PEGI +18
PlayStation 3Compra The Last of Us en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción / Aventura
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Naughty Dog
Producción:
Distribución: Sony
Precio: 69,95 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Español
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
The Last of Us para PlayStation 3

ANÁLISIS

Especial de The Last of Us para PlayStation 3

Ramón Varela · 15:44 10/12/2012
Os contamos todo lo que sabemos de lo próximo de Naughty Dog, uno de los juegos más esperados de PlayStation 3 para 2013.

The Last of Us ha sido posiblemente uno de los secretos mejor guardados por Sony de la última década dentro de un largo historial de filtraciones de juegos y consolas de la compañía. El juego de Naughty Dog además fue presentado con una misteriosa campaña de hormigas y hongos que hasta su anuncio oficial mantuvo en vilo a muchos jugadores y medios sobre quién sería el estudio desarrollador. Nadie pensó en los creadores de Uncharted, que hacía escasas semanas acababan de lanzar Uncharted 3: La traición de Drake –finales de 2011-, lo cual descartaba casi totalmente un segundo proyecto paralelo. Un error, porque los "perros traviesos" preparaban algo inesperado.

Naughty Dog sigue mostrando su nueva obra para PlayStation 3.
Compartir
HD

No son zombis, son infectados

Todo comenzó cuando Bruce Straley –director- y Neil Druckmann –director creativo- vieron por casualidad un documental de la BBC llamado Planet Earth con escenas hoy famosas de un hongo parasitando a una hormiga, haciendo real el mito de los zombis. El hongo en concreto, Cordyceps unilateralis, infecta a su huésped, en este caso pequeños insectos, lo controla para obligarles a ascender a un punto alto, como ramas de un árbol, y sujetarse con sus mandíbulas. Una vez allí, la hormiga muere y el hongo se desarrolla alimentándose del cadáver; gracias a su posición elevada, al hongo le es fácil esparcir sus esporas y así continuar el ciclo, infectando a más incautos bichos. La escena es bastante impactante la primera vez que se ve y casi parece fantástica, motivos más que suficientes para quedar grabados en la mente de Straley y Druckmann, que por entonces acababan de terminar Uncharted 2: El reino de los ladrones y buscaban nuevas ideas para su próximo proyecto tras cosechar gran éxito con la entrega que redefinió la saga Uncharted. Mientras, el equipo principal y numeroso se preparaba para tomar el relevo con el tercer capítulo de las aventuras de Drake.

"¿Qué pasaría si el hongo salta la cadena animal e infecta a los humanos?" se preguntó Straley, consciente de que no sería la primera vez en la que una enfermedad animal muta para afectar a la población. Realizar un juego con esta premisa es tentador, y de manera natural el equipo de Naughty Dog visualizó un mundo postapocalíptico afectado tras esta pandemia en la que el tiempo se ha detenido y los pocos supervivientes deben enfrentarse a todo tipo de peligros, los del hongo y la naturaleza salvaje de otros humanos hambrientos. Primer problema: hay juegos de zombis a patadas.

"Cuando miramos en este género, lo llames supervivencia o postapocalíptico, en cualquier medio –sean películas, libros o novelas gráficas- todo se centra en los personajes", revela Druckmann. "Se trata de hacer que te importen las relaciones entre la gente, y así cuando sucede algo horrible sientes emociones. Creemos que nadie se preocupa de esto en los videojuegos, y es esto es lo que puede aportar Naughty Dog al género". Este punto de partida es diferente al de muchos lanzamientos; pongamos Resident Evil de ejemplo: la saga de Capcom siempre ha aspirado a imitar el cine serie B inspirándose en clásicos de zombis en los que las emociones provenían de los sustos y el ambiente. ¿Chris, Jill, Leon? Meros guías de este espectáculo, su pasado poco nos importa y tampoco se nos han ofrecido demasiados detalles tras 15 años de secuelas. Funciona bien porque ciertas entregas han sido brillantes, precursoras del "survival-horror" e influyentes a su vez –de Resident Evil 4 beben muchos títulos actuales-. El objetivo de Naughty Dog en las primeras fases de desarrollo era precisamente rellenar este hueco de personalidad y dar alma a los juegos de zombis y mutantes, confiando en su sólida base jugable que los hizo famosos desde el primer Crash Bandicoot.