RSSYoutubeTuentiBúscanos en Google+
Noticias
Análisis de Funky Barn para Wii U
Lanzamiento: · Género: Simulación
Ficha técnica
Desarrollo: Tantalus
Producción:
Distribución: 505 Games
Precio: 49,95 €
Jugadores: 1-2
Formato: Wii U Optical Disc
Comunidad
Nota de los usuarios: Funky Barn para Wii U 6
1 valoraciones
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

PEGI +3
Compra Funky Barn en FNAC
Avances

Análisis

Trucos
Vídeos

Análisis de Funky Barn para Wii U

La vida en el campo puede ser muy movida, aunque corta de opciones.

Sara Borondo · 6/2/2013
Gráficos:
5 Jugabilidad:
5
Nota final: 6
Sonido:
6 Diversión:
6.6

El lío de construir vallas y sendas


Pero toda moneda tiene también su cruz. Para mantener a tus animales separados deberás construir vallas, y para que las máquinas cumplan su cometido será necesario que establezcas sendas. Ambas cosas son un poco complicadas de manejar y te distraerán demasiado de la gestión adecuada de los animales. Es uno de los aspectos del juego más farragoso y que frena el ritmo de la gestión de recursos.

Funky Barn

La complicación de las vallas y las sendas se ve potenciada por el sistema de control. Puedes utilizar los botones o la pantalla táctil para manejar el juego, pero rápidamente queda claro que la táctil es una opción más adecuada, pero no puedes prescindir del todo de los botones. El problema está en que todo queda a medio camino entre la televisión y la pantalla del mando. En esta última se ve la granja como bocetada, con la silueta de animales y estructuras.

Funky Barn es un ejemplo de cómo las empresas se pueden acabar liando con las posibilidades del GamePad. Si vas a hacer una valla desaparece del GamePad cuando la sitúas en un punto en el que puedes colocarla, de forma que debes mirar a la televisión para verlo.

Si entras en el mapa lo ves en la táctil, pero en la pantalla de la televisión es donde te aparece el número de animales que tienes de cada especie. Es algo molesto tener que combinar botones y táctil al tiempo que miras la pantalla de la televisión y la del mando. Sí está bien empleado el uso del giroscopio: inclinar el mando adelante y atrás llena comederos y bebederos y hacia los lados sirve para arreglar máquinas.

A veces los animales se saltan los cercados para caer al agua, de donde debes rescatarlos a mano, o porque salen por error. Cuando estableces los cercados y colocas las máquinas debes tener cuidado, ya que si las ubicas demasiado cerca de la valla cuando escupa a los animales después de ordeñarlos o esquilarlos los puede lanzar fuera y antes de que te des cuenta tendrás que ir recogiendo vacas y ovejas perdidas y sedientas por la granja.

Aunque no pararás de dar de comer, abrir nuevos cercados, plantar árboles, subir de nivel las máquinas, aumentar el número de terreno fértil… el juego se antoja corto de opciones. En la construcción libre de granjas puedes seleccionar tres tamaños de granja.

Hay otro apartado, Desafío de Granja, con otros tres niveles de dificultad. Pero no está claro qué objetivos debes conseguir y todo queda en unas indicaciones genéricas. Tampoco es difícil llegar a la conclusión de que debes poner en orden todo aquello que está roto y mejorar la productividad de la granja, pero no estaría de más indicar los objetivos.

Funky Barn

Esas dos opciones es todo lo que ofrece el juego, y, aunque supone buenos ratos de juego, se antoja poco para el precio de Funky Barn. El juego sabe enganchar al jugador y no podrás abandonar la partida hasta conseguir las siete especies –y no será tan sencillo-.

Funky Barn es uno de esos juegos que no despierta grandes pasiones hasta que llega una tarde que nos sabes qué hacer y acabas jugando de forma compulsiva sin poder soltar el GamePad. Cuando te acostumbras a lo más negativo del control estarás atendiendo las necesidades de tu granja durante horas.

AnteriorPrimera 1 2

Síguenos

Últimos análisis de juegos para Wii U