RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias
Análisis de The Elder Scrolls V: Skyrim - Dragonborn para Xbox 360
Lanzamiento: · Género: Rol · También en: PC PS3
Ficha técnica
Desarrollo: Bethesda Softworks
Producción:
Distribución: Xbox Live
Precio: 1.600 Microsoft Points
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Comunidad
Nota de los usuarios: The Elder Scrolls V: Skyrim - Dragonborn para Xbox 360 9.26
11 valoraciones

PEGI +18
Compra The Elder Scrolls V: Skyrim - Dragonborn en FNAC
Avances

Análisis

Trucos

Análisis de The Elder Scrolls V: Skyrim - Dragonborn para Xbox 360

Enfréntate al primer Sangre de Dragón en este contenido descargable que nos lleva a la peligrosa isla de Solstheim, un pedazo de Morrowind con muchos contenidos nuevos.

Jorge Cano · 4/12/2012
Gráficos:
- Jugabilidad:
-
Nota final: 8.5
Sonido:
- Diversión:
-
Ya hace más de un año que salió a la venta The Elder Scrolls V: Skyrim y desde entonces ha conquistado a millones de jugadores de todo el mundo además de haber generado alguna que otra polémica. Cientos de horas de juego por delante que se vieron ampliadas este verano con el primer contenido descargable, Dawnguard, que daba todo el protagonismo a los chupa sangre permitiendo convertirnos en el Señor de los vampiros, y un poco después en septiembre con Hearthfire, un descargable mucho menos importante que nos permitía construirnos nuestras propias casas.



Estos contenidos descargables han contado con un mes de exclusiva en Xbox 360, llegando después a PC, y por problemas técnicos no han aparecido todavía en PlayStation 3. Algo que se vuelve a repetir con el nuevo DLC, Dragonborn, que ya está disponible en Xbox Live, y que a PC y a PlayStation 3 –esta vez al parecer sí-, llegará ya en 2013. ¿Qué ofrece Dragonborn? Pues una nueva historia y territorio con nuevas ciudades, mazmorras, misiones, enemigos, armas, gritos, armaduras, ingredientes, y un largo etcétera, además de la curiosa posibilidad de poder montar dragones. Sin duda, por cantidad y calidad, de momento el mejor contenido descargable para Skyrim.

Dragonborn nos lleva a Solstheim, una isla en la frontera entre Morrowind y Skyrim, y que ya pudimos visitar en Bloodmoon, la segunda expansión que recibió The Elder Scrolls III: Morrowind en junio de 2003. Una vez descargado el contenido –casi 800 MB-, la manera de llegar a esta nueva localización y empezar su historia es muy natural, como ya pasó con Dawnguard. En alguna de las principales ciudades –a nosotros nos pasó en Carrera Blanca- te atacarán los miembros de una secta, y una vez derrotados en sus bolsillos encontraremos una enigmática nota.

The Elder Scrolls V: Skyrim - Dragonborn

Un escrito en el que se les ordena que viajen hasta Skyrim y maten al Sangre de Dragón, antes de que llegue a Solstheim, acción por la cual un tal Miraak se sentirá complacido. A través de Ventalia siguiendo estas pesquisas llegaremos a ciudad Roca del Cuervo, la capital de Solstheim, y aquí descubriremos que sus habitantes están siendo víctimas de una maldición, que les obliga a trabajar en contra de su voluntad en unas piedras sagradas. Gracias a la ayuda de los pocos skaal que todavía no han sido víctimas de esta maldición, descubriremos que el tal Miraak es un antiguo sacerdote Sangre de Dragón que se enfrentó a los dragones, que adquirió un enorme poder y que tras siglos desaparecido, amenaza con volver.

Visitaremos nuevas e intrincadas mazmorras, una muy interesante en forma de enorme puzle, conoceremos a nuevos gremios, personajes y enemigos, gracias a los Libros negros visitaremos Apocrypha, una biblioteca infinita que os sonará a los seguidores de la saga, y nos toparemos con un viejo conocido, que no os vamos a desvelar para no fastidiar la sorpresa. Esta nueva o actualizada región –según se mire- situada al noroeste es todavía más salvaje, árida e inhóspita que cualquiera de los territorios visitados en Skyrim. Hielo, nieve y ceniza se dan la mano en impresionantes paisajes naturales y aldeas tan peculiares como la de Tel Mithryn, en donde sus habitantes residen en hongos gigantes.

The Elder Scrolls V: Skyrim - Dragonborn

La historia principal de Dragonborn se puede terminar en unas 6 horas, y es tan entretenida y variada que se hace corta, con algunos momentos muy buenos, pero en Solstheim tenemos contenido suficiente como para jugar entre 20 y 30 horas fácilmente, entre nuevas mazmorras, misiones secundarias y algunos clanes. El simple hecho de pasear por esta peligrosa isla ya merece la pena, al ser un lugar tan diferente a Skyrim en cuanto a naturaleza y enemigos.

1 2 ÚltimaSiguiente

Síguenos

Últimos análisis de juegos para Xbox 360