PEGI +3
Xbox 360Compra Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 en FNAC
Lanzamiento: · Género: Deportes
También en: PS3 WII PSP
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: EA Sports
Producción:
Distribución: Electronic Arts
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1-4 / Online
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Voces: Español
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 para Xbox 360

#256 en el ranking de Xbox 360.
#1602 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 para Xbox 360

Pablo Grandío · 28/4/2010
El mejor juego del Mundial desde Italia 90 toma la base de FIFA 10, la refina y le da el toque apasionado de las eliminatorias a vida o muerte.
GRÁFICOS
9
SONIDO
9.5
TOTAL
8.8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
9.5
Versión Xbox 360. También disponible en PlayStation 3, Wii y PSP.

Sin sorpresas de última hora, como sin duda habrá en la competición el próximo mes de junio, este juego oficial del Mundial de Fútbol cumple completamente las expectativas. Ahora que FIFA es el mejor juego de fútbol, Electronic Arts ha aprovechado inteligentemente la base de FIFA 10 para adelantar algunas de las novedades y mejoras que tendrá la próxima versión de su juego de fútbol y crear, sin ninguna duda, el mejor juego de fútbol basado en competición oficial alguna desde aquel mítico Italia 90, superando al notable Euro 2008 (que anticipó lo que sería FIFA 09) y poniéndolos los dientes largos ante el próximo FIFA, que saldrá como es costumbre a principios del mes de octubre.

El modo de juego sencillo, para todos los públicos, del juego del Mundial.
Compartir
HD

Copa Mundial de la FIFA 2010, como juego de fútbol, es algo así como un eslabón de la evolución entre el último FIFA y el siguiente, como si en algún momento del proceso de desarrollo EA Sports hubiese dicho "desde aquí", y completase el excelente motor gráfico y de simulación del deporte rey de FIFA 10/11 con un envoltorio mundialista y modos de juego apropiados (de hecho apostamos a que así ha sido). En este sentido, como es de esperar este juego oficial es el mejor juego de fútbol del momento, ya que mejora a FIFA 2010, y ya que jugablemente es prácticamente igual a éste, EA se ha esforzado especialmente en que la ambientación y los modos de juego le den un toque diferenciador.

En lo que a atmósfera se refiere, EA ha intentado darle al juego ese toque emocional que emanan los partidos del mundial, especialmente las eliminatorias, intentando reflejar con cinemáticas de los jugadores, la afición y los entrenadores ese gusanillo que todos los aficionados del fútbol sienten cuando madrugan para ver el partido de cuartos de final de su selección en un continente lejano y están en tensión hasta que cae finalmente eliminada. Los partidos se intercalan constantemente con animaciones del técnico, enfadándose, dando indicaciones a los jugadores o visiblemente nervioso porque no le gusta lo que está viendo. También se ven las reacciones de los aficionados ante goles, faltas peligrosas u ocasiones falladas y, por supuesto, las cinemáticas entre los jugadores también son abundantes; ya lo eran en FIFA 10, pero aquí tienen "ese" toque, ese lado emocional y apasionado de los mundiales.

EA se ha propuesto reflejarlo constantemente para así diferenciar el juego de los (o sus) otros simuladores de fútbol, y lo ha conseguido con creces. Las secuencias cinemáticas son abundantes pero, sorprendentemente, no resultan cansinas, al producirse con el mismo ritmo y en los mismos momentos que planos similares en las retransmisiones deportivas. Un acierto por parte de EA, ya que aunque el juego queda lejos de los niveles de Heavy Rain, Metal Gear o el estándar de "narración cinemática" que se os ocurra, sí es un aspecto original que queda muy bien y logra su objetivo, pese a que la influencia en la jugabilidad sea, evidentemente, nula. Lo que se echa algo más en falta es más variedad en estas reacciones, especialmente las de los entrenadores o el público. A medida que juguemos los partidos nos cansaremos de ver a Vicente del Bosque reaccionar siempre igual, o el escaso repertorio de reacciones de la hinchada. Pero es un buen comienzo.