PEGI +18
Xbox 360Compra Hunted: The Demon's Forge en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción / Rol
También en: PS3 PC
FICHA TÉCNICA
Producción:
Distribución: Koch Media
Precio: 64,95 €
Jugadores: 2
Textos: Español
Voces: Español
Online: 2 jugadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Hunted: The Demon's Forge para Xbox 360

#346 en el ranking de Xbox 360.
#2217 en el ranking global.
ANÁLISIS

Impresiones de Hunted: The Demon's Forge para Xbox 360

Jorge Cano · 19/4/2011
Os contamos lo que da de sí este entretenido título jugando en cooperativo.

Aunque íbamos precavidos por haber leído y oído la cantilena de que Hunted: The Demon's Forge es un Gears of War con espadas y flechas, ambientado en una fantasía medieval, lo cierto es que después de haberlo jugado a fondo esta fácil y rápida interpretación de lo que es el juego no va muy desencaminada, aunque claro, con muchos matices. Pero no debería molestarle a inXile Entertainment –ni tenemos constancia de que lo haga- que comparen su obra con una de las sagas referentes en esta generación. Por suerte en esta toma de contacto –en serio, fue fruto de la casualidad- acabamos jugando el modo cooperativo tanto a pantalla partida desde la misma consola como en consolas diferentes, algo que se podrá hacer tanto online o con interconexión, y gracias a esto pudimos comprobar que tal funciona de las dos maneras.

En esta aventura protagonizada por E'Lara y Caddoc recogemos oro, armas, mejoramos nuestras habilidades, usamos magias, acabamos con orcos –de diseño muy similar a los que vimos en El Señor de los Anillos- y demás elementos de fantasía medieval, pero esto no debe llevar a equívocos, ya que no se trata de un juego de rol, es acción pura y dura, y no contiene más elementos de rpg que cualquier otro título de aventuras. Jugando en cooperativo cada uno de los jugadores será uno de los protagonistas, aunque por suerte a lo largo del desarrollo hay unos puntos donde podemos cambiarnos de personaje con la otra persona si así lo deseamos, por lo que si nos aburrimos de controlarle a él, o a ella, podremos hacer el cambio sin problemas.

Ella es rápida y ágil, buena a larga distancia con el arco lanzando flechas repetidamente, él todo lo contrario, lento pero fuerte, con una ballesta que es su arma desde lejos, pero que tarda bastante en cargar, a diferencia del arco con el que podemos disparar muy rápido. Los dos tienen magias, y también son diferentes, E'Lara le aplica poderes a sus flechas, como convertirlas en explosivas y poder disparar a cámara lenta con una muerte segura para el enemigo, y Caddoc cuenta con diversos hechizos de más o menos rayos, y uno en el que aumenta su propio poder de ataque. Vamos avanzando por escenarios no muy amplios, bastante pasilleros, aunque con alguna que otra bifurcación para buscar secretos. En los combates no sirve solo liarse a espadazos, tarea de la que debería encargarse él, y ella disparar desde lejos con las flechas. Habrá momentos en los que los dos deberán enfrentarse desde lejos a los enemigos, para lo que hay coberturas en las que escondernos y asomarnos para disparar, uno de los elementos culpables de que se le haya comparado con la saga de Epic.



Una de las cosas que nos supuso reiniciar varias veces la partida es que los enemigos nos hacen mucho daño, y como tenemos el chip tan metido de otros títulos de acción y su recuperación automática de vida, aquí al principio nos costó acostumbrarnos a tener que curarnos y tener e ir con más cuidado. Hay unas esferas que podemos usar para curarnos –al igual que otras para el maná, que se gastan al usar magia-, y al principio solo podemos llevar una a la vez, pero como vimos más adelante en el juego al aumentar nuestras ranuras se podrán llevar más, aunque estas no abundan. Aquí entra en juego la cooperación, ya que cuando nuestro compañero caiga en combate le podremos lanzar una desde lejos para que se cure, y hay que tener cuidado para que los dos a la vez no se queden sin vida, ya que supondrá volver a un punto de control. Al principio es un poco complicado, ya que no tenemos hechizos, nuestras armas son normalitas y somos muy débiles, pero jugamos un par de fases más avanzadas con los personajes mejorados y la cosa se vuelve mucho más fácil, al ser los protagonistas más poderosos.