Xbox 360Compra Ninja Blade en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
También en: PC
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: From Software
Distribución: Microsoft
Precio: 64,95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Ninja Blade para Xbox 360

#310 en el ranking de Xbox 360.
#1963 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Ninja Blade para Xbox 360

Jose Miguel Rubio · 25/3/2009
From Software viene fuerte este 2009 con un nuevo juego de acción que intentará plantar cara a Dante, Kratos y Ryu Hayabusa.
GRÁFICOS
7
SONIDO
8
TOTAL
7.8
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8
Versión Xbox 360. También disponible en Ordenador.

La revitalización del arcade

El mítico género arcade en su vertiente beat’em up de peleas contra varios rivales (conocido también popularmente como yo contra el barrio) tuvo su época gloriosa durante finales de los 80 y principios de los 90 con una ingente cantidad de juegos/sagas 2D tales como Double Dragon (Technos, 1987), Golden Axe (Sega, 1988) o el legendario Final Fight (Capcom, 1989). Con la invasión de las 3D, el género tuvo un renacimiento fulgurante en cuanto a la lucha uno contra uno, pero por el contrario, los mencionados juegos de peleas callejeras contra varios enemigos no supieron adaptarse demasiado bien salvo contadísimas excepciones como Dynamite Deka/Die Hard Arcade (Sega, 1996) o Spikeout (Sega, 1998).

El juego de acción para Xbox 360 en el que el ninja se enfrentará a peligrosos monstruos.
Compartir
HD

Afortunadamente, con la llegada de las consolas de 128 bits, éstas ya ofrecieron una capacidad técnica lo suficientemente potente en cuanto a entornos 3D como para poder en pantalla escenarios muy detallados y complejos que emulaban el preciosismo de los clásicos 2D, lo cual, unido a la sabia readaptación del género con toques de exploración y pequeños rompecabezas hicieron por fin encumbrar estos denostados juegos al lugar que se merecían.

Y aunque no fueron los juegos de mamporros puros propiamente dicho los que resurgieron, sino la variante hack’n slash (peleas con espadas y otras armas), el resurgir fue apoteósico, gracias a una suerte de "triunvirato" compuesto por las sagas Devil May Cry, Ninja Gaiden y God of War que podrían estar perfectamente entre los 10 mejores juegos de Playstation 2 y Xbox respectivamente.

Una vez encontrada la fórmula perfecta, con la llegada de la nueva generación de consolas, el género ha seguido dando nuevas continuaciones de las mencionadas franquicias –excepto God of War III, que saldrá a finales de este año- así como excelentes títulos nuevos como Heavenly Sword o Dead Rising (este último, una verdadera sorpresa jugable).

A todos ellos se le suma ahora un nuevo aspirante: Ninja Blade, juego de From Software, (concretamente el estudio responsable de los Otogi) que ha estado en desarrollo durante tres años y que ha contado entre sus filas con Keiji Nakoka, el diseñador de Lost Planet y el compositor Norihiko Hibino, el cual ha trabajado en la saga Metal Gear o Z.O.E..

http://www.vandal.net/media/9419/200931091316_5.jpg

Un parásito desconocido

La historia que da pie al juego nos sitúa en un futuro inmediato. Todo comenzó en el año 2010 en un pequeño poblado de África que fue atacado por animales salvajes y anormalmente agresivos. Los supervivientes fueron trasladados a unas instalaciones de investigación para ser curados. Allí, los médicos descubrieron que los pacientes estaban infectados por un extraño gusano que denominaron gusanos alfa y que se multiplicaban en sangre de forma descomunal. Ninguna medicación resultó efectiva, yendo la infección a peor hasta el punto de provocarles extrañas malformaciones, hemorragias y volviéndose extremadamente violentos. En pocos días los parásitos llegaron a tomar el control de la mente de los huéspedes devorando a todos los investigadores y destruyendo el centro de investigación. A partir de entonces, la región afectada pasó a llamarse Tierra Alfa.

Ante una amenaza de tal calibre, se formó una especie de escuadrón de choque denominado G.U.I.D.E. (siglas en inglés de Unidad Global de Detección y Eliminación de Infestación) formado por soldados y otras fuerzas de élite dispuestos a arrasar zonas enteras infectadas, de la forma más discreta posible puesto que las altas esferas gubernamentales de las principales naciones decidieron no hacer aún pública semejante plaga con el objeto de no causar una alarma mundial sin precedentes.