PEGI +7
Xbox 360Compra Child of Eden en FNAC
Lanzamiento: · Género: Shooter
También en: PS3
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Q Entertainment
Producción:
Precio: 49,95 €
Textos: Español
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Child of Eden para Xbox 360

#357 en el ranking de Xbox 360.
#2253 en el ranking global.
ANÁLISIS

Impresiones de Child of Eden para Xbox 360

Jorge Cano · 19/5/2011
Estimulamos nuestros sentidos probando esta original y psicodélica propuesta.

Aunque visualmente las diferencias son notables, el origen de Child of Eden es Rez, del que se puede considerar sucesor espiritual, un juego de 2002 para Dreamcast y PlayStation 2 diseñado por Tetsuya Mizuguchi y desarrollado por United Game Artists, un estudio interno de Sega. Un título cuanto menos peculiar, que mezclaba la acción y la música en un shooter sobre raíles al estilo Panzer Dragoon, con una estética minimalista y más abstracta –que recordaba un tanto a la película Tron-, que trajo al mundo del videojuego la para muchos hasta entonces desconocida palabra sinestesia, pero vayamos al principio de todo.

Un juego donde movimiento, forma y sonido viajan de la mano.
Compartir
HD

Tetsuya Mizuguchi se dio a conocer diseñando un mito y clásico de la conducción como Sega Rally en 1995. Ya en 1999 lanzaría Space Channel 5, un divertido juego musical, y desde entonces hasta ahora en casi todas sus obras, tanto en Sega como fuera de ella en el estudio que fundó, Q Entertainment, el implementar en la jugabilidad el ritmo y el sonido ha sido una de sus mayores inquietudes. Con Rez, un desarrollo que en un principio se conocía con los nombres en clave de K-Project, Project Eden –por lo que ya podéis imaginar el origen del título que tratamos hoy-, y Vibes, creó una obra que no dejó indiferente a nadie, considerado un título de culto y que fue revisado para Xbox Live hace tres años, para que los que sintáis curiosidad y os lo perdierais aún podéis recuperarlo.

Para explicar su concepto jugable se utilizó el término sinestesia, una palabra que a muchos nos sonó a chino en su momento pero que a base de promocionarla acabó resultando familiar, y que de hecho se está volviendo a utilizar para explicar el concepto de Child of Eden. La sinestesia es la mezcla de varios sentidos, por ejemplo oír colores, ver sonidos y percibir sensaciones gustativas al tocar un objeto. No es que se asocie y se tenga la sensación de sentirlo, es que se siente realmente. La inspiración de este concepto le llegó a Mizuguchi a través del descubrimiento de la obra pictórica del pintor ruso Wassily Kandinsky, quien dedicó parte de su vida a reflejar la música en la pintura, y cuyo nombre incluso llegaba a aparecer en los títulos de crédito de Rez.

Child of Eden no solo trae de vuelta el concepto de sinestesia y casi la misma jugabilidad que Rez, sino que además su historia tiene ciertas similitudes con aquel, e incluso algunos pensarán que la continúa, por lo que considerarlo un simple sucesor espiritual quizás sea quedarse algo cortos. Rez se desarrollaba en una importante red informática controlada por una inteligencia artificial llamada Eden. Esta había llegado a conseguir tanto conocimiento que empieza a cuestionarse su propia existencia, provocando una serie de problemas en esta red, imprescindible para la sociedad, por lo que nosotros encarnábamos a una especie de hacker que tenía que introducirse con el objetivo de reiniciar a Edén, para lo que teníamos que acabar con todo tipo de virus y cortafuegos.