PSVITACompra Warrior's Lair PSN en FNAC
Lanzamiento: · Género: Aventura / Rol
FICHA TÉCNICA
Producción:
Distribución: PlayStation Network
Formato: Descarga
COMUNIDAD

Impresiones de Ruin para PSVITA

Macarena Mey · 22/6/2011
Juega en la tele y llévate la aventura contigo cuando salgas.

Hace unos meses se anunció la nueva portátil de Sony, la PS Vita, para la que se enseñaron algunos juegos muy interesantes, como Uncharted o Little Big Planet. Tras enseñarnos sus principales características entonces, el E3 ha servido para poder profundizar en la consola y mostrarnos otros usos realmente interesantes, como, en el caso que nos ocupa, la conectividad PS3 – PS Vita, todo gracias a lo que han bautizado como un RPG de acción social.

A la hora de plantear Ruin sus desarrolladores tuvieron siempre en mente que debía ser una experiencia adecuada para portátil, con partidas que se adaptasen a la máquina. Siguiendo este planteamiento se les ocurrió que las portátiles se usan más cuando estás fuera de casa, pero que mucha gente, cuando está en su hogar, prefiere usar una consola de sobremesa, aunque sea por el hecho de tener una pantalla más grande. Esa idea les hizo trabajar en el que es uno de los puntos fuertes del juego, la conectividad entre PS3 y PS Vita. Esta se traduce en que nosotros podemos estar jugando tranquilamente en la portátil y en cualquier momento guardar la partida y dejar el juego. En ese momento podremos, desde nuestra consola, cargar la partida y seguir jugando desde el punto exacto en el que lo dejamos, pero eso sí, con la comodidad de verlo en una pantalla más grande.

En cuanto al juego en sí se trata de un RPG de acción en el que la cámara se sitúa por encima del personaje y este tiene que ir avanzando mientras acaba con hordas y hordas de enemigos. Para ello podrá usar sus armas y sus hechizos, teniendo sus ataques mucha contundencia, y es que en palabras de sus desarrolladores, han querido que el jugador se sienta muy poderoso, con ataques muy efectistas y con sensación de mucha potencia. Además, nos encontraremos con algunos pequeños puzles y bastantes tesoros que saquear.

Suponemos que aún os estaréis preguntando donde está la parte social que mencionábamos al principio. Bien, la idea es que cada jugador tendrá su mazmorra, cada vez más grande según vaya subiendo de nivel, y su objetivo será mantenerla a salvo de los otros jugadores. Para ello tendrá una serie de enemigos y trampas que diseminar por sus dominios para hacer más complicado el avance de otros jugadores. Por supuesto, una vez fuera de tu rol de amo del calabazo tu objetivo será meterte hasta la cocina de las mazmorras ajenas y saquearlas tanto como puedas para así conseguir dinero y experiencia. Además, en cualquier momento podrás encontrarte a otros guerreros en tu viaje, aunque nos han asegurado que estará controlado de forma que no haya mucho desequilibrio entre los niveles de los distintos jugadores para que así la experiencia sea divertida para todos. Para esto no sólo se basarán en el nivel que tengamos, sino también en las horas a la semana que empleamos en el juego, pues da información acerca de la forma de jugar de cada uno y así se cuadran más los perfiles.

Gráficamente el juego no se ve mal, pero se nota que le falta trabajado todavía. Aunque la perspectiva nos permite acercar la cámara, no podíamos girarla, lo que hace que el resultado final no se vea tan llamativo, ya que al final lo recomendable es jugar con una vista más alejada para tener más elementos en pantalla. El juego sí contaba con buenos efectos de luz y con un buen número de enemigos en pantalla, aunque como decimos aún está en una fase bastante temprana de desarrollo (ni siquiera su título es definitivo) por lo que es más que probable que veamos una buena mejora con el paso del tiempo.

Quizá uno de los problemas de PSP era el hecho de que muchos de sus juegos no ofrecían experiencias portátiles, sino las mismas que habíamos disfrutado en nuestra sobremesa pero adaptadas a la pequeña pantalla. Sin duda Sony ha aprendido de este error, como lo demuestran muchos de los juegos anunciados, siendo este Ruin un claro ejemplo. Y es que la idea de poder elegir donde jugar en función de si estamos en casa o fuera nos encanta, pues somos nosotros quienes decidimos como disfrutar del título. Además, la idea de que cada jugador tenga su mazmorra y deba protegerla mientras ataca la de los demás nos ha gustado y esperemos que la idea esté lo suficientemente elaborada para que funcione. Sin duda Ruin abre un camino que no dudamos que otros juegos seguirán.