada

·
El lado oscuro de la justicia nipona.

Durante estos últimos días me he estado informando sobre un tema de los que no se suele hablar en exceso entre la fauna de los más acérrimos fans del país nipón. No me malinterpretéis, me encanta Japón, pero no todo es de color de rosa en el país del sol naciente y defenderlo a capa y espada simplemente porque es Japón (cuna del manga, videojuegos y demás parafernalia) tampoco me parece justo.

Todo comenzó con el tema de hace unos meses, cuando un reportero del programa Madrileños por el Mundo fue arrestado en Osaka por un percance con un extranjero (americano si no recuerdo mal) y un japonés. El reportero pasó varios días encerrado en su celda, sin poder efectuar llamadas, sin un camastro, incomunicado…

Los japoneses no se andan con chiquitas, eso está más que claro, pero lo que fui descubriendo con el tiempo me dejó helado. En Japón existe la pena de muerte. Mucha gente podrá saberlo, pero estoy seguro que mucha otra lo desconocía. Aquí este tema se ha ocultado durante mucho tiempo, no se publicita, ni se muestra en películas, ni son casos tan sonados como los que llegan de Estados Unidos, el otro país democrático referente que sigue manteniendo la pena de muerte en algunos de sus estados.

Imagen 20114416943_1

Sin entrar en discusiones entre defensores y abolicionistas de esta práctica (una discusión sin final aparente) hay varias sorpresas en la pena de muerte japonesa. Lo primero es que los acusados mueren en la horca, método utilizado desde 1873. Pero lo segundo y más escalofriante es que el acusado nunca sabe cuándo va a morir. Es decir, una vez sentenciado a muerte tienen que pasar una serie de trámites legales que pueden tardar años, y tanto el condenado como su familia desconocen cuándo es la fecha de la ejecución. Tan sólo el infractor recibe el preaviso una hora antes de su ejecución. Es decir, un día abren la puerta de tu celda y te dicen: "En un hora te ejecutamos". No hay última cena ni despedida con tu familia, la cual recibe la noticia de la muerte tras la ejecución.

Así se ha dado el caso de Iwao Hakamada, el preso que más tiempo lleva en el corredor de la muerte, la friolera de 42 años. A toda esta barbaridad hay que añadir que los presos condenados a muerte viven en régimen de incomunicación con otros presos y sólo tienen 45 minutos de tiempo al aire libre. Aunque la justicia japonesa afirma que el no anunciamiento de la fecha libera al preso de la ansiedad y las tendencias suicidas, Iwao se ha vuelto loco y no es capaz de mantener una conversación cuerda. Además el caso no es muy claro. Se supone que el acusado mató a cuatro personas de una misma familia, y aunque él lo negó todo, finalmente acabó firmando una confesión. Eso sí, tras casi 300 horas de interrogatorio en 23 días, en los que sólo tuvo 35 minutos para hablar con sus abogados defensores. Las leyes japonesas permiten retener a los sospechosos en los calabozos durante 23 días, sin límite temporal en los interrogatorios, sin abogados y sin una cámara que grabe los hechos.

Imagen 20114416943_2

En Japón han muerto 668 personas desde 1945 en la horca. Un asesinato múltiple, o bien asesinatos con robo o violación, son sentenciados por jueces y jurados populares a la pena de muerte casi con toda seguridad, y es que los ciudadanos japoneses están, en su mayoría, a favor de esta práctica.

Mediante algunas charlas con políticos y burócratas, éstos no suelen explicar demasiado sobre el tema, quedando así en un oscuro secretismo que no deja de asustar. Me empiezo a preguntar si el excesivo respeto y la gran seguridad del país nipón se deben a un miedo a este tipo de consecuencias, pero en mi opinión la honradez japonesa proviene de muchos años atrás, de una educación y una cultura completamente diferente, al fin y al cabo en EE.UU. también existe la pena de muerte (que practican con mucha más frecuencia) y no deja de ser un país con un índice de criminalidad bastante más elevado.

Una sorpresa más, no tanto el hecho de la existencia de la pena de muerte, sino de las prácticas policiales y las circunstancias en las que se encuentran los reos hasta su ejecución, viviendo una agonía diaria, esperando a que un día se abra la puerta de su celda y le informen: "Disfruta tu última hora de vida".

ANTERIORES
Conexión Japón
14:11 22/3/2011
De viaje a la ciudad de Ehime, más curiosidades niponas.
Conexión Japón
17:06 28/3/2011
El curioso método de aparcar el coche en la capital nipona.
SIGUIENTE
Conexión Japón
13:42 12/4/2011
Florece la vida en tiempos oscuros.

JotaJ · 27/04/2011 20:36
impresionante...
por mucho que uno siempre se intente coscar de todo siempre al final lo acaban sorprendiendo.
es impresionante.
23 dias y sin pruebas de vete a a saber lo que le abran exo.
que tampoco digo que sea un santo.
pero...
tengo la duda de decir.
y si no fue el?

leadin · 07/04/2011 14:37
Como algunos han dicho, la razón por la cual la mayoría de japoneses apoyan la pena de muerte es su educación y cultura: para un japonés el honor y la educación son básicos, si alguien comete un crimen, se ha deshonrado tremendamente y si por su propia voluntad no se suicida el sistema se encargará de hacerlo, de ahí ambos datos (el apoyo a la pena de muerte y el alto índice de suicidios). De acuerdo, personalmente no, prefiero un sistema penal que lo más que acepte sea la cadena perpetua con revisión, pero conociendo mínimamente la cultura japonesa se entiende aunque sea difícil aceptarlo.

Otra cosa es el trato infrahumano que se les dé a los presos, ni tanto ni tan calvo, aquí viven como reyes que es pasarse pero allí sufren, y no creo que en la cárcel diferencien entre alguien que haya estafado o robado y alguien que haya hecho algo peor, por lo que tratar a los presos como perros no tiene justificación.

Yo conocía ya todos estos datos, una amiga que está en Amnistía me lo contó y la verdad es que me pareció exagerado pero insisto que todo se tiene que ver a través de siglos de cultura con valores muy distintos a los que tenemos en occidente. La verdad es que todo esto me recuerda al manga Death Note muy recomendable.

Veces editado: 1
Última edición: 07/04/2011 14:39

Toonlink · 06/04/2011 19:18
Me gusta mucho el artículo. Desde que Japón ha sufrido la catástrofe del combo terremoto/maremoto/crisis nuclear no hago más que leer palabras de admiración por aquel país. Entiendo la compasión por las víctimas y sus familias, así como cierto temor y pena por el desastre ecológico que puede acabar resultando, ¿pero admiración? Se debería analizar un poco más qué es lo que se admira, porque hablamos de un país cuyos ciudadanos han demostrado cómo comportarse ante un desastre, sin saqueos, robos, histeria colectiva, pero es el mismo país que tiene un escandaloso índice de suicidios, dónde aún hay una espantosa pena de muerte, dónde si no triunfas académicamente eres la mayor deshonra del mundo, dónde la mujer juega un papel secundario al lado del varón, y el extranjero es poco más que basura. Ojo con las admiraciones, los japoneses son muy educados (admirable), pero también extremadamente reprimidos y controlados, y esto se manifiesta en muchas formas como determinadas conductas sexuales. No busco tirarles piedras, y les deseo que se recuperen lo antes posible, yo mismo lloré al ver una chica arrodillada ante el cadáver de su madre, pero no son esa sociedad maravillosa que algunos nos pintan (y por supuesto que nosotros tampoco)

Darth_Flario · 06/04/2011 15:11
Ahora que me vengan los Otakus-Baboso-Pegajosos y los Loli-Whores a defenderme su país-fetiche...

Japón tiene cosas curiosas y molonas, pero por algo su cultura está basada en apariencias e hipocresía y falta de contacto.

Me parece muy fuerte que en un país tan supuestamente avanzado y tan ejemplar de cara al resto de naciones, sigan con planteamientos tan medievales.  

char_aznable88 · 06/04/2011 09:49
Me parece un artículo precioso, además de llevar TODA LA RAZÓN el autor. En el mundo, los que somos fans de los videojuegos o el manga, solemos alabar mucho a los japoneses, y lo que sí es cierto es que el respeto que se tienen ellos mutuamente, muchos países deberiamos tenerlo como ejemplo. Pero lo que he leído del artículo me ha puesto los vellos de punta.
Yo sabía que en Japón seguía existiendo la pena de muerte, pero no sabía de la forma en que la llevaban. Es muy triste eso, después de la bondad que tienen los japoneses, me parece muy fuerte con la frialdad que matan, tanto los asesinos como los ciudadanos.
Y también he leído comentarios de este artículo donde muchos apoyan esta actitud, eso también es triste, sabiendo que la mayoría que les gustan los videojuegos y el manga suelen ser auténticos defensores de la libertad y la vida. Muy triste.
También es triste que muchos amantes del manga y videojuegos, después del terremoto, abrieron plataformas para ayudar a los japoneses, pero cuando lo de Chile, no hicieron nada, eso también es muy triste.
Cada día me siento más orgulloso de vivir en ESPAÑA, no será perfecto, nuestro gobierno meterá la pata muchísimas veces, pero desde luego que NO SOMOS ASESINOS, y aunque siempre seguiré admirando la cultura japonesa por muchas cosas, ellos deberían aprender muchísimas cosas también de nosotros.

Flecha subir