PEGI +7
Xbox 360Compra Rocket Riot XBLA en FNAC
Lanzamiento: · Género: Xbox Live Arcade / Acción
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: THQ
Producción:
Distribución: Xbox Live Arcade
Precio: 800 Puntos de Microsoft
Jugadores: 1-8
Formato: Xbox Live Arcade
Textos: Español
Voces: ---
Online: Juego competitivo
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Rocket Riot XBLA para Xbox 360

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Rocket Riot XBLA para Xbox 360

Víctor Moyano · 27/7/2009
Dar caza a un pirata sin piernas puede ser divertidísimo.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
8.5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión Xbox 360.

La originalidad es uno de los aspectos que más deberían cuidarse a la hora de trasladar una idea original del papel a la práctica. Muchos son los videojuegos que han fracasado por ofrecer más de lo mismo frente a sus competidores, haciendo que las desarrolladores acaben apostando por franquicias conocidas en vez de apostar por ideas frescas que le den al catálogo más diversidad y variedad. Por suerte para el jugador, la gran mayoría de desarrolladoras independientes cuentan con un flujo incesante de ideas que, pese a que algunas no llegan a buen puerto por falta de recursos, otras sin embargo hacen olvidarnos de las grandes superproducciones con millones de dólares, euros o yenes invertidos entre sus filas.

Rocket Riot es un claro ejemplo de cómo desarrollar un videojuego con menos recursos de los habituales, pero con intención de convertirlo en un género digno de estar entre las filas de los más vendidos de Xbox Live Arcade, y estamos seguros de que lo conseguirá, puesto que el juego derrocha calidad por los cuatro costados. Codeglue ha conseguido plasmar una idea original, sencilla y divertida dotándola, a su vez, de una personalidad que convencerá hasta al jugador más ocasional. ¿Estás preparado para conocer a los piratas tullidos más divertidos del mercado?

Ya disponible en Xbox Live Arcade.
Compartir
HD

Historia de un pirata y su cohete

Cabe destacar que este tipo de videojuegos siempre se ha centrado en ofrecer una experiencia jugable al jugador que le mantenga horas y horas pegado al televisor en vez de ofrecerle una historia que pueda atraparle. Sin embargo, Rocket Riot no sólo consigue una jugabilidad tremendamente adictiva, sino que también la barniza de una historia que, pese a que no es gran cosa, es curiosamente divertida e hilarante, sobre todo por sus intrépidos e impredecibles personajes.

El guión de la aventura nos presenta a un pirata muy temido entre los siete mares, pero que casualmente no tiene piernas, por lo que acaba en prisión antes de poder planear una huida digna. ¿Y qué es lo que hace un pirata sin piernas? Pues lo que haría todo el mundo, colocarse un cohete en el trasero y comenzar a volar por todo el mundo en busca de oro, riqueza y fortuna. Así pues, el pirata volador se escapa de la cárcel para sembrar el caos por todo el mundo, potenciando a sus seguidores con más cohetes para acoplarse y siendo tú, el protagonista, el único que puede detener sus fechorías.

Como se puede apreciar, la historia es hilarante, y las situaciones que viviremos entre escenas esbozarán más de una sonrisa al jugador. Si bien es cierto que la historia no tiene ningún giro argumental ni mantiene en tensión al jugador, es de agradecer que hayan introducido un mínimo de coherencia argumental que potencie así la personalidad del videojuego, para evitar, así, convertirse en un juego adictivo pero sin carisma.

Jugabilidad, ante todo jugabilidad

Donde realmente Rocket Riot demuestra su verdadero potencial es en su adictiva jugabilidad a prueba de bombas. Estamos ante un juego de acción de lo más divertido que nos pondrá en un entorno plano en el que acabar con todos los enemigos a medida que visitamos los escenarios más hilarantes y con estética retro que hayamos visto. De esta manera, controlaremos a nuestro personaje con los dos sticks analógicos de la videoconsola; uno controlará el movimiento de nuestro personaje -también equipado con un propulsor- y el otro que dirigirá la dirección de las balas, tal y como ocurre, por ejemplo, en Geometry Wars y otros exponentes del género.

Metacritic