PEGI +16
WiiCompra Silent Hill: Shattered Memories en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción / Aventura
También en: PSP PS2
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Climax
Producción:
Distribución: Konami
Precio: 49.95 €
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Silent Hill: Shattered Memories para Wii

#89 en el ranking de Wii.
#1404 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Silent Hill: Shattered Memories para Wii

Macarena Mey · 24/2/2010
Adéntrate en tus pesadillas y encuentra a tu hija.
GRÁFICOS
9.2
SONIDO
8.5
TOTAL
8
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
8
Versión Wii. También disponible en PSP y PlayStation 2.

En la época de la primera PlayStation se puso de moda el género de los juegos de miedo, siendo el primero de los títulos conocidos Resident Evil, un juego en el que la tensión venía por parte de zombis que poblaban una mansión llena de trampas. En ese juego, el miedo estaba más basado en sustos y en la escasez de munición, por lo que muchos recibieron con los brazos abiertos a otra saga que ofrecía un terror más psicológico: Silent Hill. El primer juego de la saga, también para la primera consola de Sony, nos ponía en la piel de un padre que, yendo de viaje con su hija de siete años, sufría un accidente y perdía el sentido. Al depertar descubría que su hija no estaba y debía internarse en el terrorífico pueblo de Silent Hill, que guardaba monstruos y una historia con más de un giro argumental.

Revive el origen de la saga desde una visión completamente fresca.
Compartir
HD

En aquel juego podíamos enfrentarnos a criaturas grotescas a las que nos adelantábamos gracias al sonido que hacía una vieja radio que encontrábamos. De esta forma, el estar pendientes de este aparato era parte de la tensión del juego, pues muchas veces sabíamos que ahí había un enemigo, pero no podíamos verlo. Otro detalle muy importante del juego y que repetiría en posteriores títulos de la saga (además del pueblo en sí) era la dimensión pesadilla, una dimensión alternativa en la que el entorno que nos rodeaba cambiaba como si nos encontrásemos en el mismísimo infierno. Ahora, algo más de diez años después, nos llega por parte de la gente de Climax (desarrolladores de Silent Hill Origins) una reinterpretación de la primera parte de la saga, con la que comparte ciertos elementos, aunque intenta innovar.

La misma historia, distinto desarrollo

La historia del juego comienza en el mismo sitio que el original: Harry Mason sufre un accidente cerca de Silent Hill. Cuando recobra el conocimiento descubre que su hija Cheryl ha desaparecido y decide adentrarse en la ciudad para buscarla. En su camino se encontrará con distintos personajes, algunos que parecen querer ayudarnos y otros que nos harán replantearnos muchas cosas, y un mundo helado en el que unas extrañas criaturas tratarán de atraparlo. Entre medias de la historia, y como novedad del juego, tendremos unas sesiones con un psiquiatra que tratará de descifrar que se encuentra detrás de nosotros. Para ello nos harán una serie de cuestionarios que tratarán de descifrar nuestro perfil y de paso tendrán ciertas repercusiones en el desarrollo del juego. En general la historia es bastante interesante y con un giro final que nos dejará bastante sorprendidos.

El juego se divide en dos partes totalmente diferenciadas. Por una parte tenemos la parte de exploración en la que debemos ir avanzando por escenarios prácticamente vacíos (y desolados) mientras buscamos el camino y de vez en cuando, debemos detenernos para encontrar una llave que abra una puerta cerrada. En estos momentos podremos buscar también "ecos", restos de vivencias que han ocurrido en ese lugar. Así, cuando nos acercamos a uno de estos ecos, nuestro teléfono móvil (del que hablaremos más adelante) empezará a sufrir interferencias hasta que nos acercamos lo suficiente, momento en el que seremos testigos de una especie de polstergeist (totalmente inofensivo para nuestro personaje) y recibiremos un mensaje, ya sea de voz o escrito, que reflejará lo vivido en ese lugar.

Otra forma de ponernos en contacto con ese mundo será a través de nuestra cámara de fotos, y es que si la usamos en los lugares adecuados, podremos tomar una instantánea de un espíritu (y recibir a continuación un mensaje). Encontrar estos ecos es interesante y hace más llevadero el desarrollo de las partes de investigación, que puede llegar a resultar aburrido en ciertos momentos, aunque se echa en falta que su aparición no sea más constante, ya que hay ciertos períodos durante el juego en los que no hacen acto de presencia.