Xbox 360Compra Super Meat Boy XBLA en FNAC
Lanzamiento: · Género: Xbox Live Arcade / Plataformas
También en: PC
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Team Meat
Producción:
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Super Meat Boy XBLA para Xbox 360

#47 en el ranking de Xbox 360.
#236 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Super Meat Boy XBLA para Xbox 360

Daniel Escandell · 28/10/2010
Un trozo de carne que no se cansará de convertirse en picadillo una y otra vez.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
9
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión Xbox 360. También disponible en Ordenador.

Super Meat Boy es uno de los plataformas comerciales más difíciles que se han publicado en los últimos años. En el campo de los juegos gratuitos (que, al fin y al cabo, es donde nace), sobre todo para web, a partir de tecnologías como Flash, de Adobe, la dificultad extrema hasta el paroxismo no es algo tan anómalo, pues muchos juegos apenas pueden recurrir a ese recurso para ofrecer un potente incentivo al jugador.

Un retante plataformas que ya está disponible en Xbox Live Arcade.
Compartir
HD

Este tipo de propuestas no suelen funcionar bien en el mercado, porque pueden llegar a ser frustrantes, hacer que el jugador se enfade, y, en definitiva, les cuesta cuajar, pues hay que tener mucho talento para hacerlo bien. El Team Meat, los creadores de este juego, han demostrado tenerlo, y de sobra, con el estreno de este título en Xbox Live Arcade, pero que más adelante llegará también a la distribución digital para ordenador y a WiiWare.

Meat Boy es el protagonista casi absoluto de este plataformas clásico en su argumento: rescata a la chica, Bandage Girl, tras llegar hasta el final de fase. Para ello tenemos dos herramientas: saltar y movernos. Se trata de un plataformas de lo más clásico que se queda en la esencia misma del género, y en el que la muerte es una constante.

La penalización es mínima, en la medida en que hay vidas infinitas, pero lo cierto es que las fases (que tampoco suelen ser extensas, la verdad) no cuentan con puntos de salvado, así que en caso de morir se empieza desde cero. Además, la muerte no se olvida: se guardan estadísticas completas de cada una, y en la fase la sangre se va acumulando según morimos. Es una buena manera de no penalizarte en exceso, pero al mismo tiempo recordarte todas las veces que has tenido que jugar ese nivel en concreto.

Los niveles, por tanto, están llenos de trampas de todo tipo (pero bastante cortantes, por lo general) dispuestos a convertir al chico-carne en chico-picadillo, y el ritmo, además, es endiablado en cuanto avanzamos un poco. Esto no supone mucho problema en el control, dado que la respuesta es muy positiva al mismo, algo necesario en el género, y especialmente imprescindible en un título con una dificultad tan acusada como, la verdad, bien medida.