PEGI +3
Xbox 360Compra Monopoly Streets en FNAC
Lanzamiento: · Género: Otros
También en: NDS WII PS3
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: EA Play
Producción:
Distribución: Electronic Arts
Precio: 50.95 €
Jugadores: 1-4
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Voces: Español
Online: Juego online
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Monopoly Streets para Xbox 360

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Monopoly Streets para Xbox 360

Daniel Escandell · 7/12/2010
El Monopoly vuelve a hacerse videojuego, con escasas novedades, pero apostando por el juego en línea... salvo en Wii.
GRÁFICOS
6
SONIDO
4
TOTAL
6
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
7
Versión Xbox 360. También disponible en Nintendo DS, Wii y PlayStation 3.

Fuente de alegrías, y de discusiones. De herencias, y desheredados. El Monopoly no es un juego de mesa inocente, como hemos ido aprendiendo gracias a la cantidad interminable de horas que este divertimento nos ha dado a lo largo de los años, a través de sus múltiples ediciones y, también, imitadores.

No es la primera vez, ni mucho menos, que visita los videojuegos, pero eso no ha frenado a Hasbro y a Electronic Arts, quienes están dispuestos a intentarlo de nuevo con Monopoly Streets, y eso que su trayectoria en el entretenimiento digital se remonta a la época de las consolas de 8 bits. Teniendo en cuenta que las reglas han cambiado poco o nada, no deja de ser sorprendente que su recepción siga siendo razonablemente cálida entre los aficionados. Pero es ahí donde está la chispa de este tipo de juegos, que se puede aplicar también a los grandes puzles, como el Tetris: siguen divirtiendo.

Sin embargo, lo cierto es que las adaptaciones de los juegos de tablero a los videojuegos no siempre han acabado de cuajar. Las propuestas mixtas, en la forma de títulos como los Mario Party, han ido combinando muy bien el elemento de tablero y el de videojuego puro y duro gracias a la libertad creativa con la que se conciben, pero al afrontar algo como un Monopoly, o un Risk, o el juego que sea, la cuestión está en hasta qué punto se pueden ofrecer cosas novedosas, de videojuego puro, sin que los enamorados veteranos sufran un colapso.

Este Monopoly Streets nos propone movernos por el tablero y adquirir parcelas en las que colocaremos nuestras propiedades, para ir cobrando a los jugadores que caigan en sus casillas, hasta hacernos de oro. Simulador de ayuntamiento español, de mangante cutre venido a más, o fuente de diversión inocente: nosotros no entraremos en la dura polémica que ha castigado al juego en los últimos años, pero lo cierto es que es divertido como pocos juegos de mesa, especialmente si se junta buena compañía, y se entra en la espiral de negociar las reglas (que parece que todo el mundo ha ido adaptando un poco a su manera), y, luego, negociar los embargos.