PEGI +18
PSVITACompra Killzone Mercenary en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Sony Cambridge
Producción:
Distribución: Sony
Precio: 39,95 €
Jugadores: 1
Formato: Tarjeta
Textos: Español
Voces: Español
Online: hasta 8 jugadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Killzone Mercenary para PSVITA

#12 en el ranking de PSVITA.
#319 en el ranking global.
ANÁLISIS

Impresiones de Killzone Mercenary para PSVITA

Ramón Varela · 9:08 24/7/2013
Killzone salta a PS Vita manteniendo toda la esencia de la serie principal.

Killzone Mercenary fue uno de los primeros juegos desvelados de la portátil, antes incluso de conocer el nombre comercial de PS Vita, así que tras lanzarse títulos como Uncharted, LittleBigPlanet o Gravity Rush podríamos decir que es uno de los pesos pesados de la consola con más solera de cuantos hay anunciados. Hemos jugado ya a modos como el multijugador –recientemente, en el E3-, pero ahora disfrutamos tranquilamente de una misión del modo campaña que nos ha despejado varias dudas sobre este proyecto. La buena noticia: es un Killzone por los cuatro costados; la mala noticia: si no te atrae la saga –o el género-, Mercenary no te hará cambiar de opinión ni un ápice.

La entrega exclusiva de PS Vita se adelanta unas semanas.
Compartir

Después de varios intentos por llevar los títulos de acción en primera persona a Vita –Resistance, Call of Duty-, con resultados que no estaban a la altura de las circunstancias –aunque ninguno terriblemente malo-, Guerrilla Games con el estudio Cambridge pretende convencernos de que jugar a un FPS lejos de la pantalla grande es posible. Y lo han conseguido, ahora sí podemos decir que estamos ante un título que a grandes rasgos ofrece la diversión que una consola doméstica, poniendo unas cuantas novedades a la saga –ninguna radical- que le sientan estupendamente al ritmo de sus partidas, un poco más pausadas que en PS2 y PS3. Killzone Liberation de PSP nos gustó por su original planteamiento, pero claro, no era lo mismo que un Killzone pata negra.

Killzone Mercenary se ambienta tras los acontecimientos del primer Killzone, de manera paralela al segundo juego, el que supuestamente sería el asalto final de ISA a Helghan. Arran Danner, el protagonista, es un mercenario que trabaja para el mejor postor, y eso significa que su moral es bastante gris. En nuestra versión Danner tiene como objetivo colaborar con ISA para desviar los temibles cañones de rayos de Helghan que protegen el cielo de su planeta y volverlos en su contra, por lo que podría parecer una sección típica de la serie principal, pero se sabe que por cuestiones de trabajo habrá misiones de apoyo a los helghast, que en principio será un punto de vista interesante y muy demandado por los fans –no son pocos los que consideran a los helghast el mayor atractivo de Killzone-. La imparcialidad de Danner empezará a tambalearse cuando, en una misión de evacuación del embajador de Vektan y su familia en Pyrrhus, tenga en su mano decidir el destino de la guerra.

Una de las primeras novedades que vemos en Mercenary es su sistema de misiones. En lugar de una historia desarrollada al estilo tradicional deberemos resolver diferentes casos en puntos del planeta probablemente sin relación directa. Nuestra demostración sólo incluye una de las nueve misiones, de 30 o 45 minutos de duración –dependiendo de la dificultad-, por lo que desconocemos si este sistema ofrecerá una progresión no lineal eligiendo el orden de los encargos. Lo que está claro es que el dinero tiene un papel importante en esta entrega, pues es necesario para adquirir en el mercado negro mejores armas principales y secundarias, armaduras, munición y tecnología. Es algo que además de dar flexibilidad a la forma de juego –hay un buen puñado de opciones a elegir- te hará jugar mejor durante las partidas. No hablamos de una simple puntuación para un intrascendente tablón de récords que nadie mira: la forma de eliminar enemigos te supondrá más recursos económicos –y morir te los quita-, y por tanto, más facilidad para superar misiones siguientes.