Vandal
PEGI +16
Xbox One
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Square Enix
Producción: Square Enix
Distribución: Koch Media
Precio: 64,95 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Inglés/Japonés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA
Final Fantasy XV para Xbox One

#28 en el ranking de Xbox One.
#635 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Final Fantasy XV para Xbox One

Jorge Cano ·
Uno de los juegos más esperados de los últimos tiempos cumple con lo esperado y nos ofrece una aventura de acción muy divertida, bella y espectacular, aunque no exenta de pequeños errores y carencias.
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
9.5
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Versión Xbox One. También disponible en PlayStation 4 y Ordenador (Año 2018).

Uno de los desarrollos más largos y ambiciosos de la historia del videojuego japonés por fin ha llegado a su fin, y tenemos que decir que, por suerte, también a buen puerto. Si ha estado a la altura de las expectativas no es fácil de decir, porque cada jugador tiene las suyas, y si esperabas que Final Fantasy XV recuperara el brillo de las mejores entregas de la serie, con las que Square tocó el cielo, quizás tengas motivos para sentirte un poco decepcionado.

Analizamos en vídeo la esperada fantasía final de Square Enix.
Compartir

Si en cambio solo esperabas un juego bien hecho, divertido y adictivo, estás de enhorabuena, porque todo eso lo ofrece Final Fantasy XV sin despeinarse, y nos ha tenido enganchados a la consola de principio a fin, sin poder despegarnos del mando. Una aventura de acción y rol muy entretenida y espectacular, pero también con unos cuantos altibajos, a la que le pesa un desarrollo bastante accidentado que ha pasado por muchas manos.

El grupo de protagonistas, sus diálogos y cómo evoluciona su relación es sin duda una de las cosas que más nos ha gustado del juego.

Cuesta explicar rápidamente lo que nos ha parecido un juego lleno de aciertos, pero también con multitud de fallos y carencias, que por suerte no son tan importantes como para impedirte disfrutar de la experiencia. En la balanza se pueden poner una enorme cantidad de cosas buenas y malas, pero finalmente se decanta por lo positivo, porque el juego engancha y te lo pasas en grande con él, aunque eso no quiere decir que obvies las cosas negativas o mejorables, que son bastante evidentes.

En lo positivo tenemos un sistema de combate muy divertido y espectacular, unos gráficos realmente vistosos, una banda sonora que es una delicia, un grupo de protagonistas bien llevado y con carisma, una historia interesante, y una gran sensibilidad a la hora de saber capturar la esencia de la saga Final Fantasy y lo que siempre la ha hecho especial, además de estar lleno de guiños y referencias que son puro fan service, y que los mayores aficionados de esta serie de juegos de rol van a disfrutar.

En lo negativo tenemos una narrativa desequilibrada, con un guion deslavazado y lleno de agujeros, una cámara que en los combates a veces ofrece más dificultades que los propios enemigos a los que nos enfrentamos, un sistema de misiones secundarias muy anticuado y que deriva en un mundo abierto desaprovechado, y un Final Fantasy que en las primeras horas parece que va a ser enorme, pero que nos ha durado menos que ningún otro.

Dicho esto, tenemos que recalcar que nos ha gustado mucho, y que viendo su complicado desarrollo se puede decir que el resultado es incluso mejor de lo que se podía esperar. Pero también es cierto que el hype se había disparado en las últimas semanas y meses, y eso le puede jugar una mala pasada a algún que otro jugador.

Los combates son tan divertido como espectaculares.

Si eres fan de los juegos de rol japoneses, y no te importa que este Final Fantasy sea una aventura de acción, lo vas a disfrutar sin ninguna duda, y vas perdonarle todos sus pecados, porque sus virtudes son muchas. Será el mercado el que dicte la verdadera sentencia, pero si nos tomamos este juego como un examen a una saga mítica y a la propia industria japonesa, hay que decir que ha aprobado con nota, aunque sigue lejos de la excelencia de antaño.

Reclama tu trono

La historia de Final Fantasy XV es muy interesante, y nos encanta el universo que han creado para la ocasión, que mezcla mejor que nunca el realismo con la fantasía más extrema, capturando muy bien la esencia de una saga tan longeva, que nos ha contado ya tantas historias y nos ha ofrecido multitud de mundos y personajes, siempre estimulantes. Los problemas vienen por el lado del guión, con evidentes agujeros y situaciones que quedan sin explicación, con personajes que entran y salen de la historia sin motivo, y un mundo y lore con un potencial tremendo, que creemos no han sabido aprovechar del todo.

Lunafreya es un personaje fascinante, pero se desarrolla más en la película 'Kingsglaive' en que el propio juego.

La estructura de la aventura es bastante valiente, y aplaudimos su atrevimiento, no nos parece un error el querer ofrecer lo mejor de los RPG lineales y de mundo abierto. En la primera mitad tenemos un juego de mundo abierto, con escenarios enormes para explorar, con multitud de tareas secundarias, y con una historia totalmente diluida y que no avanza en dirección alguna. En la segunda, el juego se vuelve completamente lineal, la carga argumental se intensifica muchísimo, y recuerda a un Final Fantasy más tradicional, donde la narrativa lo guiaba todo. Vivimos situaciones muy espectaculares, en la que ahora somos auténticos protagonistas: esas increíbles cinemáticas de las entregas de PlayStation, ahora las jugamos.

Hay personajes en la historia muy interesantes pero que se sienten desaprovechados, y salen y entran del relato sin demasiadas explicaciones.

Si la historia mejora en la segunda mitad, también hay que decir que empeora como juego. El desarrollo se vuelve muy encorsetado, nos tiramos largos ratos sin combatir, hacen algún experimento extraño, como incluir escenas de sigilo que no terminan de encajar bien, y en el tramo final llega una de las peores fases que hemos jugado en mucho tiempo, casi dos horas de tedio que nos parecen incomprensibles. Por suerte, el cierre de la historia deja un gran sabor de boca, es muy redondo y emocionante, y hay que dejar claro que en esta segunda parte lineal podemos volver al mundo abierto en casi cualquier momento, para subir de nivel y seguir realizando tareas secundarias.

Para justificar que la historia sea tan endeble en las primeras horas, se podría poner como excusa que es un problema intrínseco de los mundos abiertos (aunque ya hay juegos de rol que han demostrado que se pueden contar buenas historias con esta estructura), pero esto no justifica del todo ciertas torpezas y vacíos argumentales. Para empezar, es un error que uno de los acontecimientos más importantes hayan decidido mostrarlo y contarlo en una película (Kingsglaive, de obligado visionado) y omitirlo del juego, cuando en el proyecto original, Final Fantasy Versus XIII, incluso era una parte jugable.

Con esta decisión la historia nace herida, y no deja de ser extraño que comprendas mejor el mundo y algunos de sus personajes clave (como Lunafreya ) en la hora y media que dura la película que en las primeras 15 horas del juego. Personajes que aparecen y desaparecen del relato sin mucha explicación, secundarios interesantes pero que apenas son desarrollados, y una relato que en muchos momentos no sabes muy bien a dónde se dirige.

¿Amigo o enemigo? Ardyn es uno de los personajes más elaborados e interesantes de todo el juego.

Por suerte la cosa se endereza en la segunda mitad, la historia se vuelve mucho más interesante y comprensible, y el relato se vuelve más dramático, un terreno donde Final Fantasy siempre ha sabido desenvolverse como pez en el agua. Pese a la cantidad de carencias argumentales y decisiones extrañas, y la evidencia de que es un guión hecho a retazos y que ha pasado por varias manos, finalmente la historia nos ha dejado un buen sabor de boca, y gran culpa de ello son sus cuatro protagonistas, de lo mejor del juego.

Es muy curioso que una de las partes más criticadas desde que se empezó a mostrar este Final Fantasy, su grupo de protagonistas masculinos con aspecto de boy band, finalmente haya sido lo más acertado de la narrativa, con unas relaciones muy creíbles, unos diálogos acertados y con chispa, y una evolución dramática muy convincente y sorprendente: los personajes que comienzan la aventura van cambiando su comportamiento y emociones a lo largo de la historia, en consonancia con los dramáticos hechos que van ocurriendo, algo de lo que deberían tomar nota muchos juegos.

Dejando claro que la historia principal tiene sus cosas buenas y malas pero que finalmente nos ha gustado, nos sabe a oportunidad perdida que el interesante mundo que han creado para la ocasión no se haya explotado mejor, y esto es culpa de unas inexistentes misiones secundarias, ya que lo que hay son recados, que no tienen suficiente entidad como para llamarlos misiones. Se podría haber aprovechado para contar nuevas historias, para profundizar en el mundo de Eos y el Reino de Lucis, en sus intrigas políticas y militares, en narrar los efectos de la guerra sobre la población civil, y en lugar de eso en las actividades opcionales nos dedicamos a hacer puras banalidades, como recoger ingredientes para un tendero, buscar ranas o hacer fotos a paisajes.

Aunque hay muchas misiones secundarias, estas son bastante repetitivas y poco interesantes.

Que el mundo abierto esté bastante vacío no nos molesta, no creemos que la existencia de un escenario grande sea un motivo para llenarlo de de centenares de iconos y actividades, y también pueden servir para transmitir una sensación de gran escala, de estar en un mundo enorme y bello. Pero sí nos parece un gran fallo lo flojas que son las tareas secundarias que podemos hacer en él, sin ningún tipo de trasfondo argumental, y todas consisten en recoger uno o varios objetos o matar a algún monstruo, se sienten muy anticuadas.

La historia principal nos ha durado 30 horas, una longitud que nos parece correcta y aceptable para contar un un buen relato, habiendo hecho unas cuantas tareas secundarias durante este tiempo. Pero luego el contenido que nos hemos encontrado para seguir jugando nos ha parecido repetitivo y poco apetecible, incluso tedioso, y no motiva demasiado a seguir dedicándole muchas horas más.

Preparaos para pasar muchos minutos en el coche. Por suerte la buena compañía y la excelente música que podemos escuchar hacen más amenos estos paseos.

Culpa de que realizar estas actividades opcionales a veces se haga pesado es la manera que tenemos de movernos en el mundo abierto, un tanto aparatosa. Siempre dependemos del coche desplazarnos, incluso para hacer viaje rápido, para ir a una ciudad o lugar importante y omitir el camino, y esto se acaba de traduciendo en muchas caminatas sin sustancia o pasar por unas cuantas pantallas de carga, simplemente para ir a coger un objeto y entregárselo a un personaje, una tarea que se repite decenas de veces.

Como juego de rol, como aventura de mundo abierto y como Final Fantasy, nos parece un poco escaso en cuanto a cantidad y calidad de contenidos, aunque siempre dejando claro que ofrece unas 30 o 40 horas muy buenas, que no es poco. Si las secundarias fueran interesantes sería otro cantar, pero te acabas cansando de ser el recadero de todo el mundo, sin recibir a cambio algo verdaderamente interesante. Si disfrutas del simple hecho de seguir mejorando a los personajes y enfrentarte a monstruos cada vez más complicados, esto no será un gran problema. En la Liga Meldacio y sus abundantes batidas cacerías vas a encontrar misiones para rato, aunque tardan en llegar las más apasionantes e interesantes.

Unos combates muy divertidos y espectaculares

Desde que probamos Episode Duscae a principios del año pasado, teníamos la mosca detrás de la oreja con el sistema de combate de Final Fantasy XV, pero finalmente les ha quedado genial, y es muy divertido, dinámico y espectacular. Tanto, que a veces pierdes la sensación de estar ante un RPG, y es tal el frenetismo de algunas situaciones que por momentos recuerda más a un hack and slash que a un juego de rol al uso. Se puede elegir un modo táctico, en el que la acción se pausa y podemos elegir comandos tranquilamente, pero la verdad, no le vemos mucho sentido ni gracia, no creemos que mucha gente lo vaya a usar.

Lo mejor que se puede decir de los combates es que son muy divertidos, completos y espectaculares, aunque se pierde el toque estratégico de las entregas tradicionales de la saga.

Aunque puede sonar paradójico, el sistema de combate es muy completo pero poco profundo. Tienes muchas posibilidades, pero una vez que lo dominas, pasadas las primeras horas, descubres que no hay mucho donde rascar y apenas hay un componente estratégico, algo que siempre caracterizó a la saga con sus combates por turnos. En cualquier caso, es lo suficientemente robusto y divertido como para aguantar el paso de las horas, y nunca te cansas de combatir, probando diferentes armas, realizando ataques combinados con los compañeros de equipo, y apreciando las excelentes y sorprendentes animaciones.

Podemos crear nuestro propios hechizos combinando los tres elementos con objetos del inventario.

En general toda la parte "rolera" y estratégica está muy mermada en este Final Fantasy: apenas hay equipo y opciones de personalización, manejas exclusivamente a Noctis y a los compañeros solo puedes ordenarles que hagan ataques especiales, y el sistema de magias es tan engorroso (tienes que absorber los elementos, crear los hechizos, equiparlos, y se consumen con apenas tres usos), que acabas utilizándolo muy poco. Además, los hechizos pueden llegar a romper bastante el juego, ya que mezclando los tres elementos principales (fuego, frío y rayo) con algún objeto del inventario, puedes crear hechizos terriblemente potentes, desde el principio del juego.

Los árboles de habilidades son bastante completos, nos permiten obtener nuevos movimientos y mejorar las características de los personajes con bastante libertad, y las armas aunque no muy numerosas, sí son muy diferentes entre sí, y cada una aporta sus propios movimientos de combate, y hay que saber combinarlas. Porque las más poderosas son muy lentas, pero necesarias para romper la guardia de ciertos enemigos, y las más rápidas no son tan potentes, pero podemos realizar endiablados combos. Así que la mayor estrategia en los combates viene por el lado de qué cuatro armas equipamos y cómo las gestionamos.

Aunque al principio de la aventura puede parecer que os van a sobrar los puntos de habilidad, elegid bien cómo los gastáis, porque más adelante descubriréis que no sobran precisamente.

La cámara que sigue la acción, aunque se ha ido puliendo con el paso de los meses, finalmente está lejos de ser perfecta, y da bastantes problemas en diferentes situaciones. Por ejemplo, en espacios muy reducidos como las mazmorras, o en algunos jefes finales con mucha movilidad o voladores, en los que a veces la cámara se convierte en nuestro mayor enemigo. Al final te acostumbras y aprendes a domarla, pero depende del jugador este puede ser un defecto más o menos importante, que siempre está ahí.

Pese a ciertos problemas, es imposible no disfrutar de los combates, son muy intensos y entretenidos, aunque a veces puedan parecer caóticos con tantos enemigos y efectos gráficos en pantalla. Este es uno de los puntos fuertes del juego, el diseño de los monstruos, que nos ha encantado, añadiendo nuevos y recuperando otros ya vistos en anteriores Final Fantasy, pero con un resideño realista, que les da un aspecto amenazante y muy atractivo. Algunos de los jefes y monstruos opcionales con los que nos vemos las caras son todo espectáculo.

En general el juego no es difícil, especialmente la historia principal, pero en las cacerías de la Liga Meldacio, el contenido secundario más elaborado, encontraremos combates muy difíciles y verdaderamente desafiantes, donde más disfrutarán los jugadores más expertos.

Una delicia audiovisual

El rendimiento de Final Fantasy XV siempre estuvo en tela de juicio, hasta hace muy poco, pero por suerte han conseguido alcanzar unos 30fps muy estables (tanto en PS4 ‘normal’ como en PS4 Pro, las dos versiones que hemos probado), que permiten disfrutar del juego sin problemas. Gráficamente es un juego muy bonito, tanto en lo técnico como en lo artístico, algo que nunca falla en esta saga, aunque como en tantas otras cosas que hemos mencionado de él, con altibajos.

Hay escenarios muy bellos, especialmente los alrededores del lago de Duscae.

Tiene momentos en los que es precioso, casi fotorealista, sin exagerar, y luego situaciones, como los interiores de algunos edificios, en los que las texturas dejan mucho que desear. Por suerte pasas mucho más tiempo recorriendo sus bellos escenarios exteriores, con una iluminación genial que refleja perfectamente el paso de las horas, y cambios climáticos perfectamente realizados.

Las animaciones es otro aspecto que queremos destacar, son una genialidad en los combates, con movimientos muy variados y realistas, que además no dejan de aparecer con el paso de las horas. Y el diseño de los protagonistas y el de los monstruos a los que nos enfrentamos es sobresaliente, no así muchos de los secundarios o NPC, que a veces parecen pertenecer a otro juego.

Cuando la historia se pone las pilas y quiere ser espectacular, lo consigue como buen Final Fantasy, solo que esta vez somos los auténticos protagonistas, y nunca soltamos el mando (pese a haber algún que otro QTE, que no molestan porque no han abusado de ellos). Quizás lo más criticable es que su bello mundo abierto carece de cierta vida, a veces no parece más que un mero decorado, y echamos de menos encontrarnos eventos aleatorios o sorprendentes, o personajes haciendo sus cosas. También echamos de menos más ciudades, ya que apenas hay dos, y el resto son estaciones de servicio en las que pararse a hacer algunas compras y aceptar misiones.

¿Estás preparados para enfrentaros a enemigos gigantes como este? En las batidas de caza los encontraréis.

El sonido como ya venís escuchando desde hace tiempo, ofrece una banda sonora excepcional, a cargo de Yoko Shimomura, con varios temas memorables, que quedarán en el recuerdo, algo en lo que Final Fantasy siempre cumple. Lo único malo es que los cinco o seis mejores temas de la banda sonora ya los habíamos escuchado estos últimos meses, y el resto de temas que todavía no habíamos escuchado, son correctos, pero no sorprenden tanto con su calidad.

Tema de la banda sonora de Final Fantasy XV: Apocalypsis Noctis.
Compartir

Por si la nueva banda sonora no fuera lo suficientemente buena, además se incluyen una enorme cantidad de temas de todas las entregas saga, que una vez desbloqueados (comprándolos en las estaciones de servicio), podemos escucharlos mientras exploramos el mundo abierto, ya sea en coche o a pie, siendo un auténtico regalo para los fans.

El doblaje en inglés está muy bien, aunque también podemos elegir el japonés, alemán y francés, y la traducción al castellano es perfecta, con algunos guiños a nuestro mercado que son geniales.

El agradable final de un largo camino

Final Fantasy XV nos ha parecido un gran juego, y su enfoque hacía la acción y el mundo abierto se ha realizado con acierto, sin perder la esencia de la saga. Acaba fallando en otras cosas, como una narrativa deslavazada y unos contenidos secundarios repetitivos y un tanto desaprovechados, pero estos no son defectos tan importantes como para no disfrutar de un juego tan divertido y adictivo, que te engancha desde el primer minuto con sus espectaculares combates y unos gráficos y un sonido que son una delicia. Puede que no sea ese regreso a la excelencia que esperaban algunos seguidores de la serie, pero es un juego muy disfrutable y bien hecho, y un camino muy interesante por el que continuar una saga mítica, que lucha por seguir siendo relevante tras casi 30 años de historia.

Hemos realizado este análisis en su versión de PS4 con un código de descarga que nos ha proporcionado Square Enix.


gaomgor52 · 17/01/2017 12:38
Demasiado facil

Tarzanito · 15/01/2017 17:52
Gráficos: 9.5
Sonido: 9
Jugabilidad: 7
Diversión: Depende de cada uno.

Mi nota global: 9

Jugado en versión PRO.

praimo · 09/01/2017 18:46
Apenas finalicé el juego y me uno a los al parecer pocos decepcionados. No me malinterpreten, es un buen juego, pero como Final Fantasy a mi parecer se queda corto y como juego también tiene fallos importantes. La jugabilidad está bien, pero demasiado simple para mi gusto, componente estratégico nulo y la dificultad también, solamente morí una vez en todo el juego y fue muy al principio cuando no tenía idea de cómo jugarlo ya que pasé de tutoriales totalmente. Las misiones secundarias no son nada del otro mundo, sin duda las que más disfruté fueron las cacerías, y por el contrario otras que me resultaron un completo coñazo como las de buscar objetos en cierta area (gente, ranas, trampas, etc). Aun así creo que las bases jugables son sólidas y si se lanza un parche más adelante con una dificultad más alta el juego ganaría muchos enteros en este apartado.

El apartado visual es excelente, tampoco es lo mejor que se puede ver hoy en día, ahí está Witcher 3 de ejemplo, pero sin duda es genial. También el apartado artístico es sobresaliente, sobre todo en las grandes ciudades del juego, aunque lamentablemente no son muchas y están algo vacías.

EL apartado sonoro también sobresaliente, me refiero sobre todo a las majestuosas composiciones principales y temas de personajes, el resto de la banda sonora es un poco generérica, pero cumple su cometido de cualquier forma.

Sin duda el peor apartado del juego es el narrativo, algo que también es muy frustrante ya que también se puede apreciar el tremendo potencial que tiene en este aspecto y se notan a leguas los problemas de desarrollo que tuvo. Los personajes nunca acaban de ser desarrollados bien del todo e incluso hay momentos dramáticos de la historia en que estos reaccionan como si les acabaran de comunicar que el equipo de su ciudad ha empatado, es decir de la forma más apática posible. En realidad es una historia simplísima, pero como está contada de una forma tan deficiente y confusa no te enteras de muchas cosas. La película y el anime son OBLIGATORIOS, a pesar de que digan lo contrario los más nostálgicos que desean ver una de sus sagas favoritas en lo más alto de nuevo, son FUNDAMENTALES para darle contexto a los personajes y a la trama principal.

Desde mi punto de vista me parece la peor historia de todos los FF que he jugado (1, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 10-2, 12, 13, 13-2, 13-3 y varios spin off para los que se ofenden fácilmente y siempre te argumentan que no conoces la saga). No me parece el peor Final Fantasy de todos, en un balance general como juego creo que es mejor que toda la trilogía del 13 o que varios de los spin off. De calificación le daría un 6 o 7 máximo, y como conclusión espero que el siguiente juego de la saga no tenga un desarrollo tan accidentado, las bases jugables de este son buenas, la música de Yoko Shimomura es digna del legado de la saga y en el apartado visual y artístico Square sigue teniendo gente de mucho talento. Ojalá que Tetsuya Nomura se mantenga alejado de la dirección del juego, como artista y diseñador hace cosas impecables, pero como director es caótico.

T Veronica · 04/01/2017 20:43
No quería leer los análisis para juzgar el juego sin prejuicios. Lo primero felicitar al analista porque ha reflejado muy bien los lados buenos y malos del juego. Estoy de acuerdo en que se ha desaprovechado mucho la historia. Es muy difícil crear personajes y un mundo tan fascinante como para desaprovecharlo así, con incluso menos narración que uncharted 4, que es una aventura. Y se suponía que square era maestra en contar historias. Me siento un poco estafado por todos los trailers que vi, donde ha desaparecido todo eso con lo que soñaba jugar, e inexplicablemente no está, y ya hablo de XV no de Versus. Tal vez, esos dlcs del 2017 (Tábata ha descuartizado una burrada de material directo a la basura) y las historias del trío mejoren este aspecto porque por lo demás es un juego estupendo y me ha gustado mucho, lo que más este año. Pero esperaba una historia a la altura de ffvii y tenían ingredientes de sobra para contarla pero en vez de eso parece que nos han calzado una psinopsis... Es una pena, han conseguido lo difícil y les faltó en lo que no fallaron ni en Xiii, contar bien una historia...

danbiri91 · 29/12/2016 11:35
[respuesta:901]Pienso igual, salvo que las invocaciones y magias me parecen un error menor comparado con el de la trama y a mi el sistema de combate personalmente me encanta. La putada es que este proyecto era tan gordo que levantaba unas expectativas enormes, yo llevaba años mamando de las ganas de jugarlo, y ahora que? Han desaprovechado la oportunidad, por las prisas (ojalá arreglen algunas cosas con parches...),de verdad les merece la pena ahorrarse 4-5 meses de desarrollo para sacar juegos a medio hacer? Con mgs tpp pasó lo mismo. Decisiones pésimas con 0 vista de beneficio para empresas que manejan tantos millones.[/respuesta]

Últimos análisis Xbox One

Análisis
2017-09-23 18:31:00
Un FIFA sin grandes novedades pero que sigue puliendo su jugabilidad y que ofrece una enorme cantidad de contenidos para estar entretenidos durante meses.
Análisis
2017-09-21 09:35:00
El rey de los simuladores baloncestísticos continúa en su trono y apuesta por un entorno online persistente repleto de posibilidades.
Análisis
2017-09-19 18:29:00
Una nueva incursión en Karnaca llena de intriga, una protagonista con mucho potencial y el sigilo habitual de la saga.
Análisis
2017-09-18 18:35:00
La simulación automovilística se perfecciona con un título sobresaliente a nivel de contenido, jugabilidad y acabado técnico.
Análisis
2017-09-18 17:01:00
Los universos de Capcom y Marvel vuelven a cruzarse en un juego de lucha accesible para todo tipo de jugadores.
Análisis
2017-09-17 17:23:00
Bungie apuntala su ambiciosa saga de acción con una secuela que arregla los defectos del original, que mantiene y potencia todos sus aciertos, pero que no aporta demasiadas novedades de peso.
Flecha subir