PEGI +16
Xbox 360Compra Brink en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción
También en: PC PS3
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Splash Damage
Producción:
Distribución: Koch Media
Precio: 64,95 €
Textos: Español
Voces: Español
Online: 2 a 16 jugadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Brink para Xbox 360

#518 en el ranking de Xbox 360.
#3263 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Brink para Xbox 360

Jorge Cano · 10/5/2011
Un original juego de acción en primera persona multijugador que sin inventar nada nuevo aporta algo de frescura al género.
GRÁFICOS
8
SONIDO
8
TOTAL
8.3
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
9
Versión Xbox 360. También disponible en Ordenador y PlayStation 3.

Anunciado en 2009, Brink es el ambicioso proyecto de los ingleses Splash Damage –creadores de Wolfenstein: Enemy Territory y Quake Wars- que gracias a un acuerdo con Bethesda Softworks han podido llevarlo a cabo. Aunque supiéramos de este título desde hace solo dos años, Paul Wedgwood, el director del juego, nos dijo en una charla que pudimos mantener con él hace unas semanas en Utah en el Bethesda Gamer's Day, que es un proyecto largamente acariciado, que lleva diez años en la mente de su equipo, y lo cierto es que se nota. Brink está muy bien pensado, con muchas buenas ideas y correctamente aplicadas, ninguna revolucionaria es cierto, pero coge muchos de los conceptos de diversos shooters multijugador de los últimos años y los aplica en un producto apenas sin fisuras.

Mezcla acción, parkour, historia y multijugador.
Compartir
HD

A un aficionado al género todo lo que explicaremos no le sonará a nuevo, coge un poco de aquí y de allá, desde la propia serie Enemy Territory de los mismos creadores, hasta el sistema de movimiento de Mirror's Edge, pero recordando sobre todo al juego en equipo y el sistema de clases del Team Fortress 2 de Valve. Pese a esto, mezcla todos sus elementos de una manera que hace que el cóctel sepa a algo nuevo y original, y aunque sus ingredientes ya los hemos probado antes por separado, en esta combinación nos resulta todo bastante fresco. Es un juego complicado de abordar –menos si se es muy aficionado al género claro-, ya que nos inundan con multitud de conceptos nada más comenzar y cuesta asimilarlos todos de golpe. Además, la manera de introducirnos no nos parece la más acertada, a través de unos largos vídeos explicativos –que habéis podido ver en las últimas semanas-, y hubieran sido más acertados unos tutoriales interactivos, en los que se nos fueran enseñando las mecánicas jugables a la vez que las pusiéramos en práctica.

Esto es como cuando ibas a clase y un profesor de matemáticas explicaba un concepto demasiado complejo, y todo el mundo asentía afirmativamente con la cabeza al preguntar este si los alumnos lo habían entendido, cuando realmente pocos se habían enterado. Hasta que no ponías en práctica lo explicado, no lo entendías realmente, y algo parecido ocurre con Brink. Cuesta comenzar, y más que por tragarnos los largos vídeos –a cuya visualización ayuda la agradable voz de la narradora-, aprendemos a jugar a base de práctica. Aunque no es de extrañar que después de llevar una horas jugando descubramos todavía algo nuevo, hay algo contradictorio, y es que una vez que comprendemos todas la mecánicas y los conceptos del juego este demuestra no ser tan complejo y profundo como parecía en un principio, y jugando solos es fácil caer en la monotonía y el aburrimiento, aunque claro, no está hecho precisamente Brink para jugar de esta manera, y demuestra todo su potencial cuando jugamos 16 personas a la vez, ocho en la Resistencia y otros tantos en la Seguridad.

Una ciudad y dos maneras opuestas de entenderla

La historia es bastante anecdótica –como nos temíamos-, y se narra de manera tímida en pequeñas secuencias al comienzo de las misiones, pero sirve para proporcionarnos dos campañas, de diez misiones cada una, y dos puntos de vista de los hechos, algo que resulta muy interesante. El Ark, una ciudad autosuficiente y flotante sobre el mar en algún momento futuro, fue creciendo cada vez más, aislándose del mundo, hasta que llegado un momento dejaron de llegar más barcos, lo que indicaba que nada bueno debía haber pasado en el resto del planeta, algo que no se nos llega a explicar directamente pero de lo que se nos va dando pistas a lo largo del juego. Esta ciudad se fue deteriorando y se acabó dividiendo, por un lado la gente más pobre, que vive en chabolas, con enfermedades y sed, lo que hace surgir el movimiento de la Resistencia, que quiere hacerse con el poder y buscar vida fuera del Ark. Por otro lado la Seguridad, que afirma que lo que se necesita es orden para sobrevivir, que defiende el poder establecido -que sí cuenta con vacunas y agua potable suficientes-, por tanto, ¿salvarás el Ark o escaparás de ella?