PEGI +18
Xbox 360Compra Masacre en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
También en: PS3 PC
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: High Moon Studios
Producción:
Distribución: Activision
Precio: 59,95 €
Jugadores: 1
Formato: DVD
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Masacre para Xbox 360

#204 en el ranking de Xbox 360.
#1218 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Masacre para Xbox 360

Carlos Leiva · 28/6/2013
El antihéroe más desquiciado de Marvel protagoniza su primer videojuego en un título cargado de humor, donde la cuarta pared es destrozada sin miramientos y con una jugabilidad mejorable.
GRÁFICOS
7
SONIDO
7.5
TOTAL
7.8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7.5
Versión Xbox 360. También disponible en PlayStation 3 y Ordenador.

En un universo como el de Marvel donde existe una enorme cantidad de personajes asentados desde hace décadas, que uno relativamente nuevo destaque y consiga disparar su popularidad es algo bastante inusual. Pero Deadpool (Masacre en español) no es que sea precisamente un héroe "normal" (perdón, antihéroe). A diferencia del resto, él sabe que es un personaje de cómic y es plenamente consciente de que está dentro de uno, lo que le lleva a romper la cuarta pared constantemente, haya otros personajes cerca suya o no y creando un vínculo muy especial con el lector.

Deadpool protagoniza por primera vez su propio videojuego.
Compartir

Si a esto le sumamos que no puede estarse callado, su predilección por la violencia gratuita, su particular forma de ver el mundo (a la que él mismo ha bautizado como Deadpool visión), sus distintas personalidades, su insana obsesión por las chimichangas, y el humor negro del que hace gala y que tanto le caracteriza, está claro que poco o nada tiene que ver con el resto de habitantes del universo Marvel. Tras habernos horrorizado con su debut cinematográfico como el enemigo principal de la película X-Men Origins: Wolverine (cualquier parecido de ese "ser" con el personaje original es pura coincidencia) y de haber podido jugar con él en algún que otro juego como Marvel vs. Capcom 3 o Marvel Ultimate: Alliance, por fin ha llegado la hora de que protagonice su propio videojuego.

Destrozando la cuarta pared

Los chicos de High Moon Studios han sido los responsables de esta aventura. Tras el sobresaliente trabajo que realizaron el año pasado con el fantástico Transformers: Fall of Cybertron, las expectativas estaban bastante altas, ya que se trata de un estudio que a pesar de algún que otro traspiés, ha sabido demostrar su buen hacer y sobretodo algo muy importante: fidelidad y mucho mimo con el material original de un producto licenciado. Con Deadpool esto último se cumple a rajatabla.

La recreación que se ha hecho del personaje es fantástica. Encontraremos todo lo que un fan de Deadpool podría esperar y más. Desde el mismo momento en el que pulsemos el botón Start nos será difícil aguantar las carcajadas. Si en los cómics se encarga de romper la cuarta pared, aquí literalmente la destroza (algo que es de agradecer, tras ver lo poco que se usa este recurso en su nueva serie de Marvel Now!), y es algo con lo que el estudio de desarrollo ha sabido jugar a lo largo de toda la aventura.

No hay más que ver la introducción del juego para hacernos una idea de lo que nos espera, donde Deadpool no duda en amenazar con unos bonitos paquetes de explosivos a High Moon Studios para que desarrollen un videojuego protagonizado por él (cuya propuesta ha sido escrita en lápices de cera). Esto se traduce en un sin fin de situaciones disparatadas, en las que el Mercenario Bocazas pasa de leerse el guion y modificarlo a su gusto, en las que es regañado por Peter Della Pena (director de High Moon Studios) por gastarse el presupuesto del juego en vídeos con explosivos, en las que nuestro protagonista tiene discusiones con las voces de su cabeza o en las que el propio Deadpool nos echa la bronca por no pulsar el botón que nos indican en pantalla, entre otras muchas que no queremos desvelaros para no arruinaros la sorpresa.

El humor lo impregna absolutamente todo, desde la propia forma de indicarnos los tradicionales QTEs, pasando por las descripciones de los objetos y mejoras, y hasta en la descripción de nuestros próximos objetivos. Es un juego que en ningún momento se toma en serio y que parodia todo lo parodiable, algo que se agradece hoy en día, donde la comedia se ha convertido en un bien escaso. Entre el carisma que desprende este anti-héroe y la sucesión de situaciones y momentos absurdos y disparatados que viviremos, el título consigue engancharnos y divertirnos lo suficiente como para que queramos seguir avanzando y así descubrir qué es lo siguiente que nos espera.