PEGI +18
Xbox 360Compra State of Decay XBLA en FNAC
Lanzamiento: · Género: Xbox Live Arcade / Acción / Multi Online
También en: PC
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Undead Labs
Producción:
Distribución: Xbox Live
Precio: 1.600 Microsoft Points
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: Marcadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
State of Decay XBLA para Xbox 360

#104 en el ranking de Xbox 360.
#562 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de State of Decay XBLA para Xbox 360

Juan Rubio · 6/6/2013
De un juego que apuntaba a posible fracaso, ha salido una de las últimas sorpresas del género.
GRÁFICOS
SONIDO
TOTAL
8
DIVERSIÓN
JUGABILIDAD
Versión Xbox 360. También disponible en Ordenador.

Los más jugones ya sabemos, aun con bastantes excepciones, qué esperar de un juego sólo juzgando su desarrollo. Para ponernos en situación, tenemos un juego bastante ambicioso, que llega de la mano de un estudio desconocido, que desaparece de los medios durante un año, y que llega a la distribución digital de repente, sin publicidad ninguna y sin previo aviso. Éstos son, en muchos casos, los ingredientes de la receta para el fracaso, pero no en el de State of Decay. State of Decay es, por méritos propios, una gran sorpresa en el género zombi, y ahora mismo os contamos por qué.

Un juego de mundo abierto ambientado en un apocalipsis zombi.
Compartir
HD

State of Decay es un juego de acción en tercera persona situado en un mundo abierto. Nos invita a encarnar a distintos héroes en la lucha día a día por la supervivencia, con un toque realista, y con un pequeñísimo toque de estrategia que da variedad –e, insistimos, más realismo– al conjunto jugable. Tras decepciones como The Walking Dead: Survival Instinct, los aficionados a la serie de televisión tienen aquí un serio candidato a rellenar ese vacío que dejó el título de Activision.

Comenzando la aventura

Nuestra aventura comienza de manera abrupta, cuando descubrimos a nuestro acompañante siendo atacado por unos "psicópatas" (en un primer momento, nadie piensa que son zombis) en medio de la montaña. Tras una brevísima secuencia que hace las veces de tutorial, y que nos invita a aprender los generalmente sencillos controles, conoceremos al primer grupo de supervivientes, que nos dan más información sobre lo que está pasando, y nos enseñan nuevas mecánicas que sentarán las bases de State of Decay.

Undead Labs ha creado un juego que nos recuerda a muchas otras series o películas de zombis, alternando la acción con los diálogos, la exploración, la infiltración, la búsqueda de recursos, etcétera. Podríamos decir que la jugabilidad toma prestado de los máximos exponentes del género zombi, y que se divide en tres aspectos básicos: combate, exploración y toma de decisiones. Y, curiosamente, este mecanismo encaja bastante bien en la propuesta.

¡A pelear!

Por una parte, como decimos, está el combate. Contamos con la posibilidad de llevar distintos objetos con nosotros –en una mochila, cuyo tamaño podemos ampliar–, incluyendo tanto los de ataque como los curativos. Nuestras armas cuerpo a cuerpo se gastarán con el uso, al igual que, obviamente, las balas, y no será nada fácil encontrar más objetos y munición en medio de la batalla, por lo que es muy conveniente ir siempre preparado. Además, nuestro personaje tiene un límite de energía, que se gastará al pegar, esprintar o saltar, obligándonos a dosificar nuestras fuerzas.

Tanto la salud como la energía se pueden recuperar descansando o con objetos curativos, aunque si nos vemos sobrepasados por hordas de zombis no será fácil hacerlo. Además, estos dos aspectos vitales del personaje se irán degradando si no descansamos, por lo que puntualmente será necesario cambiar de personaje para que éste se quede en nuestra base, recuperando energías. Podremos elegir cualquier otro compañero siempre y cuando hayamos establecido una amistad con él o ella, por lo que será necesario animarlos –a través de comandos de diálogo– o saludarlos a cruzarnos con ellos.

El combate es muy cómodo, con tan sólo X e Y para pegar –pudiendo modificarse con LB–, y los gatillos para apuntar y disparar. En general, es muy fácil matar a las criaturas, e incluso podemos aniquilarlas silenciosamente si las cogemos por la espalda sin ser vistos, aunque poco a poco irán apareciendo nuevos rivales más complicados, que requieren un tipo de ataque concreto, u hordas de enemigos que nos asaltarán sin piedad.

Metacritic