PEGI +12
PSVITACompra Ys: Memories of Celceta en FNAC
Lanzamiento: · Género: Rol
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Falcom
Producción:
Distribución: Namco Bandai
Precio: 39,95 €
Jugadores: 1
Formato: Tarjeta
Textos: Inglés
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA:
Ys: Memories of Celceta para PSVITA

#45 en el ranking de PSVITA.
#1620 en el ranking global.
ANÁLISIS

Análisis de Ys: Memories of Celceta para PSVITA

Sancho Canela · 17:35 21/2/2014
Action RPG de calidad para PSVita. El regreso a Celceta.
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
8.5
TOTAL
8.8
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Versión PSVITA.

La saga Ys es conocida, es innegable, pero quizá no lo sea tanto como la calidad que atesoran sus entregas. Desde 1987 lleva Nihon Falcom deleitándonos con títulos que si bien no tienen los valores de producción de otras sagas de rol japonesas, sí que tienen unos sellos de identidad que han mantenido durante todos estos años, la diversión, la dificultad y una música que ya quisieran las grandes superproducciones.

Ys llega a Estados Unidos.
Compartir
HD

Como siempre, tomamos el papel de Adol Christin, ese chico pelirrojo que de un modo u otro acaba envuelto en una aventura de proporciones épicas. La historia comienza cuando Adol despierta en Casnan incapaz de recordar nada, con la única pista de haber sido visto en el bosque de Celceta. Nos embarcaremos en la tarea de explorar y hacer un mapa del bosque de Celceta a la vez que recuperamos nuestros recuerdos y averiguamos quién somos. El argumento de este Ys sigue la tendencia de las demás entregas de la saga, y nos presenta una historia correcta con unos giros argumentales no demasiado sorprendentes. Sin embargo la historia y diálogos cumplen perfectamente con su cometido, que no es otro que el de hacer al jugador empatizar con los personajes y de algún modo enlazar las diferentes fases del juego.

También sirven de excusa para presentarnos a los personajes que formarán nuestro grupo y que podremos ir alternando a medida que avancemos en el desarrollo. Lo más importante es que pese a que la historia no sea muy elaborada, no entorpece ni provoca parones graves en las transiciones que crea entre los momentos de acción pura. Hay además del argumento lineal de la historia ciertos recuerdos que podremos recoger para conocer el pasado de Adol y que nos proporcionarán una subida permanente de alguna característica concreta. Como en el resto de juegos de la saga, Adol no habla directamente y esto implica que sea el típico personaje de RPG sin carácter definido, dicen para que el jugador empatice con él, aunque esto es discutible. El caso es que el argumento no estorba nada y está ahí como un elemento más integrado en el conjunto del juego, sin que parezca una mera excusa.

Ys: Memories of Celceta es un action RPG frenético y muy arcade en su planteamiento, aunque más asequible para el jugador que por ejemplo Ys: Seven. La entrega a la que más se parece en su sistema de combate es a esta última, pero con cambios significativos y evoluciones en su concepto. Contamos con botones de ataque, bloqueo, esquive, cambio de personaje, además tenemos R para hacer combinaciones con estos botones y ejecutar habilidades especiales y un ataque especial que se hace con L. Con Seven comparte las mayoría de funciones, pero mientras que por ejemplo en Ys: Seven no podemos bloquear permanentemente, aquí sí que podemos hacerlo. El botón de bloqueo en Celceta funciona dejándolo pulsado y no nos obliga a coordinar el ataque enemigo con la parada, aunque lo premia otorgando un bonus posterior.

Metacritic

Últimos análisis PSVITA

Análisis
2014-11-24 13:40:00
Sin grandes revoluciones pero con nuevos temas y toda la diversión del original. Un juego pensado especialmente para los fans de Miku.
Análisis
2014-11-14 10:48:00
La serie sigue creciendo año tras año en calidad técnica y mantiene la magia pese a contradecir sus inicios.
Análisis
2014-11-10 16:11:00
La remasterización del genial Tales of Hearts llega a Occidente. Todo un indispensable para aficionados al rol.
Análisis
2014-11-06 22:41:00
Este particular indie vuelve mejor que nunca, siendo tremendamente adictivo, pero perdiendo el factor sorpresa.