X
También en: PS4 PC
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Tango Gameworks
Producción: Bethesda
Distribución: Koch Media
Precio: 69,99 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Español
Online: No
ANÁLISIS

Impresiones finales de The Evil Within 2 para Xbox One

Jorge Cano ·
El mejor terror japonés regresa con una trepidante aventura de acción que promete mantenernos en tensión de principio a fin.
Versión Xbox One. También disponible en PlayStation 4 y Ordenador.

En la redacción de Vandal nos encantan los juegos de terror, y aunque en la escena independiente hay un montón de ellos para elegir todos los meses, entre las grandes superproducciones no se prodigan tanto, y la verdad es que es un género al que le sienta muy bien tener unos valores de producción elevados, para impresionar y atraparte con su ambientación, como nos demostró a principios de año el genial Resident Evil 7.

En menos de un mes, el 13 de octubre, vamos a poder volver a disfrutar de un juego de estas características con The Evil Within 2, la secuela del título de 2014 que dirigió Shinji Mikami, el famoso creador de Resident Evil, quien ahora tan solo será ejercerá de productor, ya que ha cedido la dirección a John Johanas, uno de sus pupilos en Tango Gameworks.

Por lo que hemos podido probar en este nuevo contacto no parece que este hecho se vaya a notar, ya que la propuesta jugable es muy parecida a la de la primera entrega, y la ambientación es si cabe mejor, con una imaginación retorcidamente macabra a la hora de crear extrañas criaturas y escenarios terroríficos.

Después de haber jugado tres capítulos distintos de la aventura nos hemos hecho una buena idea de qué va a ofrecer The Evil Within 2, que en apariencia es muy similar al primero, pero que cuenta con una estructura distinta y bastante interesante, menos lineal y encorsetada, en la que hay cabida para eventos y misiones que serán opcionales.

La historia es muy interesante por lo que hemos podido conocer hasta el momento.

El grueso de la aventura se desarrollará en la ciudad de Union, una pequeña localidad rural norteamericana creada dentro de STEM, un concepto que conoceréis los que jugasteis al primero y sobre todo a sus DLC, y que no vamos a destripar por si todavía estáis a tiempo de engancharos a la saga. Esta ciudad será una especie de mundo abierto, como lo podía ser el pueblo de Silent Hill en el mítico juego de Konami, y desde él iremos accediendo a distintos tipos de experiencia intensas y escalofriantes, que se pueden desarrollar en lugares aislados, además de en las propias calles de Union.

Así podremos recorrer esta ciudad con cierta libertad y activar las misiones o eventos en el orden que queramos, o incluso dejarnos cosas por ver si no exploramos todo con atención o queremos ir al grano en la historia principal. Acudir a estos eventos opcionales nos desvelará más detalles de la historia y nos proporcionará importantes recursos, con los que podremos mejorar las habilidades de Sebastian Castellanos y su armamento.

Estamos ante un survival horror, y ya hemos comprobado que la munición y los botiquines son escasos, por lo que la correcta gestión del inventario es muy importante, así como explorar los escenarios con atención para recoger todo lo que nos tengan que ofrecer. Aquí tenemos un interesante juego de riesgo y recompensa, ya que a veces explorando nos podremos meter en la boca del lobo, y vernos inmersos en una situación desafiante cuya recompensa a lo mejor no nos merecía la pena.

Hay acción sí, pero debemos tener en cuenta que los recursos escasean, y que cada bala o explosivo es importante.

Si la estructura es más libre y abierta a la hora de afrontar las distintas situaciones que nos propone el juego, también lo es la progresión del personaje, con un árbol de habilidades bastante amplio, dividido en cinco ramas: salud, combate, sigilo, recuperación y atletismo, con el que poder enfocar a nuestro personaje hacia el estilo de juego que más nos guste, pudiendo afrontar la gran mayoría de las situaciones con sigilo o acción directa, aunque casi siempre acabaremos combinando ambos estilos.

Para enfrentarnos a criaturas como estas hará falta más que un buen arsenal: muchas agallas.

También podemos mejorar y personalizar las armas de diferentes maneras, mediante la recolección de recursos, y en todos los aspectos que hemos visto es un juego un poco más completo y complejo que el primero, aunque manteniéndose fiel a su propuesta jugable y narrativa.

Básicamente podríamos hablar de tres tipos de situaciones jugables. Por un lado las escenas más intensas, espectaculares y lineales, enfocadas en impactarnos y aterrorizarnos, y donde no tenemos mucho margen de maniobra, que pueden consistir en una persecución o en un enfrentamiento contra un jefe.

Luego tenemos todo lo contrario, el mundo abierto y la libertad jugable, donde podemos explorar sin limitaciones, decidir con cautela a dónde nos dirigimos y donde el ritmo nos da un respiro. Y por último unas secuencias que son un punto intermedio entre ambos extremos, que se desarrollan en lugares con una exploración reducida y un progreso lineal, pero donde hay puzles, sigilo mezclado con acción y algunos coleccionables, y donde la narrativa suele hacer más acto de presencia.

El juego combina de manera natural todo tipo de situaciones, desde intensas persecuciones a entornos abierto, o una mezcla de ambas vertientes, todo siempre con un gran ritmo.

Todas estas situaciones bien mezcladas se sienten como una terrorífica montaña rusa con bajadas y subidas, y la aventura tiene un ritmo estupendo, donde no puedes parar de jugar para ver a continuación qué nuevo horror han imaginado sus creadores. En ambos contactos con el juego nos ha sorprendido que la dificultad por defecto es bastante elevada, y aunque se puede comenzar una partida con un nivel más fácil o difícil que el ‘normal’, nos alegramos de que la apuesta original sea la de querer desafiar al jugador y que lo pase mal.

Los gráficos a simple vista son bastante parecidos a los del primero, pero poco a poco descubres que los modelados de los personajes cuentan con un mayor nivel de detalle, la iluminación es más elaborada, y los escenarios cuentan con más detalle. En cualquier caso, el apartado técnico no es algo que destaque en este juego, y sí su ambientación, que es simplemente genial, con un diseño de criaturas y escenarios de lo mejor que hemos visto en el género. Y por cierto, esta vez no habrá bandas negras en la parte superior e inferior de la pantalla, aunque nos mostraron que se podrán poner si algún fetichista las echa de menos.

Aunque no de manera muy evidente, hay una sustancial mejora gráfica en esta secuela, que se nota especialmente en los rostros de los personajes, mucho más detallados

Además, como nos tiene bien habituados Bethesda, a nuestro país llegará con voces en español, lo que acabará por redondear un apartado audiovisual muy potente, algo importantísimo en un buen juego de terror.

Vuelve el survival horror japonés

The Evil Within 2 es una secuela muy continuista, que va a gustar muchísimo a los que disfrutamos del primero, pero que no creemos que vaya a convencer a los que se sintieron decepcionados con su propuesta, ya que el cóctel es muy parecido, y lo único que han hecho es variar la proporción de los ingredientes. Ahora menos lineal y encorsetado y con una estructura un pelín más abierta, dando al jugador más opciones para afrontar sus situaciones, pero con una ambientación, historia y mecánicas de juego muy parecidas.

Si disfrutas de este tipo de aventuras de acción con ambientación terrorífica y te gusta el punto de vista del género que tienen los desarrolladores japoneses, apunta esta fecha en el calendario, el 13 de octubre, ya que tienes una cita con un juego que con el que te lo vas a en grande.

Hemos escrito estas impresiones tras probar el juego en su versión de PC en un evento celebrado en Londres al que fuimos invitados por Bethesda.