PEGI +12
Xbox 360Compra Awesomenauts XBLA en FNAC
Lanzamiento: · Género: Xbox Live Arcade / Acción / Plataformas
También en: PC
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Ronimo Games
Producción:
Distribución: Xbox Live
Precio: 800 Microsoft Points
Jugadores: 1-3
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: hasta 6 jugadores
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Awesomenauts XBLA para Xbox 360

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Awesomenauts XBLA para Xbox 360

Ramón Varela · 4/5/2012
Las batallas multijugador saltan a las 2D en lo nuevo de Ronimo Games.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
7.2
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión Xbox 360. También disponible en Ordenador.

La quiebra de DTP Entertainment, editora de Awesomenauts, no ha impedido que finalmente el juego de Ronimo Games vea la luz en la fecha prevista en la distribución digital de Xbox 360 y PlayStation 3. La desarrolladora de Swords & Soldiers y de Blob –como Banana Games- vuelve a apostar por las 2D como en su último trabajo, muy de estética Flash pero no tan simple como puede aparentar a simple vista. No se trata de un juego de plataformas retro con gráficos limpios, Awesomenauts es un batiburrillo de ideas e influencias centrado en la diversión competitiva. ¿Te imaginas cómo habrían sido los títulos multijugador en la era de los 16 bits si Internet hubiese estado tan presente como hoy día? Pues seguramente como este juego.

El nuevo juego de Ronimo Games y DTP Entertainment.
Compartir
HD

La presentación inicial recuerda inevitablemente al estilo de las series animadas ochenteras llegadas de Estados Unidos tipo Halcones Galácticos, con un vaquero espacial rodeado de un elenco de no menos extraños seres. No hay nada demasiado original en el argumento, el cual es tan simple como que aceptamos encargos para sabotear a enemigos, pero claro, el enemigo también cuenta con sus propios mercenarios listos a plantar batalla. Teniendo en cuenta que carece de modo campaña en solitario, Awesomenauts consigue bastante carisma por ese parecido razonable con el diseño de esos programas que vimos en televisión, siempre y cuando te haya tocado vivir esa época –de lo contrario será un galimatías chirriante-. Científicos, monos, robots, etc. que representan las seis clases disponibles para elegir, cada uno con características de ataque diferentes aunque todos preparados para hacer su trabajo: derrotar al bando enemigo.

Jugablemente este título recoge las ideas del multijugador visto en muchos lanzamientos de acción en primera o tercera persona, pero lo traslada a la bidimensionalidad en guerras tres contra tres. El colorido puede engañar, porque es tan "duro" como en el juego más hardcore que tengas en tu colección, e incluye muchos elementos que vas a reconocer al instante: una base que defender, torretas de protección y un bando opuesto que intenta hacer lo mismo que tú en el mapa, destruir la excavación de un valioso material del otro equipo. La lucha está servida en unos escenarios en los que además de los jugadores también habrá criaturas autóctonas, unas indefensas y otras más peligrosas, y unos pequeños robots de escasa inteligencia artificial que servirán como distracción a las torretas, son débiles pero su función es la de darte unos cuantos segundos de vía libre para dañar los obstáculos que se interponen en tu misión –y es que acercarte a una torreta a pecho descubierto supone tragar mucho plomo-.

El desarrollo de una partida no puede ser más similar al de otros juegos de acción, comienzas cayendo desde una nave al planeta en una cápsula. Una vez en el mapa, tienes acceso a una tienda de mejoras para la partida, que se compran recogiendo dinero o puntos con objetos del escenario o derrotando enemigos. Hay muchas formas de obtener Solar –la moneda que se usa-, empezando porque los bloques esparcidos por el escenario se regeneran pasado un tiempo, e incluso durante la caída de tu cápsula tras una muerte cosechas más. Es decir, que muy mal lo tienes que hacer para que no puedas comprar varios extras a tu personaje a los pocos minutos, que dependiendo del elegido contará con unas habilidades propias: el vaquero por ejemplo puede invocar a un toro y lanzar dinamita, mientas que un ¿camaleón? lanza su lengua para atraer y golpear a los rivales, además de crear un clon falso; y hay un robot capaz de dar mordiscos e inmolarse en una explosión. Estas habilidades se pueden ir potenciando, de manera que luego el toro causa más daño o al utilizar la lengua conseguimos robar algo de vitalidad.