PEGI +3
Xbox 360Compra Pro Evolution Soccer 2012 en FNAC
Lanzamiento: · Género: Deportes
También en: PC PS3 WII PS2 PSP iPhone Android
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Konami
Producción:
Distribución: Konami
Precio: 49,95 €
Jugadores: 1-4
Formato: DVD
Textos: Español
Voces: Español
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Pro Evolution Soccer 2012 para Xbox 360

#126 en el ranking de Xbox 360.
#722 en el ranking global.
ANÁLISIS

Impresiones Finales de Pro Evolution Soccer 2012 para Xbox 360

Pablo Grandío · 9/9/2011
Jugamos a la versión final de PES 2012 para comprobar cómo mejora y evoluciona lo visto el año pasado.

La antaño todopoderosa saga de fútbol Pro Evolution Soccer continúa poniéndose al día y evolucionando, tras unos últimos años un tanto de capa caída, intentando encontrar el rumbo en esta generación, y una última entrega, la del año pasado, que hizo algunos cambios importantes y, por lo que parece, ha marcado el camino a seguir por la saga. Con la versión final de Pro Evolution Soccer 2012 ya en nuestras manos, hemos podido comprobar cómo se han implementado las prometidas mejoras en inteligencia artificial y el progreso del juego respecto a la versión 2011. Las sensaciones que nos deja son mucho mejores que las que nos transmitió en la feria E3, cuando probamos el juego por primera vez y comprobamos, un tanto desilusionados, que todavía estaba muy "verde".

Konami sigue buscando la perfección en el fútbol.
Compartir
HD

No es el caso con esta versión final del juego, que hemos podido probar durante horas en formato PlayStation 3 y que funciona muy bien. El año pasado, PES 2011 implementó muchos cambios, más que nunca en esta generación, como resultado de una especie de proceso de reflexión, autocrítica e incluso arrepentimiento por parte de Konami, consciente de haber sido superada por su rival FIFA. El resultado fue un juego mucho mejor que los anteriores títulos de esta generación, aunque no lo suficiente para muchos, con algunos cambios que rompían con ciertas tradiciones de la saga, como la inclusión de una barra de potencia para todo, incluyendo los pases cortos. En esta entrega, estos cambios se relativizan un poco. Puede configurarse todo el apartado de pases más o menos automáticos, pero por defecto están "como toda la vida", pudiendo volver al sistema del año pasado tocando las opciones, pero manteniendo por defecto el control de años anteriores.

De hecho, cada jugador puede crearse un perfil de usuario y tener guardada su configuración en ese sentido, personalizando su asignación de botones, la asistencia al pase o al tirar, y algunas cosas más, e incluso eligiendo un avatar. El juego nos presenta todos esos sistemas, así como el selector de dificultad, la primera vez que lo iniciamos, con el objetivo de familiarizarnos, y de hecho nos propone, si somos novatos, pasar a un modo de entrenamiento por objetivos que vuelve en esta versión tras unos años de ausencia.

Mejoras jugables

La cuestión que más preocupa e interesa a los jugadores es si la saga sigue progresando. Independientemente de que hubiesen gustado más o menos los cambios del año pasado, objetivamente la jugabilidad mejoró, y esta entrega intenta seguir esa senda. Se ha mejorado la inteligencia artificial, hay menos situaciones absurdas y frustrantes, como cuando nuestros defensas dejan un pasillo porque sí, o cuando nuestros delanteros se desentienden de un balón en disputa para volver a su posición, y se han añadido algunas mejoras a las que Konami ha puesto nombre y apellidos, lo que ayuda a identificarlas y, sobre todo, a demostrarlas.

Control sin pelota


La novedad jugable más destacada es un sistema de control de jugadores en las situaciones a balón parado. Esta característica no es del todo nueva, porque ya la incluyó FIFA en sus ediciones 04 y 05, cuando intentaba acercase a PES, pero de aquella lo que nos proponía EA Sports era pensar siempre en paralelo, controlando casi siempre a un segundo jugador con el stick analógico derecho. La idea de PES es menos atrevida dado que no es tan necesario hacer esto para jugar, y además contamos con un modo semiautomático. Lo que nos propone es en las jugadas dar pequeñas órdenes a compañeros de equipo o asumir directamente su control, y en los saques de banda, puerta o córner, en vez de controlar al jugador que lanza el balón con la mano o con el pie, controlemos al jugador que queramos que lo reciba, para que el otro jugador le pase el balón automáticamente. Para hacerlo, tendremos que seleccionar al jugador deseado con el stick derecho, y luego moverlo con el izquierdo.