PEGI +12
Xbox OneCompra Max: The Curse of Brotherhood en FNAC
Lanzamiento: · Género: Plataformas
También en: X360 PC
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Press Play
Producción:
Distribución: Xbox Live
Precio: 14,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Max: The Curse of Brotherhood para Xbox One

#3 en el ranking de Xbox One.
#443 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Max: The Curse of Brotherhood para Xbox One

Jorge Cano · 21/12/2013
Puzles y plataformas se vuelven a unir a partes iguales en una aventura entretenida, ingeniosa y sin grandes pretensiones que deja un buen sabor de boca.
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
6
TOTAL
8
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8
Versión Xbox One. También disponible en Xbox 360 y Ordenador.

En el éxito de Xbox 360, además de los juegos producidos por Microsoft Game Studios, y los imprescindibles títulos multiplataforma de compañías como Activision, Ubisoft y Electronic Arts, se debe en parte a los juegos descargables de Xbox Live, desde los más independientes a los menos. Títulos muchas veces exclusivos temporalmente que fueron haciendo muy apetecible su bazar, y que enseñaban a los jugadores que ya no solo se tenían que fijar en las estanterías de las tiendas para encontrar los mejores juegos, porque en formato digital se lanzaban algunas de las propuestas más originales, arriesgadas y divertidas, a un precio bastante ajustado.

Ya está disponible para Xbox One.
Compartir

En un arranque de generación que no ha sido especialmente brillante en cuanto a la calidad de los títulos exclusivos de ambas consolas, las esperanzas ya se fijan en el horizonte, y más concretamente en el próximo mes de marzo. Es entonces cuando llegará inFamous: Second Son para PlayStation 4, y Titanfall para Xbox One, dos de los primeros pesos pesados de ambas consolas. ¿Qué hacer hasta entonces si ya hemos exprimido los títulos de lanzamiento? Pues poner todas nuestras esperanzas en las tiendas digitales, donde esperamos que se vayan lanzando multitud de juegos, algunos muy discretos y que llegan sin hacer ruido, pero que van dando el empaque y variedad necesaria al catálogo de una consola.

Con los estudios indies deshaciéndose en elogios a la consola de Sony, y anunciando multitud de títulos para esta, parece que Microsoft se había quedado rezagada en este aspecto, aunque ya han dicho que quieren enderezar el rumbo. Y de momento lo están haciendo a golpe de exclusivas, hace un par de semanas con el genial juego de puzles Peggle 2, que seguro el año que viene se lanzará en multitud de formatos, pero que de momento es exclusivo de Xbox One, y ahora repitiendo una jugada similar con Max: The Curse of Brotherhood, un juego de puzles y plataformas que también está anunciado para Xbox 360, pero que ahora mismo solo está disponible en la sucesora de esta consola.

Max: The Curse of Brotherhood es la secuela de Max and the Magic Marker, un título que se lanzó hace unos 3 años para multitud de formatos como Wii, Nintendo DS, PC, PlayStation 3 e incluso iPhone, y que contaba con muy buenas ideas aunque una ejecución que no las terminaba aprovechando del todo, algo que se ha solucionado en esta secuela. En The Curse of Brotherhood nos encontramos con la misma base jugable, pero ahora con unos gráficos poligonales mucho más vistosos gracias al motor Unity, y una experiencia más larga, ingeniosa y satisfactoria.

La historia comienza con Max entrando en su habitación, en la que se encuentra a su travieso hermano pequeño poniendo todo patas arriba. Fruto del calentón, Max busca un hechizo en internet para hacerle desaparecer, pero lo que no podía imaginar es que este fuera a funcionar realmente, y que le fuera a trasladar a un mundo fantástico, al que tendrá que viajar para intentar rescatarle. Los primeros pasos en este mágico universo sirven para hacerse con el control de Max, muy sencillo, ya que solo podemos saltar y agarrar algunos objetos, y descubriremos ya desde el principio que hay escenas de plataformas bastante exigentes. Por suerte el juego está plagado de puntos de control, y la muerte no se penaliza, por lo que a base de repetición, superaremos los momentos más complicados.

La cosa se pone interesante cuando conseguimos el rotulador mágico, una herramienta con la que podemos dibujar ciertos objetos sobre la pantalla. Para esto tenemos que apretar el gatillo derecho del mando, mostrándose el rotulador, y lo tendremos que situar sobre las partes del escenario que brillan. Al principio solo podemos crear columnas de tierra, pero más adelante en la aventura conseguimos nuevos poderes, como dibujar troncos, lianas, corrientes de aguas y hasta unas poderosas bolas de fuego, teniendo que interactuar unos con otros.

En el desarrollo se alternan perfectamente los momentos de plataformas con los puzles, aunque estos últimos tienen más peso, y nos pondrán en algún que otro aprieto. Aunque todos los acertijos se basan en dibujar objetos, romperlos, y hacerlos interactuar con el entorno o entre sí, nunca el desarrollo se llega a hacer repetitivo, siempre se las apañan para incluir puzles bastante ingeniosos, que ponen a prueba nuestro intelecto. Y además sin darnos casi nunca pistas para las resoluciones, solo algún que otro comentario en voz alta de Max.