PEGI +16
Xbox 360Compra Dark Souls en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción / Rol
También en: PS3
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: From Software
Producción:
Distribución: Namco Bandai
Precio: 65,95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Dark Souls para Xbox 360

#65 en el ranking de Xbox 360.
#344 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Dark Souls para Xbox 360

Ramón Varela · 8/10/2011
Un juego de ensueño que te perseguirá en tus pesadillas. ¿Estás preparado para el reto de Dark Souls?
GRÁFICOS
8
SONIDO
8.5
TOTAL
9.3
DIVERSIÓN
9.3
JUGABILIDAD
9.3
Versión Xbox 360. También disponible en PlayStation 3.

En nuestro análisis de Demon's Souls comentábamos el curioso caso de ese lanzamiento de FromSoftware. Un juego difícil, duro y poco amigable, no apto para probar durante partidas breves, con unos gráficos no demasiado bonitos –matizamos esto: poco comerciales- y sin un gran título detrás que garantizase ventas millonarias. Y sin embargo, sorprendiendo incluso a Sony, que no apoyó tanto el juego como debería –y así lo reconocieron-, rápidamente se convirtió en un juego de culto, importado por muchos jugones ante la duda de su lanzamiento occidental. La crítica –Vandal Online incluida- lo calificó como sobresaliente y se formó una sólida base de usuarios que dos años después aún siguen disfrutando de esta peculiar experiencia "masoquista".

Prepárate para luchar a muerte contra estas terribles criaturas.
Compartir
HD

Con Dark Souls, esta vez multiplataforma y distribuido por Namco Bandai –quienes se encargaron de traer Demon's Souls a Europa-, sus creadores han tenido posiblemente más libertad e inversión para realizar una secuela espiritual, que no tiene relación en la historia, más ambiciosa que nunca, potenciando lo que más gustó del anterior, entre lo que se encuentra la temida dificultad. Todo lo que te gustó de Demon's Souls lo encontrarás en Dark Souls, incluyendo el peculiar juego online que hace que no podamos hablar de estos títulos como masivos multijugador, ni RPG online, pero sí de acción rolera con colaboración en red, o como nos gusta definirlo: un simulador de combates con mucha personalización.

Dark Souls en principio no inventa la rueda. Es un juego de mazmorras y fortalezas en tercera persona que se basa en el combate y la atmósfera. No hay ciudades con habitantes trabajando en el día a día en su vida cotidiana, ni otro tipo de elementos de rol que te relajen de tu misión principal. Se trata de una fantasía oscura agobiante, que te pone en las botas de un caballero –o la clase que elijas- que ha de enfrentarse a toda una serie de criaturas mitológicas y de pesadilla sin más ayuda que su arma, protección y los reflejos. ¿La historia? No es el centro de atención. Nos cuentan un poco por encima el marco de esta leyenda en la secuencia introductoria, y el resto la iremos componiendo con los comentarios de los pocos supervivientes o moribundos que encontremos en el viaje. Pero no nos interesa el trasfondo de nuestro personaje, el protagonista aquí es el mundo y sus jefes, nosotros somos apenas un diminuto espectador. El juego se las ingenia constantemente para machacarnos como una hormiga, ya sea con la dureza de los enemigos –es muy poco "amigable"- o el imponente tamaño de jefes.

Desde el principio podemos ver la principal diferencia del juego frente a Demon’s Souls, aunque realmente en la práctica no supone un gran cambio. En Dark Souls, nos olvidamos del submundo con portales hacia diferentes zonas, y se opta por un mapa continuo, conectado de manera física. El diseño realmente no difiere mucho, porque tampoco es una extensión al estilo Bethesda, pero ahora todo es más coherente, recorremos el escenario de cabo a rabo, incluyendo las habituales bifurcaciones que nos harán dudar el camino a tomar. ¿Sigues por el camino que parece ser la dirección para avanzar? ¿O te desvías para explorar por un pasadizo algo oculto que podría contener armas u objetos útiles… protegidos por peligrosos monstruos? Aunque el camino suele ser angosto, hay muchas decisiones que tomar en zonas laberínticas y atajos, aunque claro, hay partes bloqueadas que requieren cumplir una tarea o derrotar a un jefe, y otras contienen criaturas que estarán muy por encima de nuestro nivel en ese momento.