PEGI +3
WiiCompra ColorZ WiiW en FNAC
Lanzamiento: · Género: Acción / Puzle
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Exkee
Producción:
Distribución: WiiWare
Precio: 700 puntos
Jugadores: 1-3
Formato: WiiWare
Textos: Español
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
ColorZ WiiW para Wii

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de ColorZ WiiW para Wii

Cantidades ingentes de virus desafían nuestras tareas de limpieza.
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
TOTAL
7
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Versión Wii.

Con una propuesta idónea para el sistema de distribución digital de la máquina de Nintendo, absorber colores en una mecánica aparentemente sencilla puede dar lugar a verdaderos retos para nuestros reflejos. Bajo esta premisa nada primeriza, Colorz aterriza sin miedo tras el creciente escaparate de Wiiware, invitando a nuestros cerebros a no bajar la guardia ni un segundo y convertirnos en los más rápidos del oeste espacial. Firmes a los mandos de nuestra nave, la pigmentación de una burbuja puede significar el fin.

Un nuevo juego descargable para WiiWare. Tráiler de ColorZ.
Compartir
HD

Peligros de colores

Sin apenas preámbulos y directos al lío, la pantalla de inicio del título dará paso a la selección de modos disponibles, pudiendo participar hasta un total de 3 jugadores simultáneos en un mismo nivel. En lo que respecta al modo para un solo jugador, el título de exkee nos permitirá crear hasta un total de 5 perfiles distintos, pudiendo batir nuestras propias puntuaciones sin perder de vista las bonificaciones de nuestros amigos.

Así, a través de un dedo alienígena a modo de puntero (claramente similar al del famoso personaje ET creador por el maestro Spielberg), podremos seleccionar el primer nivel del mundo inicial, lo que nos llevará de pleno a la desafiante experiencia que está a punto de comenzar.

Allí, un misterioso alienígena de forma humana y equipado con unos ojos que cambian de color se encargará de darnos las instrucciones necesarias para iniciar la marcha. La idea pues, residirá en controlar una pequeña nave de un color en concreto, mediante la cual podremos absorber única y exclusivamente los virus que compartan nuestra misma tonalidad. A través del puntero del wiimando, la nave se dirigirá hacia la posición de la pantalla a la que apuntemos, teniendo que esquivar a todos los enemigos de un color diferente al nuestro y sin descuidar uno de los primeros ítems del juego, representado por un corazón gigante, y que nos otorgará otra vida extra a nuestro contador. En este sentido, cada vez que colisionemos contra alguna burbuja de pigmentación distinta a la de nuestra nave, sufriremos una descarga eléctrica a modo de penalización, restándose una vida en nuestro número de intentos.

Reservado para los más intrépidos, podremos acercar la nave al límite de un adversario de color distinto, viendo como los propulsores de nuestra máquina rozan la burbuja y la puntuación sube sin cesar. Por supuesto, un mal movimiento del wiimando y nuestro pulso nos recordará como al jugar con fuego, la heroicidad se termina quemando.

Tras esquivar lo peligroso y absorber lo apropiado, una nave flotante representará el final del nivel, pudiendo aterrizar sobre la misma para tomarnos un merecido respiro. Con ello, el sistema nos bonificará en función de los enemigos liquidados, el tiempo que hayamos tardado en completar la misión, así como los movimientos encadenados o el tiempo máximo que hayamos aguantando rozando a las burbujas de distinto color.

http://www.vandal.net/media/10488/20095413427_1.jpg

Extra de locura

Superada la primera toma de contacto, nuestro mostachudo amigo de los ojos saltones nos informará acerca de la irrupción de una segunda nave, provista de un color diferente, y controlable a través de la palanca del nunchaku. Desperdigados por ese segundo nivel, el hecho de controlar dos naves disparará la creciente dificultad de la aventura, mirando de coordinar cada ovni para ir abriendo caminos por los que pasar. De esta forma, nos toparemos con ítems que nos permitirán cambiar a las naves de color, pudiendo incluso fusionar ambas y crear así una tonalidad compuesta.

No en vano, centenares de virus se interpondrán en nuestro camino, formando estructuras circulares o alargadas que nos pondrán en más de un aprieto, máxime cuando los objetos de la zona nos obliguen a modificar los colores de las naves en cuestión de segundos.

A modo de ayuda, podremos bloquear la nave principal con tan solo pulsar el botón C, congelando su avance en un punto determinado de la pantalla y facilitando la situación en los tramos más complicados del nivel.