PEGI +16
Xbox 360Compra Fable III en FNAC
Lanzamiento: · Género: Rol
También en: PC
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Lionhead
Producción:
Distribución: Microsoft
Precio: 64.95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Voces: Español
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Fable III para Xbox 360

#201 en el ranking de Xbox 360.
#1226 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Fable III para Xbox 360

Pablo Grandío · 26/10/2010
Pule la fórmula de Fable II y nos embarca en una aventura única para librar al reino de su tirano, y ocupar su lugar.
GRÁFICOS
8
SONIDO
9.5
TOTAL
8.5
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Versión Xbox 360. También disponible en Ordenador.

Tras levantar unas exageradas expectativas con la primera parte, y dejar satisfecho a casi todo el mundo con la segunda, Lionhead Studios y Peter Molyneux vuelven a la carga, tan solo dos años después, con Fable III, una tercera parte continuista en algunas cosas con la anterior, pero que cambia muchas otras. El mundo de Albion sigue siendo el mismo de siempre, manteniendo algunas de las localizaciones del segundo juego, pero avanzando unos años la época. Si Fable II nos situaba en una especie de edad Moderna, pre-industrial, de este reino de fantasía inspirado en Inglaterra, esta tercera parte da el salto a la época industrial y, controlando al hijo del protagonista de anterior juego, tendremos que llevar a cabo una revolución para acabar con el rey Logan, el tirano que domina el reino.

La épica historia se abre a finales de mes.
Compartir
HD

Han pasado 50 años desde que nuestro padre salvase a Albión de su fin, y el reino ha cambiado mucho desde entonces. Aunque sus partes más periféricas conservan todavía ese estilo agreste y místico de anteriores juego, la capital, Bowerstone, es ahora una ciudad industrial, y parte de su paisaje está ocupado ahora por fábricas y otras industrias que fabrican productos. La máquina de vapor se ha instalado en sus puertos, y el modo de vida está cambiando para los ciudadanos, que además se ven agobiados por el estado policial de un rey injusto y opresor. Abunda la propaganda oficial llamando a la unión para la fuerza del país, advirtiendo a los ciudadanos que o se portan bien o serán decapitados (behave or behead, en inglés), y otros mensajes en carteles que homenajean a la propaganda política de extremos de hace dos siglos.

Nuestra misión, como descubriremos en las primeras horas de juego, será convertirnos de nuevo en el héroe que Albión necesita. Ya no como reino amenazado por las fuerzas del mal, sino como sociedad en peligro por culpa de un tirano. Pero es este componente de sociedad lo que entra precisamente en juego como novedad en esta nueva entrega. En anteriores juegos de Fable, nosotros éramos el héroe y teníamos que acabar con la maldad que amenazaba el mundo. El populacho y sus diferentes caciques podían interactuar más o menos, pero daban igual a fin de cuentas. En esta ocasión, todo el sistema de avance del juego, a medida que realizamos aventuras y otras acciones, está determinado por los seguidores que iremos obteniendo.

Como os hemos contado en anteriores ocasiones, el sistema de evolución de personaje de Fable III está mezclado o solapado con el avance a través del juego. Para poder derrocar al tirano, el rey Logan, tenemos que completar un sendero de progreso, que el juego muestra en una pantalla aparte (una especie de "otra dimensión") como metáfora. Se trata de un camino sinuoso que nos lleva al castillo del rey, atravesado por puertas que no podemos abrir hasta conseguir un determinado número de seguidores. A medida que abramos puertas, más cerca estaremos de nuestro objetivo final: convertirnos nosotros mismo en el rey (y, si queremos, tirano).

El juego, por lo tanto, carece de un sistema de experiencia o niveles al uso, sino que todo lo que hagamos nos granjeará seguidores. Evidentemente el juego tiene una serie de misiones "de la historia", que tendremos que ir completando de manera lineal o, al menos, de forma escalonada, y todas estas misiones nos ofrecen un número de seguidores como recompensa. Pero también tendremos que realizar todo tipo de misiones paralelas, de aventurillas extra, o de interacciones sociales, que también hará que ganemos seguidores para nuestra causa. El sistema ético, en el que unas decisiones son buenas y otras malas, sigue presente, pero los seguidores acaparan la mayoría del protagonismo del sistema de evolución del personaje.