PEGI +18
Xbox 360Compra Hunted: The Demon's Forge en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción / Rol
También en: PS3 PC
FICHA TÉCNICA
Producción:
Distribución: Koch Media
Precio: 64,95 €
Jugadores: 2
Textos: Español
Voces: Español
Online: 2 jugadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Hunted: The Demon's Forge para Xbox 360

#347 en el ranking de Xbox 360.
#2221 en el ranking global.
ANÁLISIS

Impresiones de Hunted: The Demon's Forge para Xbox 360

Macarena Mey · 3/3/2011
Vencer al mal en compañía es más fácil.

A veces nos encontramos con juegos que mezclan conceptos que a priori pueden chocar un poco. Esto es algo que le pasó a Hunted: The Demon’s Forge, pues cuando se anunció vimos que sus desarrolladores querían mezclar una ambientación fantástica con un sistema de coberturas al más puro estilo Gears of War. Lo cierto es que nos llamó la atención por lo curioso de la mezcla, aun así, hemos de admitir que tras haberlo probado hace tiempo, vimos como la fórmula funcionaba y ahora, tras poder jugar al modo cooperativo, hemos de decir que nos encontramos ante un juego muy interesante.

Un nuevo vídeo mostrando el juego de InXile Entertainment.
Compartir
HD

En nuestra partida, primero pudimos jugar en solitario al modo para un jugador a la parte de tutorial, en la que se nos enseñaban las mecánicas básicas y se nos ponía en antecedentes de la historia. Todo comienza cuando Caddoc, el integrante masculino del grupo, tiene un sueño en el que una sugerente voz le promete riquezas pero, al llegar hasta la fuente del sonido, se encuentra con un espeluznante monstruo y se despierta de la pesadilla. Pero su tranquilidad no dura mucho, pues tras unos primeros pasos en el juego, descubrimos una piedra muerta junto a un cadáver y de pronto una extraña mujer se materializa ante nosotros.

Esta visitante, que dice llamarse Seraphine, quien le pide a Caddoc la entregue de la piedra y que busquen cristales por todo el mundo para, una vez se los entreguen, darles mucho poder. Desafortunadamente la que coge la piedra es la elfa, E’lara, haciendo que algo extraño ocurra y que criaturas maléficas salgan del suelo. Seraphine les explica que ya no pueden hacer nada para evitar lo que ocurre, y menciona a un extraño ser que irá tras ellos, por lo que deberán apresurarse para conseguir cristales y dárselos a ella para que haga que las cosas vuelvan a arreglarse. Así, sin saber muy bien que ocurre, la pareja decide que no tiene muchas más opciones y emprenden el camino para cumplir la petición de la extraña mujer.

La unión hace la fuerza

Como decimos, la primera parte que jugamos fue el tutorial, donde aprendimos a manejar a ambos personajes y sus habilidades. Comenzamos controlando a E’lara y una de las primeras cosas que debemos hacer es disparar una flecha para romper una de las cuerdas de un puente levadizo y hacer que caiga. También descubrimos que podemos prender de fuego nuestras flechas para poder encender ciertos objetos (normalmente para resolver un puzle) y que cuando usamos el arco (o la ballesta con Caddoc) tenemos un sistema prácticamente igual al de Gears of War, tanto a la hora de disparar como cuando usamos coberturas para protegernos de los ataques enemigos.

Pasado un rato de manejar a la elfa tendremos que cambiar de personaje y manejar al guerrero (a partir de ese momento podremos hacerlo en cualquier momento) quien se basa en la fuerza bruta y los ataques cuerpo a cuerpo (aunque tendrá una ballesta que podrá usar, igual que E’lara dispondrá de una espada corta para defenderse en distancias cortas). Gracias a esto podrá empujar ciertas paredes o estatuas a fin de abrir nuevos caminos o activar algún mecanismo. Además de estas mecánicas básicas, nos encontramos con momentos en los que ambos personajes deben colaborar para abrir ciertas puertas (normalmente puntos de no retorno) o la posibilidad de conseguir armas nuevas de enemigos o del escenario (al ponernos sobre ellas podemos comparar las estadísticas con la que tenemos y decidir si cambiar o no, pues solo podemos tener un arma de un mismo tipo).