Xbox 360Compra Strania: The Stella Machina XBLA en FNAC
Lanzamiento: · Género: Xbox Live Arcade / Shooter
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: G. Rev
Precio: 800 mp
Jugadores: 1 o 2
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Strania: The Stella Machina XBLA para Xbox 360

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Strania: The Stella Machina XBLA para Xbox 360

Víctor Moyano · 9/5/2011
Un nuevo título de acción vertical desembarca en XBLA.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
7
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión Xbox 360.

La industria del videojuego se mueve a una velocidad vertiginosa. No son pocos los cambios que hemos vivido en la última generación, incluyendo controles imposibles, gráficos hiperrealistas que han dado pie a nuevos géneros de videojuegos, control sin mando, gráficos tridimensionales que salen del televisor, y un largo etcétera. Parece que dicha evolución va ligada inevitablemente a un cambio dentro de la industria, aunque, por suerte, no todas las desarrolladoras están dispuestas a subirse al carro de las nuevas tecnologías. Todavía quedan estudios que pretenden ofrecer títulos de corte clásico. Títulos donde lo único que importa es la diversión, así como intentar, a veces de manera muy lograda, jugar con la nostalgia del jugador experimentado para recrear, una vez más, videojuegos similares a los que un día jugamos en el salón recreativo del barrio.

Un shoot 'em up de la vieja escuela para Xbox Live Arcade.
Compartir
HD

De esta manera nos llega en formato de descarga digital para Xbox Live Arcade, Strania, una obra que sin duda encantará a los aficionados del género arcade de acción vertical y que, gracias a su control mejorado, despertará la curiosidad de más de un seguidor que quiera adentrarse dentro del complejo mundo de este género sin preocuparse de desempolvar sus antiguas videoconsolas.

De todos es bien sabido que en un título de estas características la historia se deja en un segundo plano para poner por delante un sistema de juego lo suficientemente adictivo y preciso para contentar al jugador. Y así ha sido sin ningún tipo de problema. Strania nos vuelve a contar el eterno conflicto entre humanos y una raza desconocida de un planeta cercano. Encarnaremos a un joven piloto que tratará de poner fin a la guerra con su mecha -robot de combate- disparando a diestro y siniestro durante varias fases donde la acción, la agilidad y los enemigos están a la orden del día. Ningún tipo de conflicto más denso encontraremos en la aventura, ni siquiera diálogos que proporcionen información sobre los personajes más allá de sus diseños. No hay intenciones, ni nada más allá de un simple conflicto en el que nosotros seremos los encargados de solventarlo, sin diálogo, simplemente disparando.

Strania podría considerarse un videojuego de la vieja escuela. Uno de esos videojuegos donde el jugador experimentado omite de manera automática el tutorial -muy efectivo para los novicios del género y que servirá para hacernos con el control en un santiamén- y se propone acabar con todos los enemigos en un tiempo récord. Sin embargo, bajo la estela de lo que parece ser un título nostálgico se esconde una jugabilidad completamente renovada y mejorada, no sólo para poner a prueba los reflejos y habilidades del consumidor habitual del género, sino también para atraer a las masas que están divirtiéndose con videojuegos mucho más sociales y dispares. Pese a que el control sigue mostrándose como bidimensional -excepto en algunas ocasiones que tendremos una vista tridimensional, pese a que no cambiará el sistema de juego-, el propio mecha ofrece una serie de peculiaridades que no encontramos en los grandes exponentes del género.

Para empezar, el jugador tendrá a su disposición un abanico de armas que nada tiene que envidiar a los grandes del género. Lo curioso del sistema de combate es que podremos equiparnos dos armas al mismo tiempo -una para cada brazo articulado del robot-, ofreciendo de esta manera estrategias más pensadas para acabar de forma más eficaz con los enemigos. Por si eso fuera poco, tendremos un arma en la reserva que podremos alternar con las activas únicamente pulsando un botón, ideal para pensar estrategias in extremis cuando nos veamos rodeados de fuego enemigo, o, como no podría ser de otra manera, para acabar con un duro enemigo final. A medida que vayamos pasando por las fases podremos ir recogiendo nuevas armas, así como potenciar las que ya tenemos en el arsenal para subirlas de nivel y asegurar un daño ofensivo mucho mayor. Alternar la pistola básica con una metralleta que juega con el efecto de sus balas, así como utilizar un sable de luz mientras un enemigo descansa o emplear un lanzacohetes en el momento adecuado serán una constante dentro de la aventura.