PEGI +18
Xbox 360Compra DmC en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
También en: PS3 PC
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Ninja Theory
Producción:
Distribución: Capcom
Precio: 59,95 €
Jugadores: 1
Formato: DVD
Textos: Español
Voces: Español
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
DmC para Xbox 360

#277 en el ranking de Xbox 360.
#1760 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de DmC para Xbox 360

Jorge Cano · 14/1/2013
Dante vuelve a nacer en lo nuevo de Ninja Theory, su mejor trabajo hasta el momento, un gran juego de acción que se sobrepone a las críticas gracias a su pulida jugabilidad y un apartado visual con mucha fuerza y personalidad.
GRÁFICOS
9
SONIDO
8
TOTAL
8.5
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Versión Xbox 360. También disponible en PlayStation 3 y Ordenador.


En el apartado audiovisual, por encima incluso de la narrativa, los de Cambridge ponen a fuego su impronta. Ideas visuales muy atrevidas y originales, gracias al juego que proporciona los dos universos donde se mueve la historia, el limbo y el mundo real. Esto provoca que al movernos en el primero los escenarios se deformen a nuestro paso, veamos palabras escritas que nos desvelan la verdad sobre ciertos aspectos de la realidad, y un uso del color extremo, llevándonos a lo largo del juego por una montaña rusa de imágenes y sensaciones visuales.

Todo se mueve con el Unreal Engine 3, motor al que parece los británicos le han cogido el punto con una tasa de imágenes muy estable -30 fps- y sin apenas rastro de algunos de los defectos clásicos de esta herramienta, como la carga tardía de texturas. El hecho de apostar por 30 en vez de 60 imágenes por segundo era de por sí arriesgado, casi todos los grandes hack and slash han ido asociados a los 60 fps, pero DmC funciona perfectamente a 30 fps, su jugabilidad está pensada para ello, y en ningún momento llegas a echar de menos los 60fps. Hay un equilibrio muy bueno entre un espectáculo visual de altura, y una fluidez de movimientos y un control muy preciso, por lo que se le perdonan ciertas texturas mejorables y escenarios en ocasiones demasiado vacíos.

La banda sonora también va a ser motivo de discordia, ya que en vez de apostar por un score clásico han arriesgado con dos grupos como Noisia y Combichrist, de sonido industrial metal y dark electronic, que por momentos nos recuerdan al dubstep. Música muy cañera y que quizás no escucharíamos en nuestros ratos libres, pero que se acopla perfectamente a la ambientación y la frenética jugabilidad, aportando un plus de frenetismo a los combates. Para redondear este apartado DmC llega a nuestro país con voces en castellano, una buena costumbre que ha cogido Capcom en los últimos tiempos. Y el trabajo en general es muy bueno, con unas voces muy convincentes y esforzadas, solo empañadas por una escena concreta en la que la sincronización está totalmente rota, algo que se ha debido de pasar por alto en los controles de calidad, pero que no estropea el buen doblaje realizado por los actores.

Un nuevo Dante para un gran juego de acción

Ninja Theory y Capcom han conseguido salir airosos de las duras críticas y la incomprensión por parte de los aficionados de la saga Devil May Cry, y han realizado un gran juego de acción y uno de los mejores hack and slash de la generación, que aunque quizás no está a la altura de grandes clásicos del género como pueden ser Bayonetta o Devil May Cry 3, eso no impide que sea muy disfrutable y sin duda un juegazo.

La siempre atrevida visión artística de los británicos y la experiencia japonesa de Capcom se han mezclado a la perfección para crear una visión distinta de una saga que si bien no sabemos si necesitaba algún tipo de reseteo, el resultado nos ha gustado y dejado muy satisfechos. Dejando los prejuicios a un lado, nos parece un juego que es complicado que no guste a un amante de la acción, con una jugabilidad tan pulida, un diseño artístico tan llamativo y un ritmo tan frenético. Todavía es pronto para saber si este nuevo Dante protagonizará su propia saga y tendrá continuidad en los próximos años, pero lo mejor que podemos decir es que nos gustaría volver a disfrutar de sus aventuras en un futuro.