PEGI +7
WiiCompra Sonic y los Anillos Secretos en FNAC
Lanzamiento: · Género: Plataformas
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Sega
Producción:
Distribución: Sega
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1-4
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Voces: Inglés y japonés
Opción 60Hz: Sí
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Sonic y los Anillos Secretos para Wii

#203 en el ranking de Wii.
#3377 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Sonic y los Anillos Secretos para Wii

Daniel Escandell · 15/3/2007
La mascota de Sega hace su entrada en Wii adelantándose al fontanero. Sonic siempre ha sido muy rápido, y ésta no es una excepción.
GRÁFICOS
8
SONIDO
7.5
TOTAL
8
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8
Versión Wii.

Sega ha preparado el desembarco de su mascota, Sonic, en las consolas de nueva generación con dos títulos bien diferentes. El primero ha sido el juego para Xbox 360 y PlayStation 3 (que saldrá en Europa junto con la consola), y ahora le toca el turno a Wii con Sonic y los Anillos Secretos un juego que tiene importantes diferencias con respecto al título lanzado en las otras dos consolas.

http://www.youtube.com/watch?v=ATsaQUtAb2I|Primera fase

El juego se ha adaptado al sistema de control que puede proporcionar la consola de Nintendo y, además, su diseño es sustancialmente diferente, estando ante un juego en el que la velocidad será el elemento dominante, muy por encima de la exploración y los toques aventurescos. Sega parece haber buscado ofrecer una experiencia de juego abiertamente diferente a la de las últimas entregas de los juegos de la saga, lo que se nota en la ambientación de las que serán las primeras fases del juego, con unos toques arábigos muy marcados. Pero habrá que ver cómo funciona todo el conjunto, claro.

Lo primero que nos va a llamar la atención es la ambientación, muy alejada de las praderas verdes que daban la bienvenida en casi todos los juegos de la saga a los jugadores, o de los ambientes más urbanos que también han predominado en otros juegos más recientes. La premisa aquí es que una genio de un anillo mágico, Shahra, se presenta ante el erizo azul para salvar el mundo del libro de las Mil y Una Noches, amenazado por el maligno Erazor Djinn, así que a Sonic no le queda más remedio que prestarle ayuda para intentar salvar al mundo de esa amenaza que se cierne sobre toda la esencia de los cuentos. La narrativa del juego es definitivamente negligente, no por su presentación, que busca emular las ilustraciones –estáticas- de un libro, sino porque es lenta y torpe, cortando la acción en exceso. Siempre nos las podemos saltar, claro, al fin y al cabo hay que reconocer que el arco narrativo no es ni mucho menos lo importante, pero ya que está, tendrían que haberlo hecho bien. Del mismo modo, al juego le cuesta entrar en materia, con un tutorial forzoso nada integrado en el juego, muy cuarteado al enseñarnos a hacer las acciones básicas de manera independiente, sin relación entre ellas, en un pasillo muy bonito con una textura de hojas de libros por el suelo. Es, la verdad, desalentador.

Sin embargo, todo cambia en cuanto empieza el juego de verdad. Y además va mejorando según avanzamos en él. Habrá que superar una primera impresión que no creemos que sea excesivamente en muchas personas para descubrir que Sonic y los Anillos Secretos esconde, más allá de ese cuestionable planteamiento de la primera media hora –o más- de juego, un buen diseño.

Las fases se estructuran en siete grandes mundos (más el tutorial, que una vez superadas las ocho fases iniciales se irá abriendo poco a poco) de diferentes ambientaciones, por lo que toda esa atmósfera inicial que parece anunciar un juego monotemático (lo que no tiene que ser, necesariamente, ni malo ni bueno) nos irá presentando un mundo prehistórico, con dinosaurios enormes, unas ruinas flotantes, un mundo de piratas, etc. La ambientación es, por norma general, muy buena, pero sin duda el final del juego, del que no os vamos a hablar por razones obvias, representa uno de los entornos visuales más elaborados y sorprendentes que hasta el momento se han podido ofrecer en Wii. El juego no mantiene una tónica tan espectacular en todo su desarrollo, pero desde luego el cierre es muy bueno y el desarrollo vale la pena.

Cada mundo se divide en múltiples fases que plantean todo tipo de retos, siendo el primero recorrer el nivel desde el principio hasta el final. A partir de aquí, según lo hagamos, se irán abriendo nuevos retos, como recolectar objetos, ya sea una cantidad determinada de anillos u otra cosa, correr contra el reloj, no matar a un ningún enemigo, no romper ciertos objetos, etc. Por supuesto, en esta tónica se incluye, tarde o temprano, el derrotar al jefe final. El planteamiento es algo diferente a los juegos de Sonic, y combina fases de desarrollo largo con otras más cortas, componiendo una amplia variedad de situaciones que desde luego le sientan muy bien al erizo. Y sí, algunas fases las recorreremos quizás más de diez veces, pero la manera de plantear los retos que lanza el juego hace que no haya sensación de repetición. En este sentido, el juego destaca sobre algunas de las últimas entregas de la saga, que quizás no habían conseguido definir con acierto su desarrollo.