PEGI +12
Xbox 360Compra The Secret of Monkey Island: Special Edition XBLA en FNAC
Lanzamiento: · Género: Xbox Live Arcade / Aventura Gráfica
También en: PC
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: LucasArts
Producción:
Distribución: Xbox Live Arcade
Precio: 800 puntos
Jugadores: 1
Formato: Xbox Live Arcade
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
The Secret of Monkey Island: Special Edition XBLA para Xbox 360

#217 en el ranking de Xbox 360.
#1330 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de The Secret of Monkey Island: Special Edition XBLA para Xbox 360

Alberto Pastor · 20/7/2009
Una de las mejores aventuras gráficas de la historia regresa con un renovado apartado gráfico pero con el mismo encanto de siempre.
GRÁFICOS
8
SONIDO
8
TOTAL
9
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
8.8
Versión Xbox 360. También disponible en Ordenador.

Cómpralo. No necesitas seguir leyendo. Cómpralo... ¿Sigues ahí? Bueno, si insistes, prepárate para escuchar la divertida historia de uno de los juegos más queridos por los aficionados a las aventuras gráficas, uno de esos clásicos que, por muchos años que pasen (casi ya dos décadas), siguen permaneciendo en el recuerdo de millones de usuarios. Por supuesto, hablamos de The Secret of Monkey Island, el título que dio origen a una de las series de aventuras gráficas más importantes de la historia, como os recordamos recientemente en el especial que dedicamos a la serie, y que tras nueve años de ausencia, ha regresado por partida doble. Primero, con una nueva serie de aventuras por episodios desarrollada por Telltale Games, creadores entre otros de las nuevas aventuras de Sam & Max, que ya han estrenado Tales of Monkey Island con notable éxito.

Pero aparte, LucasArts ha apostado por resucitar su clásica saga de aventuras gráficas por todo lo alto recuperando el título que forjó la leyenda, The Secret of Monkey Island, en una edición especial que ningún aficionado a las aventuras gráficas debe dejar escapar. ¿Por qué? En pocas palabras, porque son muy pocos los juegos que pueden equipararse al genio creativo de esta obra.

Regresa con un apartado técnico completamente actualizado.
Compartir
HD

Ahora en alta definición

Misma historia, mismo sistema de control y el mismo encanto que hace 19 años. Con un notable lavado de cara como principal novedad, esta reedición de The Secret of Monkey Island se mantiene tremendamente fiel con respecto a la obra de Ron Gilbert, Tim Schafer y Dave Grossman. Por lo tanto, de nuevo estamos frente a una aventura gráfica basada en el sistema point & click en la que encarnaremos a Guybrush Threepwood, un joven dispuesto a convertirse en pirata que viaja a la isla Mêlée con tal propósito. Allí, en el poco recomendable Scumm Bar, aparte de recibir las instrucciones necesarias para convertirse en pirata, descubrirá que su vocación por esta profesión ha llegado en mal momento: un pirata no-muerto, LeChuck, está atemorizando a todo aquel que se atreva a surcar sus mares mientras, de paso, intenta conquistar el amor de la bella, pero letal, gobernadora Elaine Marley.

A partir de aquí, y sin ánimo de destripar a ningún usuario la loca aventura que le espera, tendremos ocasión de disfrutar de uno de los juegos más divertidos e ingeniosos del momento. ¡Y eso que ya han pasado casi 20 años desde su lanzamiento! Y no es para menos. Conversaciones surrealistas que nos harán esbozar más de una sonrisa e, incluso, carcajadas. Personajes memorables con los que interactuar y charlar. Historias aún más locas que descubrir y… ¡duelos de espadas e insultos! En este sentido, The Secret of Monkey Island respeta a rajatabla los fundamentos básicos de las aventuras gráficas clásicas, es decir, contamos con un inventario en el que encontraremos objetos de lo más peculiares que podremos entregar a diversos personajes, combinar entre sí, o usar en determinadas circunstancias. Igualmente, gran parte de la acción consistirá en conversar con otros personajes agotando todas las opciones de diálogo posible para obtener la información necesaria o, por qué no, lograr que los personajes hagan exactamente lo que deseemos.